Galletas de avena

También puedes variar la preparación de las galletas de avena e incluir chispas de chocolate, frutos secos o mezclar ambos para darles tu toque personal

Más que un postre, estas galletas de avena son aliadas en la digestión, ricas y crujientes podrás comerlas sin remordimiento.

Las galletas de avena funcionan muy bien para llenarnos de energía sin abusar de los carbohidratos. Son un dulce sano ya que poseen menos azúcares y harinas que las galletas tradicionales. En su lugar, contienen fibra.

La avena se usa como sustituto de las harinas. Las galletas de avena pueden servir de merienda. Además puedes cargarla en tu mochila y comer cuando y donde quieras.

La avena es un cereal rico en vitaminas y minerales. Alta en cinc, calcio, fósforo y vitaminas B1, B2, B3, B6 y E, contiene un alto porcentaje de grasa vegetal y fibra lo que la convierte en un aliado de la digestión. La avena contiene cantidades pequeñas de gluten, aspecto que debes considerar si eres celiaco.

Este cereal no solo es un alimento nutritivo y energizante, sino que es altamente rendidor y de fácil cosecha, por tanto, debemos considerarla en mayor medida en nuestra dieta. Su producción actualmente es principalmente destinada para el consumo del ganado. Sin embargo, es el séptimo cereal más cosechado en el mundo, por lo que quienes abogan por una alimentación más sostenible, promueven su consumo.

Ingredientes para hacer galletas de avena

nueces galletas Andurinha

  • 300 gramos de harina de trigo
  • 250 gramos de avena en hojuelas
  • 250 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • Tres huevos
  • 400 gramos de azúcar morena
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • Una cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Una cucharadita de canela (al gusto)
  • Una pizca de sal

Cómo hacer galletas de avena

  • En un bol mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar morena.
  • Luego une todos los ingredientes secos tamizados e incorpóralos a la mezcla.
  • Une muy bien y procede a añadir uno a uno los huevos. Añade ahora la esencia de vainilla.
  • Reserva las hojuelas de avena para el final. Incorpóralas y mezcla muy bien hasta que la masa de galletas de avena esté compacta.
  • Con la yema de los dedos, amasa hasta que la mezcla tenga una consistencia suave.
  • Deja reposar la masa por media hora antes de comenzar a armar las galletas.
  • Precalienta el horno a 180ºC.
  • Toma una bandeja para hornear galletas y engrásala con un poco de mantequilla y luego una capa de harina, esto evita que las galletas se peguen.
  • Toma la masa y dale los toques finales amasando en una superficie enharinada y lisa.
  • Ahora toma pequeñas bolas entre tus manos, dale formas circular y colócalas en la bandeja aplanando un poco. Si tienes un corta galletas, puedes estirar con un rodillo la masa hasta que tenga un centímetro de grosor y luego cortar con la forma deseada.
  • Cuando estén listas las galletas, colócalas en la bandeja cuidando que quede espacio suficiente entre ellas, para que puedan crecer dentro del horno sin problemas.
  • Al momento de darle forma a la masa, procura que todas sean lo más parecidas posibles.
  • Hornea las galletas de avena por 15 minutos o hasta que estén doradas. Luego retira del horno y déjalas reposar unos minutos más.
galletas mantequilla y pepitas chocolate

Estas galletas de avena pueden conservarse por mucho tiempo

Con las proporciones de ingredientes que te hemos dado, puedes hacer hasta 60 galletas de avena, que además puedes mejorar o dar otro sabor añadiendo chispas de chocolate a la masa o añadiendo además frutos secos.

Estas galletas son deliciosas acompañadas con un vaso de leche. Una buena manera de darle cereales a nuestros hijos y además tan fáciles de hacer, que podremos sumarlos a la preparación de esta merienda.

Imagen cortesía de EvaSan.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar