Gastroenteritis

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 24 febrero, 2019
La gastroenteritis es un cuadro clínico que cursa con diarrea y vómitos a consecuencia de la inflamación del tracto gastrointestinal.

La gastroenteritis es un síndrome que cursa con diarreas y vómitos causados por la inflamación del tracto gastrointestinal. Además de estos síntomas, pueden aparecer dolores abdominales y calambres. En los casos más graves puede provocar deshidrataciones severas. La causa más frecuente de la gastroenteritis es de origen infeccioso. En este sentido, los microorganismos causantes más comunes son los virus en los niños y las bacterias en los adultos.

¿A quién afecta la gastroenteritis?

Qué es la gastroenteritis

La gastroenteritis es uno de los síndromes más comunes actualmente, produciéndose entre 3 y 5 mil millones de casos al año. Es uno de los principales motivos de consulta en países desarrollados, lo que conlleva un gasto económico muy elevado.

El mayor riesgo de infección se produce durante las estaciones lluviosas o durante el invierno, por la disminución de la calidad del agua. Puede afectar a cualquier persona, pero el grupo de individuos más afectado son los niños, especialmente los menores de 5 años, pues los adultos han desarrollado inmunidad adquirida.

Los países en vías de desarrollo tienen una alta tasa de incidencia del síndrome. Esto se debe muchas veces a causa del cólera, puesto que existen muchas zonas donde la higiene es escasa y las aguas están contaminadas, con lo cual hay un alto riesgo de epidemias.

Causas de la gastroenteritis

Causas de la gastroenteritis

Como ya hemos mencionado anteriormente, los virus y las bacterias son los principales causantes del síndrome, aunque hay casos de gastroenteritis por parásitos. Existe un menor porcentaje de casos por causas no infecciosas, como por ejemplo, la enfermedad de Crohn o la intolerancia a la lactosa.

Virus causantes de la gastroenteritis

El rotavirus es el principal agente infeccioso en niños, siendo además el riesgo de infección muy alto por la falta de inmunidad y la menor higiene de éstos. En adultos, el principal causante de la enfermedad es el norovirus, especialmente en América. Los virus son causantes de más del 70% de las diarreas infecciosas en la infancia, pues los niños no tienen un sistema inmune tan competente como el de un adulto.

Bacterias causantes de la gastroenteritis

  • Escherichia Coli.
  • Campylobacter jejuni.
  • Salmonella.
  • Clostridium difficile.
  • Vibrio cholerae.

Las bacterias suelen producir gastroenteritis por la contaminación de alimentos. Si la comida se mantiene a temperatura ambiente, la bacteria conseguirá proliferar y las posibilidades de contraer una infección aumentarán. Por ejemplo, la Campylobacter jejuni contamina especialmente carne cruda o poco cocida.

El cólera es una enfermedad, causada por V. Cholerae, que se transmite a través de alimentos y/o de agua contaminada. El cólera es una causa importante de esta enfermedad, especialmente en países de África y Asia. El uso de antibióticos, a veces, también favorece la aparición de cuadros de gastroenteritis. Una de las causas de diarreas en el anciano y en pacientes hospitalizados es la infección por Clostridium difficile.

Te recomendamos leer: 6 infusiones que te ayudarán a desintoxicar el cuerpo

¿Cómo se transmite la gastroenteritis?

La transmisión se puede producir por diversos mecanismos, lo más habitual es que se produzca por contacto físico con personas infectadas o por agua o alimentos contaminados. El mayor riesgo de infección se produce durante las estaciones lluviosas o durante el invierno, por la disminución de la calidad del agua.

La transmisión también se asocia a una higiene escasa y a situaciones de desnutrición, lo cual se da habitualmente en niños. Sin embargo, las causas de gastroenteritis son tan diversas que resulta imposible definir un único método de transmisión.

Tiempo de incubación y periodo de contagio de la gastroenteritis

Gastroenteritis

Los síntomas de la gastroenteritis suelen aparecer de 1 a 3 días después de contraer la infección. La duración de la gastroenteritis es variable, la diarrea y los vómitos suelen desaparecer entre los 3 y los 8 primeros días. Sin embargo, si no se trata adecuadamente, la diarrea puede acabar siendo crónica.

