Garrapatas: Un peligro frecuente para humanos y animales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 12 noviembre, 2018
Una vez estés seguro de que ningún miembro del parásito ha quedado incrustado en la piel, no debes aplastarlo contra el piso, para evitar que se esparzan sus huevos.

Se los conoce vulgarmente como garrapatas. Estos parásitos pertenecen a la familia de los ixodoideos. Son un peligroso agente transmisor de enfermedades que afectan tanto a humanos como animales.

En este artículo compartimos información importante sobre estos parásitos que tanto pueden afectar a la salud de las personas y de nuestras mascotas. ¡Sigue leyendo!

Las garrapatas y las mascotas

Para empezar, las garrapatas les agradan los lugares calientes y húmedos. Por esa razón prefieren alojarse entre las patas, detrás o dentro de las orejas y en la ingle de los animales para alimentarse de su sangre.

Además, los daños causados a los animales pueden ser graves. Las enfermedades más comunes en los perros son la babesiosis y la erliquiosis. Estas producen una anemia crónica que si no es tratada a tiempo puede producir la muerte del can.

Por último, para eliminar las garrapatas de sus animales se deben realizar baños medicados indicados por su veterinario. La frecuencia es cada 7 días.

Luego, fumigar el ambiente donde habita el animal cada 15 días, sin la presencia de su perro. Por último, e debe tener cuidado de no abusar con la dosis de veneno para no intoxicar a su animal.

Las garrapatas y nuestras mascotas

Las garrapatas y las enfermedades en humanos

1. Fiebre por garrapatas de Colorado

Para empezar, esta es una enfermedad que se transmite por la picadura de la garrapata Dermacentor andersoni. Se observa con mayor frecuencia en Colorado (Estados Unidos).

Los síntomas más habituales que se presentan son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración.
  • Dolor detrás de los ojos.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Fiebre.
  • Debilidad general.
  • Dolores musculares.

2. Enfermedad de Lyme

En segundo lugar, las garrapatas infectadas por picar a ratones o venados infectados trasmiten esta enfermedad. Además, también puede afectar a nuestros animales domésticos. Se reportó por primera vez en los Estados Unidos, pero también se conocen casos en Europa y Asia.

Los síntomas de esta enfermedad abarcan:

  • Decaimiento general.
  • Fiebre.
  • Dolores musculares.
  • Dolores de cabeza, entre otros.

Es importante conocer los síntomas de la enfermedad de Lyme. En caso de diagnóstico temprano se puede curar con antibióticos. 

Etapas de la enfermedad

En la primera etapa de esta dolencia la infección no se ha expandido por todo el cuerpo. En la segunda etapa la bacteria comienza a expandirse por el organismo.

Por último, en la tercera etapa, ya se ha expandido completamente. En esta fase puede generar inflamación articular prolongada. Asimismo puede provocar problemas en el ritmo cardíaco y sistema nervioso.

La garrapata para transmitirle la enfermedad debe permanecer adherida a su piel durante 24 a 36 horas. Las garrapatas de patas negras pueden ser tan pequeñas que la persona no se da cuenta que la tiene adherida el cuerpo.

Garrapatas

3. Fiebre maculosa de las montañas rocosas

El origen es una bacteria trasportada por las garrapatas. La garrapata debe estar adherida a la persona por más de 20 horas para transmitir la enfermedad. Las garrapatas diseminan la infección en los Estados Unidos, Centro y Suramérica.

Síntomas que presenta:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Dolores musculares.
  • Confusión.

Se debe extraer con precaución la garrapata incrustada en la piel. A continuación, iniciar un tratamiento con antibióticos para eliminar la infección.

4. Parálisis por garrapatas

La saliva de algunas garrapatas puede contener una toxina que puede provocar parálisis en los niños. En general se cura retirando de la manera correcta el parásito.

Síntomas:

  • Hormigueo.
  • Debilidad.
  • Falta de coordinación.
  • Marcha inestable.

5. Tularemia

Consiste en una infección cuya causa es la picadura de una garrapata. También puede ser por la mordedura de un roedor infectado o contacto con carne de un animal salvaje. Se presenta con mayor frecuencia en América del Norte, Europa y Asia.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Dolores musculares.
  • Pérdida de peso.
  • Dificultad respiratoria.

Complicaciones

Esta enfermedad puede ser mortal en alrededor del 5% de los casos no tratados. Además, en algunos casos puede complicarse y derivar en pericarditis, osteomielitis, meningitis o neumonía.

Forma correcta de extraer una garrapata

Para extraer la garrapata se debe tener en cuenta ciertas recomendaciones:

  • Para empezar se debe tomar a la garrapata de la cabeza o de la boca por medio de una pinza.
  • A continuación estírela con un movimiento lento pero firme.
  • No debe aplastarla contra el piso, ya que de esa manera la sangre queda esparcida y los huevos también.
  • Por último, asegúrese que la cabeza no quede incrustada en la piel.
  • Otra opción válida sería colocar un poco de alcohol, yodo o parafina para que el parásito se suelte de manera natural.
Enfermedad de Lyme por garrapatas

Consejos para la extracción

  • Para empezar, no olvide usar guantes o una toalla de papel.
  • En primer lugar, lave el área donde se encontraba la garrapata con agua y jabón, y de igual manera sus manos.
  • En caso de que no pueda extraer la cabeza, solicite ayuda profesional.
  • A continuación guarde la garrapata en algún recipiente cerrado. Para acabar, manténgase atento a cualquier síntoma de las enfermedades citadas antes.

Prevención

  • Para empezar, si camina sobre pastizales altos o zonas boscosas utilice camisas de mangas largas y pantalones.
  • Los zapatos deben ser cerrados.
  • Las prendas deben ser de colores claros para poder visualizar las garrapatas.
  • Rocíe su ropa con repelente de insectos.
  • Además, mantenga la camisa por dentro del pantalón.
  • Por último, debe estar atentos a sus animales domésticos, revisarlos de manera habitual para detectar la presencia de éstos parásitos.
  • Kamrin, M. A. (2014). Lyme Disease. In Encyclopedia of Toxicology: Third Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-386454-3.00407-3
  • Levi, T., Kilpatrick, A. M., Mangel, M., & Wilmers, C. C. (2012). Deer, predators, and the emergence of Lyme disease. Proceedings of the National Academy of Sciences. https://doi.org/10.1073/pnas.1204536109
  • Mutz, I. (2009). Las infecciones emergentes transmitidas por garrapatas. Annales Nestlé (Ed. Española). https://doi.org/10.1159/000287275