Cómo hacer gel de semillas de chía y cuáles son sus beneficios

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 9 diciembre, 2018
Además de ser un complemento ideal para los deportistas y para bajar de peso, las semillas de chía nso ayudan a regular el colesterol y a cuidar de nuestra salud cardíaca
  1. Las semillas de chía son un alimento muy antiguo que se dio a conocer en todo el mundo a partir de la década de 1970. Se cree que provienen de Guatemala y México y, según datos históricos, eran utilizadas por los guerreros aztecas como alimento energético. Muchas de sus propiedades fueron confirmadas científicamente y, de hecho, su valor nutricional le permitió ingresar al catálogo de “superalimentos”. ¿Quieres conocer más acerca de sus propiedades y cómo hacer gel de semillas de chía? Sigue leyendo

A pesar de su diminuto tamaño, las semillas de chía son una fuente rica en antioxidantes, ácidos grasos omega 3 y fibra soluble e insoluble, entre otros nutrientes importantes. Además, tras hacer contacto con el agua crea un gel natural que se puede combinar con otros alimentos para apoyar la dieta.

En los últimos años, se ha registrado un incremento en la búsqueda de fuentes vegetales subutilizadas, a partir de las cuales puedan obtenerse aceites con una elevada proporción de ácidos grasos de alto valor nutricional.

Vanesa Y. Ixtaina

Las semillas de chía, también conocidas como Salvia hispánicase pueden conseguir en varios supermercados y tiendas herbolarias. Dado que se han vuelto populares en los últimos años, cada vez están más al alcance de todos. A continuación queremos contarte cómo se prepara y cuáles son los beneficios de consumirlo de forma regular. ¡Apunta!

Ver también: Todo acerca de los ácidos grasos Omega 3

¿Cómo preparar gel de semillas de chía?

Ingredientes

  • 6 ½ cucharadas de semillas de chía (100 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Instrucciones

  1. Pon las semillas de chía en la licuadora, agrega el agua y bátelo varios minutos para evitar grumos
  2. Espera unos minutos, bate de nuevo y déjalo reposar unos 10 o 15 minutos para que se forme el gel
  3. Cuando lo obtengas, mezcla la mitad del producto con otra mitad de los alimentos que deseas combinar
Semillas de chía.

¿Cómo puedo utilizarlo?

El gel de semillas de chía que obtienes lo puedes almacenar en el refrigerador hasta dos semanas sin que pierda su consistencia. Puedes utilizar el gel de chía como complemento para:

  • Cereales fríos y calientes
  • Salsas de tomate
  • Mostaza
  • Aderezos para ensalada
  • Salsa barbacoa
  • Mermeladas y jaleas
  • Yogur y crema agria
  • Tortas y panes caseros

No olvides leer: Combina semillas de chía con avena y disfrútalo al día siguiente

¿Cuáles son los beneficios del gel de semillas de chía?

Por su gran valor energético, alto aporte de nutrientes y elevado contenido de agua, el gel de semillas de chía tiene varios beneficios para la salud general del organismo, te los contamos:

1. Es hidratante

El consumo habitual de este gel ayuda a mantener los niveles adecuados de hidratación del cuerpo, gracias a su aporte de agua y minerales como el calcio, magnesio, zinc y hierro. Está recomendado para deportistas, ya que recupera las sales minerales que se pierden durante la actividad física.

2. Mejora la digestión

Su contenido de fibra soluble e insoluble lo convierten en una gran solución contra la indigestión y acidez causada por alimentos picantes y ácidos. Estos nutrientes regulan el movimiento intestinal y mantienen el pH balanceado para evitar las toxinas y el estreñimiento.

mujer con una sonrisa dibujada en el vientre

3. Regula el colesterol LDL

La fibra soluble que aporta en pequeñas cantidades sirve para disminuir los niveles de colesterol LDL  “malo” en la sangre y evitar la obstrucción de los vasos sanguíneos. Además, contiene ácidos grasos esenciales que limpian las venas e impiden la oxidación de los lípidos.

4. Controla los niveles de azúcar en la sangre

Los nutrientes de estas semillas no solo prolongan la sensación de saciedad, sino que ayudan a frenar la conversión de carbohidratos en azúcares simples dentro del sistema digestivo. Añadidas en la dieta regulan los niveles de glucosa en la sangre y evitan tanto los picos como las caídas repentinas.

Algunos estudios han demostrado recientemente que “la suplementación a largo plazo con Salba (S. hispanica L.) atenúa los principales factores de riesgo cardiovascular (presión sanguínea sistólica) y emergentes más allá de la terapia convencional, mientras mantiene un buen control glucémico y lipídico en individuos con un tipo bien controlado 2 diabetes”.

5. Aumenta la energía

Los ácidos grasos esenciales, las proteínas y los antioxidantes de este producto aumentan el rendimiento físico y mental, sobre todo en aquellas personas que realizan ejercicio o tienen muchas tareas de exigencia física durante su jornada.

La chía posee un contenido de proteínas que oscila entre 19 y 23%, el cual es mayor que el asociado a los cereales tradicionales, presentando como ventaja adicional el no contener gluten.

Vanesa Y. Ixtaina

6. Mejora el estado de ánimo

El gel de semillas de chía contienen una buena cantidad de triptófano, un aminoácido esencial relacionado con el incremento de serotonina en el cerebro y un mejor estado de ánimo. Al ingerirlo se estimula la producción de este neurotransmisor y se le pone freno al estrés y la tensión.

¿Quieres conocer más? Lee: Jugo especiado para recuperar la energía y el ánimo

7. Ayuda a perder peso

Esto se debe a que tienen propiedades saciantes que controlan el deseo de ingerir más calorías de las debidas. Dado que se expanden en el estómago por su consistencia gelatinosa, suprimen el apetito por más tiempo y reducen los episodios de ansiedad. Además, sus nutrientes y compuestos activos apoyan la función del metabolismo y el sistema digestivo, como explican los estudios.

Ayuda a adelgazar

¿Aún no has incluido en tu dieta este complemento alimenticio? Anímate a prepararlo en casa y consúmelo de forma habitual para comprobar que tiene muchos beneficios para tu organismo.

  • Ayerza h, R., & Coates, W. (2011). Protein content, oil content and fatty acid profiles as potential criteria to determine the origin of commercially grown chia (Salvia hispanica L.). Industrial Crops and Products. https://doi.org/10.1016/j.indcrop.2010.12.007
  • Ixtaina, Y. Caracterización de la semilla y el aceite de chía (Salvia hispánica L.) obtenido mediante distintos procesos. Aplicación en tecnología de alimentos. [Tesis doctoral]. Argentina: Universidad Nacional de La Plata; 2010. 275 p. Recuperado de: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/2679/Documento_completo.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • Mohd Ali, N., Yeap, S. K., Ho, W. Y., Beh, B. K., Tan, S. W., & Tan, S. G. (2012). The promising future of chia, Salvia hispanica L. Journal of Biomedicine and Biotechnology. https://doi.org/10.1155/2012/171956