Gazpacho andaluz, entérate de cómo se prepara correctamente

El gazpacho andaluz es una de las recetas con más historia de todo el mediterráneo. Incluso, en España hoy se sirve y degusta a diario. Básicamente es una preparación a base de tomates, vinagre y aliños, pero para eso falta. Pronto sabrás todo sobre esta comida.

Ahora bien, antes de profundizar más sobre esta curiosa preparación, debes entender una pequeña pero significativa cosa: Andalucía. Esta región española es pionera en la realización de esta receta, he allí el origen del famoso nombre.

Y es que, la historia es sumamente importante para poder saber sobre el gazpacho andaluz. Tienes que entender que no existe un registro rotundo sobre la historia real de esta caldo, pero sí hay referencia sobre las primeras versiones de esta comida.

Concretamente, en el siglo VIII aparece uno de los primeros recetarios con marcada semejanza al gazpacho andaluz. La cuestión es que para aquel entonces, la composición de este caldo era sin tomates, vinagre, aceite o pimientos verdes.

gazpacho que limpia las arterias

En este sentido, no es hasta después de la conquista española de América que se agregan los componentes del tomate y los pimientos a la receta y le dan el irresistible sabor que ahora hacemos mención. Así que, como puedes ver, detrás de algo simple se encuentra una gran historia que contar.

Realmente, será muy difícil que puedas emular a la perfección el gazpacho andaluz. Sin importar de dónde seas o te encuentres. No tiene nada de complicado pero sí que tiene detalles importantes que hoy te mostraremos paso a paso.

De esta manera, tendrás certeza que estás obteniendo la mejor preparación posible. Además, es muy recomendado para consumirlo tanto en desayunos como en almuerzos. Ligero, simple de hacer y muy nutritivo.

Un aspecto que es de resaltar. Muchas veces las sopas o caldos tienen ese sabor algo simple y vacío, pero gracias a la mezcla de todos los ingredientes estimularás muy bien tus papilas gustativas. Aún más, si lo haces por primera vez.

Sigue tal cual te mostramos las indicaciones y verás que en cuestión de 20 minutos pasarás de recién leer la receta en MCS a estar sentado dando probadas a este suculento gazpacho andaluz.

Preparación correcta del gazpacho andaluz

Por cierto, existe un dato que no te hemos mencionado hasta ahora. El gazpacho andaluz puede acompañarse con pan, de hecho, es servido de esta manera en conjunto con una copa de agua. Al parecer, son necesario estos elementos. Cuestión de contraste.

Además, por si fuera poco, esta receta está repleta de curiosidades y polémicas, al menos si no estás acostumbrado. Ya te hemos explicado que el gazpacho es una sopa o caldo, pero no se sirve ni come tibia o medianamente caliente sino ¡fría!

Aceite de oliva para no roncar.

Es más, en la zona mediterránea española es común tomarlo con uno que otro cubo de hielo. Dicen que le brinda más color a la sopa y le da más sabor. Indudablemente, es un característica que no podíamos dejar pasar.

Todo esto sirve para nutrir la cultura y acercarte a lo que realmente hace espectacular las recetas internacionales, y es la maravillosas propias de las personas que las idearon. En última instancia, date un gusto y sacia tu curiosidad.

Lleva a cabo esta sopa fría y degústala, pruébala e imagina que es normal comerla de dónde sea que nos estés leyendo. A continuación, las indicaciones.

Ingredientes

  • 4 tomates rojos medianos (500 g)
  • 2 pimientos verdes (125 g)
  • 3 dientes de ajo sin piel (35 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (60 mL)
  • 1 cucharada de sal (25 g)
  • 4 cucharadas de vinagre de vino (140 mL)
  • 1 rebanada de pan blanco (100 g)
  • 1 pepino previamente pelado (150 g)

Preparación

  • Comienza lavando muy bien los vegetales. Deben estar muy frescos y bien seleccionados para darle calidad óptima a la sopa que estás por hacer. Escurre y resérvalos.
  • Ten a la mano el vaso de la licuadora. Lo necesitarás para triturar los siguientes ingredientes.
  • Asegúrate de pelar muy bien los tomates (removiendo las semillas por completo), luego por a hervir a fuego alto y retira.
  • introduce todos los vegetales troceados dentro del vaso de la licuadora y bate por 1 minuto, o hasta que notes que la mezcla está quedando similar a una sopa.
  • Añade la sal, vinagre de vino y el aceite para dar sabor y viscosidad respectivamente.
  • Una vez obtenida la mezcla dentro de la licuadora, pasa todo a una olla pequeña y calienta un poco para cocer el tomate.
  • Finalmente, retira y deja enfríar (muy importante) por 2 horas. Servirás en una copa para sopas, y ya estará listo el famoso gazpacho andaluz.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar