Gárgaras de agua con sal y otros remedios para aliviar el dolor de garganta - Mejor con Salud

Gárgaras de agua con sal y otros remedios para aliviar el dolor de garganta

Una garganta inflamada puede ser señal de un resfriado, de una irritación de la faringe o algo más serio como una infección de las vías respiratorias

Los remedios caseros para aliviar el ardor de garganta están recomendados para casos no severos o como terapia paralela a un tratamiento médico.

Estos remedios te ayudarán a conciliar el sueño por la noche o a ingerir alimentos sin tanto sufrimiento.

A continuación te mostramos los más comunes:

Gárgaras de agua con sal  

Las gárgaras con agua tibia y sal ayudan a disminuir el ardor de garganta y a soltar aquellas secreciones molestas.

Este remedio previene la formación de bacterias dañinas que podrían generar una infección en el área irritada, por tanto es altamente recomendado.

¿Quieres conocer más? Lee: Garganta y boca secas: ¿cómo evitarlas?

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)

Preparación

  • Calienta un vaso de agua.
  • Añade una cucharadita de sal y mezcla hasta que se diluya en el agua.
  • Espera a que baje un poco la temperatura y empieza a tomar pequeños tragos y a realizar gárgaras durante 20 segundos.
  • Recuerda escupir y no tragar la solución.
  • Repita cada cuatro horas durante, al menos, tres días.

A algunas personas puede molestarle un poco el sabor salado de esta solución. Si es tu caso, añade media cucharada de miel (12 g) para cambiar un poco el sabor.

Brebaje a base de miel

infusion-de-miel

Además de su uso nutritivo como endulzante de comidas, la miel de abeja es muy adecuada para propósitos médicos.

Uno de los beneficios de la miel es su efecto antioxidante y antimicrobiano, por lo cual está considerada como un tratamiento efectivo contra la tos, la gripe o la irritación de garganta.

Para esa molesta irritación de garganta, te recomendamos un jarabe casero a base de miel que ayudará a aliviar la resequedad de la garganta y activará tu sistema inmunitario.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 3 cucharadas de jugo de limón (30 ml)
  • 2 cucharada de miel (50 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Calienta una taza de agua.
  • Cuando hierva, retírala del fuego y añade 3 cucharadas de jugo de limón y dos de miel.
  • Remueve bien para que se mezclen todos los ingredientes
  • Guarda el jarabe en un frasco y toma una cucharada tres veces al día.

Sopa de pollo

Sopa hecha por abuela

Nuestras abuelas son sabias y suelen prepararnos sopa de pollo cuando enfermamos porque resulta efectiva para evitar el ardor de garganta al ingerir alimentos.

Además de suministrar minerales y proteínas, la sopa de pollo contiene sodio, el cual nos hará sentir mejor debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Cuando se presenta una irritación en la garganta, comer alimentos cotidianos puede resultar complicado y doloroso.

Es por ello que reemplazar la comida del día por una sopa de pollo garantizará la cantidad de nutrientes que necesitas para estimular tu sistema inmunológico.

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo (de media libra o 230 g)
  • 5 tazas de agua (1250 ml)
  • 3 cucharadas de cebolla picada (30 g)
  • 2 zanahorias
  • Fideos (al gusto)
  • 1 cucharadita de perejil picado (5 g)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  • Calienta el agua en una cacerola.
  • Limpia bien y pica en trocitos una pechuga de pollo.
  • En una sartén, añade la cebolla picada junto a los trocitos de pollo, sofríe durante 15 minutos y añádelo al agua hirviendo.
  • A continuación, corta la zanahoria en pedacitos y añádelos a la sopa.
  • Mantén la llama de fuego en intermedio y deja hervir durante una hora.
  • Remueve el contenido cada quince minutos.
  • Baja el fuego y añade los fideos y el perejil.
  • A continuación, salpimenta al gusto.
  • Deja que cueza durante 15 minutos, apaga el fuego y deja reposar para enfriar.

Gárgaras de manzanilla

Infusión de manzanilla

La manzanilla es muy conocida por sus beneficios antiinflamatorios y antisépticos, y ha sido utilizada en diversas culturas a través de los tiempos como tratamiento natural.

Junto con la menta, el jengibre y la miel, la manzanilla es uno de los productos naturales más aprovechado para tratar problemas respiratorios.

Así las cosas, se recomienda hacer gárgaras de manzanilla cuando se presenta irritación en la garganta, para aliviar el ardor y el dolor.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 5 cucharadas de manzanilla (50 g)

Preparación

  • Calienta el agua hasta que llegue a ebullición y, a continuación, añade la manzanilla.
  • Deja que infusione durante 5 minutos o hasta notar que el agua adquiere un color oscuro.
  • Apaga el fuego y deja enfriar durante 10 minutos.
  • Toma sorbos de la infusión y realiza gárgaras durante 20 segundos.

Asimismo, además de realizar gárgaras, también se aconseja beber la infusión de manzanilla, a la cual se puede añadir una cucharada de miel o jugo de limón.

Visita este artículo: Té helado de manzanilla y jengibre para tratar el colon irritable

Gárgaras con vinagre de sidra de manzana

Es un remedio casero antimicrobiano usado frecuentemente para combatir infecciones menores.

Debido a su naturaleza ácida, este vinagre de manzana resulta útil para liberar las secreciones atrapadas en la garganta, y evitar así la propagación de bacterias.

Existen diversas formas de utilizar el vinagre en función de la gravedad de la irritación de garganta y de la tolerancia de la persona a la acidez del mismo.

A continuación te presentamos una de las más utilizadas.

Ingredientes

  • ¼ taza de agua tibia (62 ml)
  • ¼ taza de vinagre de manzana puro (62 ml)

¿Cómo hacer gárgaras con vinagre de manzana?

  • Combina ambos ingredientes y revuelve bien con una cuchara.
  • Toma pequeños sorbos y empieza a hacer gárgaras, durante 15 segundos, aproximadamente.
  • No tragues la mezcla y repite el procedimiento dos veces al día.