Por otra parte, cabe destacar que los adultos pueden llegar a desarrollar tolerancia, por lo que pueden ser portadores de algunos agentes infecciosos y no presentar infección. En otras palabras, los individuos pueden seguir siendo contagiosos tras el periodo sintomático, por lo que hay que hay que mantener medidas de precaución.

¿No lo sabías? Cortar la diarrea de manera natural

Síntomas de la gastroenteritis

  • Vómitos
  • Diarrea: Cuando la causa es bacteriana puede aparecer sangre en heces.
  • Dolor abdominal
  • Calambres
  • La gastroenteritis viral cursa además con fiebre, cansancio y dolor muscular.

Complicaciones

La complicación más habitual de la gastroenteritis es la deshidratación como consecuencia de la diarrea. La deshidratación se clasifica en leve (<5%), moderada (5 – 9%) y grave (>10%). En la deshidratación moderada y grave aparecen ojos hundidos, falta de lágrimas y boca seca, además, el individuo se encuentra menos activo y la turgencia cutánea es deficiente.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico de la gastroenteritis es clínico, por lo que es necesario descartar otras patologías.

  • Vólvulo.
  • Diabetes
  • Apendicitis.
  • Enfermedad celiaca.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Abuso de la ingesta de laxantes.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.

Tratamiento

Gastroenteritis

El tratamiento de la gastroenteritis se basa fundamentalmente en la rehidratación y en una buena alimentación. No es recomendable administrar bebidas con azúcar porque podrían agravar la diarrea. La rehidratación se llevará a cabo mediante sales de rehidratación oral o con agua pura, en caso de que no estén disponibles los primeros.

Se recomienda mantener la alimentación normal, disminuyendo la ingesta de azúcares y aumentando la ingesta de probióticos. Algunos casos de gastroenteritis podrían tratarse con antieméticos, antibióticos y antiespasmódicos, pero es algo excepcional.

Prevención y vacunación

Las principales medidas preventivas son una buena higiene y el consumo de agua y alimentos no contaminados. El lavado de manos disminuye hasta un 30% la incidencia de gastroenteritis. Actualmente, se están llevando a cabo programas de vacunación contra rotavirus, que están siendo muy eficaces a nivel mundial.

Comentarios finales

En resumen, esta patología puede cursar con complicaciones más o menos moderadas. Por lo tanto, se recomienda acudir al médico para un correcto diagnóstico diferencial y tratamiento. Finalmente, se recomienda extremar las precauciones con cierta clase de alimentos y en ciertas temporadas del año, en las que la incidencia de la gastroenteritis aumenta.

  • Álvarez García, J. F., Sánchez Sánchez, M. T., Chiquero Palomo, M., Costo Campoamor, A., Saponi Cortés, J. M., Pérez Reyes, F., & Luengo Álvarez, J. (2004, September). Gastroenteritis eosinofílica: a propósito de dos casos. In Anales de Medicina Interna (Vol. 21, No. 9, pp. 45-49). Arán Ediciones, SL.
  • De la Serna Higuera, C., Rodríguez Gómez, S. J., Martín Arribas, M. I., Martínez Moreno, J., & Pérez Villoria, A. (2002). Gastroenteritis eosinofílica: espectro clínico de una misma entidad. In Anales de Medicina Interna (Vol. 19, No. 7, pp. 361-364).
  • Delpiano, M., Riquelme, J., Casado, F., Cristina, M., & Álvarez, H. (2006). Comportamiento clínico y costos de la gastroenteritis por rotavirus en lactantes: Adquisición comunitaria versus nosocomial. Revista chilena de infectología23(1), 35-42.
  • Lucero, A. Y. (2014). Etiología y manejo de la gastroenteritis aguda infecciosa en niños y adultos. Revista Médica Clínica Las Condes25(3), 463-472.
  • Torner, N. (2009). Estudio clínico-epidemiológico de los brotes de gastroenteritis víricas en Cataluña. Revista española de salud pública83, 659-667.