Gárgaras de bicarbonato y agua, una solución perfecta para curar y limpiar la garganta

El dolor de garganta provoca irritación y en ocasiones picazón, esto dificulta el tragar, beber y hablar. Generalmente desaparece por sí solo en unos días. Mientras tanto, te sugerimos algunos tratamientos para aliviar tu garganta.

Cuando sufrimos de enfermedades -como el resfriado- que nos afectan la garganta, un remedio natural, rápido y eficaz es hacer gárgaras de bicarbonato sódico y agua, ya que esto nos ayudará a limpiar la zona y aliviar el dolor.

Un complemento para la limpieza bucal es realizar gárgaras utilizando algún enjuague. Si Reclinamos un poco la cabeza hacia atrás, se desplaza el líquido a la parte posterior para hacerlo burbujear. Comúnmente, se hacen gárgaras con la finalidad de limpiar la zona de la faringe.

Existen otros beneficios al hacer gárgaras, como:

  • Eliminar la placa en los dientes
  • Obtener un aliento fresco
  • Aliviar síntomas de resfriado
  • Aliviar dolor de garganta

En este artículo se hablará sobre algunas propiedades y beneficios del bicarbonato de sodio, sobre todo, cuando se usa como enjuague bucal y cómo es que limpia y mantiene sana nuestra garganta.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una sal formada por hidróxido sódico derivada del ácido carbónico, la cual contribuye al equilibrio ácido y base del organismo. La fórmula química con la que se representa al bicarbonato de sodio o Hidrogenocarbonato de sodio es: NaHCO3.

Se trata de un polvo blanquecino que crea una reacción alcalina al contacto con el agua para luego disolverse completamente.

El Bicarbonato de sodio es muy fácil de encontrar en cualquier tipo de supermercado, una de sus ventajas es que no resulta tóxico al ingerirlo, razón por la que se usa como polvo para hornear en la elaboración de diversos postres.

Son miles y variados los usos para los que es útil el bicarbonato sódico, algunos ejemplos son:

  • Repelente de malos olores
  • Limpieza de trastes y enseres de cocina
  • Limpieza de superficies
  • Quitamanchas
  • Limpieza de frutas y verduras
  • Exfoliante para rostro y manos
  • Ingrediente en mascarillas para rostro y cabello
  • Limpieza de cepillos y brochas de maquillaje
  • Antiácido
  • Control de plagas

También resulta ser un gran aliado para mantener la higiene bucal, ya que resulta ser un práctico ingrediente para blanquear los dientes de manera natural, así como para elaborar una pasta dental casera.

Esto se debe a que gracias a sus componentes otorga un aliento fresco además de prevenir y eliminar la presencia de sarro y de caries.

Y así como limpia y cuida de los dientes, lo mismo sucede con la garganta.

Visita este artículo: Las 5 mejores soluciones de limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre

Alivio para la garganta

dolor-de-garganta

En las épocas del año donde las temperaturas son bajas, y los aires fríos son cada vez más fuertes, resulta usual encontrarse en situaciones de resfriados, donde el dolor de garganta así como la congestión nasal son los síntomas que más se presentan.

Seguramente, alguna vez experimentaron un episodio donde han contraído un resfriado y sienten la parte posterior de la garganta rasposa, que hasta resulta doloroso ingerir cualquier tipo de alimento o líquidos.

Una buena opción para remediar estas situaciones es hacer gárgaras de bicarbonato sódico y agua, un remedio casero sencillo, económico y eficaz es el siguiente:

Ingredientes

  • 1 taza de agua templada
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

¿Qué debemos hacer?

  • En la taza de agua caliente agregamos la cucharadita de bicarbonato sódico, procedemos a remover muy bien hasta que el bicarbonato este completamente disuelto.
  • Dando sorbos pequeños mantenemos la mezcla en la garganta, lo más profundo que se pueda, para comenzar con las gárgaras por aproximadamente treinta segundos.
  • Terminamos por escupir la mezcla, no hay necesidad de tragarlo, repitan el mismo procedimiento hasta acabar con el contenido de la taza.

Los efectos del bicarbonato en combinación con el agua -que no debe estar fría, pero tampoco muy caliente- ayudará a desinflamar la garganta además de que limpiará la zona de gérmenes, bacterias y mucosidad.

No solo con esto aliviarán el dolor de garganta sino que también ayudarán a su cuerpo a recuperarse más rápido. Resulta útil repetir este procedimiento de dos a tres veces al día, en caso de que las molestias persistan.

Otra opción es usar el jugo de un limón. Recordemos que el limón es un fruto con propiedades antibacterianas, su jugo ayuda a limpiar y a desinfectar nuestra garganta, además de que alivia el dolor de otras afecciones como las anginas o amigdalitis.

Ingredientes

  • Jugo de un limón
  • Medio vaso de agua
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

 ¿Qué debemos hacer?

  • Añadimos el bicarbonato de sodio y el jugo de limón al vaso de agua para después mezclarlos perfectamente.
  • Mantenemos la mezcla en la garganta y comenzamos con las gárgaras por aproximadamente treinta segundos.
  • Terminamos por escupir la mezcla y repetimos este procedimiento de tres a cinco veces al día.

La mezcla de bicarbonato y el limón es excelente, alivia las molestias en la garganta y mantiene un aliento refrescante. Con esto podemos darnos cuenta de la ventaja que representa hacer gárgaras usando bicarbonato sódico.

Lee también: Tratamiento para la amigdalitis aguda

Precauciones al usar el bicarbonato de sodio

bicarbonato

Sin embargo, nunca hay que olvidar que el bicarbonato sódico también puede presentar efectos secundarios en el organismo. Sobre todo, cuando nos tragamos esta sustancia.

Los efectos secundarios del bicarbonato de sodio resultan ser poco probables, pero nunca está de más conocerlos. Algunos de sus efectos son:

  • Náuseas
  • Vómito
  • Acidez estomacal
  • Flatulencias
  • Debilidad muscular
  • Ansiedad
  • Dificultad respiratoria

Por lo tanto, es importante que consulten con un médico que indique la cantidad y el uso adecuado del bicarbonato para nuestro cuerpo.

Te puede gustar