Glaseado real

Yamila Papa Pintor · 7 febrero, 2019
El glaseado real es la forma de convertir unas galletas caseras en auténticas "delicatessen". Podemos añadirle colorante, o bien utilizarlo con su color blanco original

El glasé, o glaseado real, es muy consumido en las Navidades y las fiestas de diciembre, pero también se usa en otro tipo de postres. Con un sabor único e inolvidable, es ideal para decorar galletas de mantequilla y algunos dulces más. Aprende cómo prepararlo en el siguiente artículo.

¿Cómo hacer glaseado real?

Seguro conocéis esas galletas decoradas por encima y que se preparan con claras de huevo, zumo de limón, un poco de colorante y azúcar glas. Uno de los componentes más importantes es el glaseado real. Si bien tiene un nombre muy «pomposo» y puede parecernos muy complicado de preparar, no lo es en absoluto.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • El zumo de 1 limón
  • 250 g de azúcar glas cernido
Bizcocho cubierto de glaseado real

Utensilios

  • Recipiente
  • Varillas eléctricas
  • Cuchillo o espátula
  • Exprimidor
  • Manga pastelera
  • Boquilla para manga

Preparación

  1. Coloca la clara, un chorrito del zumo de limón y una parte del azúcar glas en un recipiente.
  2. Bate usando las varillas eléctricas para que se integren bien a velocidad media-baja. El objetivo no es lograr un merengue esponjoso, sino que los ingredientes se integren bien.
  3. Para saber cuándo está listo, levanta las varillas y dibuja sobre el glasé. Si no se deforma, deja de batir. También puedes cortar el glasé con un cuchillo. Tiene que volver a su forma original en 10 segundos.
  4. Para poder lograr el punto perfecto (que el corte se mantenga 5 segundos) agrega más zumo de limón. 
  5. Coloca el glaseado real en una manga pastelera con una boquilla según lo que vayas a decorar. ¡Y listo! Ya lo puedes usar.

Descubre 4 formas de preparar galletas para el desayuno

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Puedes ponerle colorante del tono que más te guste para que al decorar las galletas tenga un efecto diferente.
  • Si no tienes una manga pastelera, puedes colocar el glasé en una bolsa plástica y hacer un corte en uno de los bordes. No olvides cerrar el otro extremo de la bolsa para que no entre el aire y el glasé se endurezca.

Algunos consejos para un glaseado real perfecto

Cupcakes con glaseado real

El glaseado real es blanco y de consistencia más bien dura. Sirve para decorar pasteles, galletas y muchas otras recetas de dulces. Se puede emplear como cobertura suave (mazapán) o como picos afilados. Algunos consejos para que quede perfecto son:

  • Puedes añadir un poco de glicerina. Así evitas que al cocinarlos se endurezcan.
  • Los bordes de las tortas o galletas se hacen con glasé más espeso. Para ello, mantén la manga separada de la masa para decorar y el trazo te quedará más derecho ¡Es más simple de lo que crees!
  • Cuando el glaseado está más líquido se aprovecha para rellenar las galletas. Con un mondadientes puedes cubrir toda la superficie de la masa.
  • Mientras el glasé está fresco, usa colorante para otros diseños o dibujos encima de las galletas o bizcochos. Prepáralo antes de ponerlo en la manga y vigila que los tonos no se mezclen.
  • Con la ayuda de un palillo puedes transformar el glasé en estrellas, corazones o formas que te gusten. ¡Termina tu diseño con coco rallado o azúcar glas!
  • Antes de guardar en un recipiente cerrado para que te duren más tiempo deja que se seque bien el glasé… ¡De lo contrario habrá sido en vano todo tu trabajo!
  • En lugar de claras de huevo puedes usar merengue en polvo para evitar el riesgo de salmonelosis. También puedes usar claras de huevo pasteurizadas.

Prueba estas galletas de chocolate blanco y nueces de macadamia

No dudes en decorar tus postres con glaseado real, ya ves que es muy fácil de preparar. Además, dará un toque diferente a tus recetas.