Glucosamina: usos y efectividad

13 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Se han realizado numerosos estudios acerca de la eficacia de la glucosamina. Conoce sus resultados en el tratamiento de las enfermedades reumáticas.

La glucosamina es una sustancia que utiliza el organismo para la regeneración y síntesis de los cartílagos. La artrosis, que es el tipo de enfermedad reumática más frecuente entre la población en general, desgasta el cartílago resbaladizo que cubre los extremos de los huesos y que permite que las articulaciones se muevan suavemente.

Se han hecho muchos estudios para evaluar la eficacia de la glucosamina y, a pesar de ello, los resultados de los mismos han sido variados. Algunos de ellos utilizaron un placebo como comparador, mientras que otros utilizaron otros medicamentos para la misma indicación.

Por otra parte, cabe mencionar que esta sustancia se puede administrar como medicamento o como suplemento dietético para fortalecer estas estructuras. Normalmente, la glucosamina se extrae de los animales crustáceos, como la langosta, los camarones o los cangrejos.

Usos de la glucosamina

Como bien se ha mencionado al principio del artículo, la glucosamina se utiliza en aquellas enfermedades en las que el cartílago se va desgastando, como es el caso de las enfermedades reumáticas, como la artritis y la artrosis.

Esta sustancia es la precursora de las moléculas implicadas en el desarrollo de los tejidos cartilaginosos: los glicosaminoglicanos y los proteoglicanos. La utilización de glucosamina en enfermedades como la osteoartritis es, aparentemente, segura, según los datos de los que disponemos hoy en día gracias a los ensayos clínicos llevados a cabo.

Además, se está estudiando su posible efecto inmunomodulador en otras enfermedades autoinmunes aparte de la artritis y osteoartritis, como, por ejemplo, la esclerosis múltiple. No obstante, esto estudios todavía se encuentran en la etapa de estudio en modelos animales.

¿Qué son la artritis y la artrosis?

artritis reumatoide

Es muy común que la población confunda la artritis con la artrosis porque ambas enfermedades afectan a las articulaciones y presentan síntomas parecidos, como dolor en las mismas.

La artritis es una enfermedad que causa siempre inflamación de las articulaciones. Esta inflamación causará, por lo tanto, dolor e hinchazón de las mismas. Suele ser de carácter autoinmune. No obstante, puede ser consecuencia de otras enfermedades, como la gota. Presenta alguno de los siguientes síntomas característicos:

  • Dolor incluso en reposo.
  • Rigidez de las articulaciones, sobre todo al despertarse.
  • Hinchazón con derrame del líquido sinovial inflamatorio.
  • Otros síntomas que varían según el órgano afectado.

En cuanto a la artrosis, es una enfermedad crónica y es la que más afecta a la población española, siendo las mujeres las más perjudicadas. Se caracteriza porque las articulaciones se van degenerando y suele estar relacionada con la edad.

Por lo tanto, la artrosis no es una enfermedad autoinmune en la que se produzca una inflamación. Se trata de una enfermedad degenerativa normalmente relacionada con la edad y el envejecimiento de las articulaciones. Entre los síntomas asociados a esta enfermedad, se encuentran:

Quizá también te interese leer: Increíbles remedios naturales para el dolor en las articulaciones

Estudios realizados sobre la eficacia de la glucosamina

omega 3

Se han realizado numerosos estudios acerca de la eficacia de la glucosamina. Por ejemplo, uno realizado en el año 2012 quería comprobar el efecto sobre el alivio del dolor en las enfermedades comentadas. Se estudió el tratamiento de glucosamina junto con un AINE en comparación con glucosamina sola. El resultado fue positivo.

Otro estudio realizado en el año 2015 quiso comparar la combinación de condroitin sulfato y glucosamina con el celecoxib para el dolor de rodilla. Se realizó en pacientes con osteoartritis. El resultado fue una eficacia similar en la reducción de los síntomas principales de la enfermedad, después del tratamiento durante 6 meses.

Por último, y tal como lo comentábamos, se realizó otro estudio sobre el efecto de la glucosamina que no dio los resultados esperados para el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.

Lee también: Artrosis de cadera: qué es y cuales son los síntomas

Conclusión

Tal como podemos ver, los resultados de los estudios son un poco variables, por lo que todavía no se conocen con exactitud los efectos de la glucosamina en algunas enfermedades reumáticas.

Se sigue investigando en este área con el fin de sacarle el máximo beneficio a esta sustancia y poder avanzar tanto en la reumatología como en la medicina en general.

  • Lopes Júnior, O. V., & Inácio, e A. M. (2013). Uso de glucosamina e condroitina no tratamento da osteoartrose: uma revisão da literatura. Revista Brasileira de Ortopedia. https://doi.org/10.1016/j.rbo.2012.09.007
  • Bährle-Rapp, M., & Bährle-Rapp, M. (2007). Acetyl Glucosamine. In Springer Lexikon Kosmetik und Körperpflege. https://doi.org/10.1007/978-3-540-71095-0_83
  • Eleotério, R. B., Pontes, K. C. S., Machado, J. P., Reis, E. C. C., Ferreira, P. S., Silva, M. B., … Borges, A. P. B. (2015). Chondroitin sulfate and glucosamine in the cartilage and subchondral bone repair of dogs - Histological findings. Arquivo Brasileiro de Medicina Veterinaria e Zootecnia. https://doi.org/10.1590/1678-7092