Qué es la gastritis: causas, síntomas y tratamiento

Dado que los síntomas de la gastritis pueden llegar a ser muy molestos e incapacitantes, es conveniente cuidar de nuestra alimentación y evitar todos aquellos ingredientes que puedan provocar un exceso de acidez

Cada vez hay más personas que sufren gastritis. Por esta razón, es importante reconocer sus causas potenciales, las señales que permiten identificarla y su respectivo tratamiento.

En este artículo compartimos la información más importante sobre esta dolencia que se caracteriza por una inflamación en el tracto digestivo. Descubre sus características principales para prevenir este trastorno. 

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es una afección del sistema digestivo que se produce por la inflamación de la mucosa o revestimiento que recubre el estómago. Esta mucosa contiene unas células que producen ácidos y enzimas que participan en la digestión de los alimentos.

Aunque actúa como barrera protectora contra la acidez de los jugos gástricos, en ocasiones presenta alteraciones que lo debilitan e inflaman. Además, por las dietas mal diseñadas y el sedentarismo, en los últimos años ha incrementado el índice de pacientes con esta afección.

Debido a los síntomas, es común que algunos utilicen el término dispepsia como sinónimo de la gastritis; sin embargo, los expertos aseguran que no es correcto. Según la duración de sus síntomas, la gastritis puede ser aguda o crónica. En ambos casos los síntomas son similares, solo que en la crónica pueden darse más complicaciones.

¿Cuáles son las causas de la gastritis?

Helicobacter pylori, la bacteria que causa gastritis

En primer lugar, la infección por la bacteria H. Pylori es una de las causas principales de los constantes episodios de gastritis. Tras colonizar el estómago, esta bacteria debilita el revestimiento estomacal, lo que hace que sea susceptible a los jugos gástricos. No obstante, además de esta infección, hay otros factores vinculados con su desarrollo.

Los más comunes son:

  • El consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
  • Comer alimentos demasiado picantes.
  • Fumar.
  • El uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroides.
  • Infecciones por E. Coli y Salmonella.
  • Cirugías importantes.
  • Traumatismos o quemaduras.
  • Consumo excesivo de café.
  • Temperaturas extremas en las bebidas o comidas.
  • Demasiado estrés.

Además, en casos particulares y menos frecuentes, la gastritis también se produce por:

  • Anemia perniciosa (una afección autoinmune que impide la absorción y digestión de la vitamina B12).
  • Reflujo biliar hacia el estómago

Síntomas de la gastritis

Síntomas de la gastritis

En primer lugar, los síntomas de la gastritis varían en cada caso y en función del grado de gravedad con que se presente. En muchos casos se dan de forma leve, pero pueden agravarse con el paso de los días hasta convertirse en un trastorno crónico.

Los síntomas principales son:

  • Sensación de ardor en la parte superior del estómago.
  • Dolor abdominal.
  • Sensación de pesadez abdominal.
  • Gases y flatulencias.
  • Náuseas y vómitos.
  • Falta de apetito.
  • Mal sabor en la boca.
  • Pérdida de peso.
  • Cambios en las deposiciones.
  • Sangrados en el vómito o las heces.
  • Hemorragia abdominal.

Tratamiento médico

Para empezar, para controlar los síntomas ocasionados por la gastritis, los médicos tienen en cuenta la edad del paciente, su historial médico y el grado de gravedad del problema. Por lo tanto, no se puede realizar el tratamiento sin tener en cuenta a la persona en particular. 

En general se aconseja el consumo de antiácidos u otros medicamentos para neutralizar el exceso de acidez; sin embargo, para que los síntomas no persistan, los principales cambios se deben hacer en la alimentación.

Recomendaciones nutricionales

Tecomendaciones nutricionales para la gastritis

¿Qué pautas debemos seguir?

El tratamiento dietético comienza con una serie de pautas que se deben aplicar al momento de comerEstas incluyen:

  • En primer lugar, masticar bien los alimentos y evitar ingerirlos con prisas.
  • Dividir las comidas a 5 o 6 ingestas al día.
  • Evitar las temperaturas demasiado altas o bajas.
  • Utilizar métodos de cocción saludables. Evitar las frituras y mantecas.
  • Reducir al máximo el consumo de café, té y bebidas carbonatadas.
  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • Suprimir las comidas picantes.

¿Cuáles son los alimentos recomendados?

Ten en cuenta algunos de los alimentos apropiados para la dieta de los enfermos con gastritis son:

  • Avena: Los copos de avena cocidos contienen mucílagos que protegen y suavizan la mucosa estomacal alterada.
  • Arroz integral: Actúa como antiinflamatorio y astringente en el tracto gastrointestinal.
  • Aguacate: Neutraliza el exceso de acidez y desinflama el revestimiento.
  • Calabaza: Es suave con el estómago y ayuda a protegerlo ante los síntomas.
  • Col: Favorece la digestión y tiene un efecto antiinflamatorio.
  • Manzana: Contiene pectinas y taninos que favorecen la desinflamación de la mucosa estomacal.
  • Patatas: Su jugo es un calmante del dolor y ardor.
  • Zanahoria: Se recomienda para regular el pH alterado por la gastritis. Regula la producción de ácido y mejora la digestión.

¿Cuáles son los alimentos que se deben evitar?

alimentos prohibidos con gastritis

Por último, hay ciertos alimentos que es mejor evitar o suprimir porque alteran el pH del estómago y empeoran los síntomas de la gastritis:

  • Azúcar refinada, incluyendo la que contiene la bollería industrial.
  • Todo tipo de bebidas alcohólicas.
  • Bebidas estimulantes y carbonatadas.
  • Carnes rojas.
  • Especias picantes.
  • Algunos pescados y mariscos.
  • Frituras, comidas rápidas o con exceso de grasas.
  • Alimentos enlatados.

Al aplicar estos consejos de alimentación ante los síntomas de la gastritis, acelerarás su recuperación. Sin embargo, para que el tratamiento sea completo y apropiado para tu tipo de gastritis, te recomendamos que consultes con tu médico de cabecera.