Glaseado de crema de mantequilla

El glaseado de crema de mantequilla es el acabado ideal para magdalenas, galletas y tartas. Es muy fácil de preparar y les da una apariencia sencillamente irresistible.

El glaseado de crema de mantequilla es el acabado ideal para magdalenas, galletas y tartas. Es muy fácil de preparar porque no necesita ningún tipo de cocción. Simplemente, se mezclan los ingredientes y se extiende sobre la superficie que se desea cubrir.

Te confiamos en este artículo dos recetas para darle a los pasteles que prepares la apariencia que los hará definitivamente irresistibles.

Este glaseado es la forma ideal de hacer que tus magdalenas sean más alegres y atractivas. Añadirle, por ejemplo, extracto de vainilla, de almendras o chocolate derretido, te ayudará a darle un toque todavía más personal.

Receta 1. Glaseado de crema de mantequilla

Ingredientes

  • ½ taza de mantequilla a temperatura ambiente (125 ml)
  • 4 tazas de azúcar (800 g)
  • ¼ de cucharadita de sal (1,5 g)
  • 5 cucharadas de leche
  • ½ cucharadita de extracto que más guste (3 g)

Utensilios

  • 1 batidora eléctrica
  • 1 bol grande

Preparación

glaseado real

  • Batir la mantequilla con una batidora o con un tenedor hasta que adquiera una consistencia blanda.
  • Añadir el azúcar, la sal, la leche y, si se desea, ½ cucharadita del extracto elegido.
  • Revolver el glaseado hasta que se mezclen todos los ingredientes y adquiera una consistencia cremosa.
  • Si el glaseado queda demasiado espeso, añadir un poco más de leche.
  • Extenderlo de inmediato sobre el bizcocho o panetela.

Otros datos de interés

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Este glaseado es espeso, así que se coloca sobre las magdalenas con ayuda de un cuchillo o de una manga pastelera.
  • Si se prefiere frío, también se puede dejar enfriar en la nevera, antes de colocarlo el bizcocho.
  • En esta receta, se puede sustituir la leche por nata montada si se desea que el glaseado sea más espeso.
  • Para preparar un glaseado de chocolate, solo hará falta sustituir el extracto por unas cucharadas de cacao.
  • Echarle unas gotitas de colorante alimentario lo hará indiscutiblemente más atractivo, incluso, a los ojos del comensal más exigente.
  • Por último, podrías sustituir el extracto o el cacao por queso crema. La proporción sería el triple de queso crema que de mantequilla y se bate al principio, junto con ella.

Receta 2. Glaseado de fudge (o dulce de leche)

Ingredientes

  • 2 tazas de azúcar blanco (400 g)
  • 3 cucharadas de cacao en polvo (45 g)
  • 3/2 taza de leche (600 g)
  • ½ taza de mantequilla (125 ml)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (5 g)
  • pizca de sal

Utensilios

  • 1 cacerola
  • 1 cuchara
  • Varillas

Preparación

cupcake cereza

  • Poner en una cacerola el azúcar, la leche y el cacao en polvo y llevar a ebullición a fuego de mediano a alto. Remover constantemente con una cuchara.
  • Cuando rompa a hervir, retirar del fuego.
  • Agregar la mantequilla inmediatamente para que se derrita con el calor de la mezcla y remover hasta que todo esté bien integrado.
  • Después de agregar el extracto de vainilla y la sal, poner nuevamente sobre el fogón a fuego medio.
  • Remover hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien.
  • Retirar del fuego y, mientras se enfría, batirlo con unas varillas hasta que se vuelva espeso y brillante.
  • Estará listo cuando sea difícil meter una cuchara en el glaseado.

Otros datos de interés

  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
  • Este glaseado no tiene una consistencia muy espesa. De ahí sea mejor verterlo sobre los bizcochos o tartas en lugar de esparcirlo con un cuchillo o una manga pastelera.
  • Es necesario añadir la mantequilla mientras la mezcla de leche esté caliente, para que se derrita y se una más fácilmente al resto de ingredientes. Dado que es una sustancia grasa, la mantequilla no se disuelve bien en otros líquidos.
  • Si la mezcla que se obtiene es demasiado líquida, será necesario ponerla de nuevo al fuego hasta que espese.