Glucosa alta: 4 síntomas cardinales de la diabetes

La hiperglucemia es una condición silente a la que debemos prestar mucha atención. Si no se trata a tiempo puede causar diabetes. Por ello, es fundamental conocer sus síntomas, los cuales te describimos a continuación.

La glucosa (o lo que comúnmente se entiende como el azúcar en la sangre) es la principal fuente de energía para las células de nuestro organismo. Este tipo de sustancia está presente en harinas, miel, zanahorias, arroz, entre otros alimentos.

La energía obtenida permite que los órganos lleven a cabo funciones importantes del cuerpo, tales como la digestión, el bombeo cardiaco, la sinapsis, entre otras.

Ahora bien, para poder obtener todos estos beneficios y gozar de buena salud, la glucosa debe mantenerse entre 70 y 110 mg/dl. 

Glucosa alta: hiperglucemia y diabetes

Cuando el azúcar en la sangre está por encima de 140 mg/dl, se habla de ‘hiperglucemia’.  Dicha condición afecta varios órganos y puede aparecer por dos razones:

  • El páncreas tiene problemas para producir la cantidad suficiente de insulina, hormona encargada de regular el azúcar en la sangre.
  • El organismo no puede utilizar la insulina de forma adecuada.

Por otra parte, cuando el azúcar en la sangre supera los 180 mg/dl se habla de ‘diabetes mellitus‘, una afección crónica que puede ser de dos tipos, según qué tanto se eleve el nivel de glucosa en el paciente.

¿Hay que acudir al médico?

En cualquiera de los dos casos, es fundamental que visites a tu médico para que te indique los respectivos cambios que aplicar a tu estilo de vida y el tipo de tratamiento farmacológico que debes tomar. Todo lo que te indique es importante, desde la dieta hasta la cantidad de ejercicio que debes realizar a diario. 

cetoacidosis diabética

La prueba de la glucosa en sangre es muy sencilla y suele ser muy económica. Basta con un pequeño pinchazo para obtener una gota de sangre y, con ello, conocer si la persona tiene hiperglucemia.

Tanto la hiperglucemia como la diabetes mellitus ameritan estricta vigilancia médica puesto que pueden generar varias complicaciones.

Lo ideal es acudir a una revisión médica, cada 6 meses, para poder monitorear los cambios en el organismo y obtener tanto un diagnóstico precoz como un tratamiento adecuado.

Asimismo, es fundamental adquirir buenos hábitos de vida o bien, mejorar los aspectos de aquellos que ya se mantengan. Por ejemplo, si ya se lleva una dieta balanceada, el siguiente paso será conocer cuáles son los alimentos que se deben evitar, por qué y cómo sustituirlos.

Síntomas cardinales de la diabetes

Si en tu familia hay antecedentes de diabetes, es importante que conozcas cuáles son los síntomas cardinales de esta afección para que, en caso de notarlos, acudas a tu médico cuanto antes para una evaluación detallada.

1. Polidipsia

tomar agua

La polidipsia es la necesidad urgente y exagerada de tomar agua, generalmente acompañada de la sensación de tener la boca seca. Es importante que tomes tanta agua como requieras, puesto que es una forma que tiene tu cuerpo de buscar la normalización en sus niveles de glucosa.

Sin embargo, debes recordar que el problema seguirá hasta que consigas estabilizar tus niveles de azúcar en sangre. Para ayudarte, cumple una rutina de ejercicios apropiada, cada día, y sigue las indicaciones de tu médico.

2. Polifagia

En los pacientes con diabetes mellitus, la polifagia se presenta acompañada de la polidipsia. ‘Polifagia’ es el término que designa el aumento anormal de apetito. Se entiende como un deseo (difícil de contener) de ingerir alimentos, sin llegar a la satisfacción de la llenura.

La polifagia es un desorden provocado por diversas patologías, entre las cuales destacan la diabetes y la ansiedad. Puede tratarse mediante el control de los valores de glicemia, simplemente con tratamiento farmacológico y dieta.

Te puede interesar: Cómo regular el azúcar en sangre con canela de Ceilán

3. Poliuria

La poliuria se produce porque los riñones intentan eliminar el exceso de glucosa, a su manera. Por ello, la persona experimenta ganas de orinar con mayor frecuencia de lo normal. Este es uno de los síntomas más comunes de la diabetes mellitus y tiene tratamiento.

4. Pérdida de peso

Debido a que hay varios órganos afectados por el exceso de glucosa en la sangre, se producen varios desajustes en el organismo, como la pérdida de peso. Y cabe destacar que esto puede ocurrir incluso si la persona consume alimentos de alto valor calórico.

El médico puede determinar si el peso de una persona es saludable o no por medio del índice de masa corporal (IMC).

¡Acude a tu médico!

Si has notado que presentas varios de estos síntomas, es importante que despejes tus dudas con el médico, quien realizará una evaluación detallada de tu estado de salud y podrá darte una respuesta clara y acertada.

  • McMillin, J. M. (1990). Blood Glucose. Clinical Methods: The History, Physical, and Laboratory Examinations. https://doi.org/10.1185/03007995.2011.626760
  • Kaveh, P., & Shtessel, Y. B. (2008). Blood glucose regulation using higher-order sliding mode control. International Journal of Robust and Nonlinear Control. https://doi.org/10.1002/rnc.1223
  • World Health Organisation, (WHO), & International Diabetes Federation, (IDF). (2006). Definition and Diagnosis of Diabetes Mellitus and Intermediate Hyperglycemia. World Health Organisation (WHO). https://doi.org/10.1080/09593332108618120
  • Of, D., & Mellitus, D. (2014). Diagnosis and classification of diabetes mellitus. Diabetes Care. https://doi.org/10.2337/dc14-S081
  • Lagomarsino F Edda, Nardiello N Ana, Aglony I Marlene. Síndrome poliúrico. Rev. chil. pediatr.  [Internet]. 2004  Mayo [citado  2019  Ene  15] ;  75( 3 ): 262-269. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062004000300009&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062004000300009.