Gelatina medicinal, saludable y sabrosa - Mejor con Salud

Gelatina medicinal, saludable y sabrosa

Gracias a su aporte de colágeno, el consumo de gelatina está recomendado para fortalecer los huesos y los cartílagos. Además de ser un antiinflamatorio natural, nos ayuda a convertir la glucosa en energía

Por la facilidad que tiene para digerirse y su gran contenido de proteínas, la gelatina es un alimento muy recomendado por los médicos para aquellas personas que tienen un período de convalecencia o que padecen algún tipo de enfermedad que requiere de un gran aporte de proteínas.

¿Qué es y cómo se elabora la gelatina?

La gelatina es un producto de origen animal, aunque te resulte algo difícil de creer, este es un producto que se elabora a partir de colágeno de animales de granja, como los cerdos y las vacas. De estos animales se utilizan las pieles y los huesos, de donde se obtiene la proteína o colágeno con los que se produce el “polvillo” que se convierte luego en la sabrosa gelatina.

A pesar de su procedencia, debes de tener en cuenta que la gelatina es un alimento muy nutritivo y bastante recomendable cuando padecemos de alguna condición de salud que no nos permite asimilar otra clase de alimento, o cuando nos estamos recuperando de una cirugía o de una enfermedad.

¿Cómo podemos obtener gelatina natural?

A todos nos resulta muy sencillo tomar un paquete de gelatina y prepararla en poco tiempo, pero hay que recordar que estas, aunque son deliciosas y sus colores atraen a chicos y grandes, son preparadas mediante procesos químicos, los cuales no aportan ningún tipo de beneficio para la salud.

Por ese motivo y con el ánimo de proporcionar una manera más sana de obtener esta clase de proteínas, te vamos a brindar una receta para preparar gelatina casera igual de nutritiva y sabrosa.

(Foto: Aaron Landry/Flickr)

(Foto: Aaron Landry/Flickr)

Ingredientes

  • – Tres cucharadas de gelatina neutra
  • – Dos tazas de zumo fresco de algún cítrico, de uva o de fresas
  • – Una taza de té a base de hierbas medicinales de tu preferencia
  • – Miel o algún edulcorante natural

Preparación

  • – Lo primero que debes hacer es mezclar las tres cucharadas de gelatina con la infusión de hierbas y llevar al fuego hasta que esté completamente disuelta.
  • – Cuando esta mezcla esté fría debes colocarla en el recipiente que elegiste para hacer la gelatina, enseguida debes agregarle el zumo de la fruta elegida y mezclarla muy bien.
  • – Por último cubre el molde con papel transparente y llévalo al refrigerador por unas dos horas.

De esta manera podrás disfrutar de una gelatina mucho más natural y saludable, ya que está saborizada con frutas de verdad y endulzada naturalmente. Otro beneficio que vas a lograr con la preparación de esta gelatina casera será el poder adicionar el preparado de hierbas que puedes escoger según la dolencia o el problema de salud que tengas.