7 consejos para gastar menos en electricidad

Yamila Papa 22 noviembre, 2017
Hay prácticas que nos pueden ayudar a reducir significativamente el consumo de energía y, por tanto, el monto de nuestra factura de electricidad. Algunas de estas buenas prácticas son detalladas en este artículo

Ya sea por cuestiones de presupuesto o porque deseas salvar al planeta (o por ambos motivos), en este artículo te presentamos algunas recomendaciones que te ayudarán a gastar menos en electricidad. Y es que con que hagas algunos cambios en determinados hábitos, puedes disminuir considerablemente el monto de tu factura. 

Consejos para gastar menos en electricidad

Si te ha llegado la factura de electricidad y el consumo ha sido superior al del mes anterior, presta atención a los siguientes consejos. Y es que no hace falta que estés a oscuras ni duermas más temprano para gastar menos en electricidad, basta con que lleves a cabo ciertas prácticas y modifiques otras, tales como:

1. Contrata a un experto

Contrata a un experto

Este consejo puede parecer algo fuera de lugar debido a que implica gastar dinero adicional, sin embargo, se trata de una inversión a largo plazo. Un profesional podrá indicarte si existen fugas de aire en las ventanas, si los calentadores o los aparatos eléctricos funcionan correctamente o si algún dispositivo está gastando más energía de lo habitual.

Lee: Filosofía oriental para ahorrar dinero en casa

2. Compra electrodomésticos eficientes

En el caso de que el técnico te indique que algún aparato de tu cocina o del lavadero está consumiendo más electricidad de lo debido, quizá sea un buen momento para que inviertas en un electrodoméstico más moderno que te permita ahorrar en electricidad.

Presta atención a la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos. La escala de eficiencia energética comprende categorías que van desde la letra A hasta la letra G, siendo la primera la de mayor rendimiento. Este tipo de información viene en casi todos los electrodomésticos, tales como neveras, congeladores, lavavajillas, lavadoras, secadoras y hasta en las bombillas.

Y aunque los electrodomésticos eficientes pueden ser un tanto costosos, pueden ayudarte a reducir considerablemente tu factura de electricidad.

3. Aísla puertas y ventanas

Aisla

Puedes hacerlo tú o contratar a alguien, pero es importante que tus puertas y ventanas estén bien aisladas para evitar que se pierda el calor o el frío. Una pistola de silicona, un poco de masilla y unas tiras acolchadas con pegamento pueden ser suficiente para asilar tu hogar, sin embargo, no son los únicos métodos para lograrlo, pero sí los más prácticos.

También, puedes colocar cortinas o alfombras que ayuden a aislar térmicamente tu vivienda. Por ejemplo, en invierno, el cortinado servirá para evitar “puntos fríos”; de la misma forma que en verano, puede evitar que ingrese calor del exterior. Abre las ventanas y las persianas cuando baje el sol para ventilar tu hogar.

4. Usa bien los aparatos que tienes en casa

La gran mayoría del gasto mensual de electricidad proviene de los electrodomésticos. Por ello, puedes gastar menos en electricidad usándolos de forma más eficiente. Por ejemplo, debes descongelar la nevera (la que más consuma energía) cuando la capa de hielo supere los 5 mm. Además, asegúrate de que la puerta cierre muy bien.

En el caso de la lavadora, usa programas cortos con agua fría o bien espera hasta tener la suficiente cantidad de ropa para llenarla, igualmente con el lavavajillas. Por otra parte, cuando vayas a desarrugar tus prendas, no pongas la plancha en el máximo y desenchúfala apenas termines de usarla.

En cuanto al horno, cuando lo enciendas aprovecha de preparar varias comidas al mismo tiempo. Otro factor importante de consumo de energía es el “standby” de los televisores, equipos de audio u ordenadores. Aunque no lo creas, estos siguen consumiendo electricidad aún cuando no lo estés usando. Por ello, lo mejor que puedes hacer es pulsar el “botón rojo” de apagado al terminar de utilizarlos. No hace falta que los desenchufes.

5. Compra bombillas de bajo consumo

Compra bombillas de bajo consumo

Si quieres gastar menos en electricidad, a medida que se vayan agotando las bombillas que tienes en casa te recomendamos que compres bombillas de bajo consumo o bombillas LED. Son un poco más caras, pero el rendimiento es superior y tienen una vida útil de más de 10.000 horas, además de que no emiten calor.

Más allá del tipo de bombilla que tengas en casa, es recomendable que apagues aquellas que no estás usando. Siempre que salgas de una habitación y quede vacía, apaga la luz. Abre las ventanas y las cortinas para aprovechar al máximo la luz solar.

Aprende: 11 trucos caseros que te ayudarán a ahorrar en tu hogar

6. Dúchate rápido

Es muy agradable quedarse bajo el agua caliente después de un agotador día de trabajo, ya que relaja mucho y descontractura los músculos. Sin embargo, este hábito puede ser uno de los causantes de una factura de electricidad abultada. Por ello, cuando te duches consumiendo agua caliente, no debes tardar más de a 7 min.

También, baja la temperatura del calentador de agua. Aunque la media predeterminada es de 60ºC, ajústala a 40°C. Regula el agua caliente con gua fría y verás cómo ahorras dinero en electricidad.

7. No acondiciones la casa “para nadie”

No acondiciones la casa “para nadie

Es verdad que a todos nos agrada que apenas lleguemos a casa la temperatura esté ideal, ya sea en invierno o en verano. Sin embargo, no debemos dejar encendidos ya sea el calentador o el aire acondicionado debido a que el consumo de energía termina siendo verdaderamente cuantioso, tanto como será nuestra factura de electricidad.

Por ello, enciende estos equipos apenas llegues a tu hogar. Cabe recordar que hoy en día existen aplicaciones para controlar los electrodomésticos desde ciertos móviles. Por ejemplo, determinadas aplicaciones hacen que estos se enciendan 20 minutos antes de que llegues a casa. También, hay electrodomésticos que se pueden programar para que funcionen a partir de un determinado horario.

Te puede gustar