Golondrinos en la axila, ¿qué son?

19 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Los golondrinos en la axila suelen producir una secreción que huele muy mal y que resulta muy incómoda para quien los padece.

Los golondrinos en la axila son bultos tensos y molestos que se forman debido a una inflamación de las glándulas sudoríparas. En realidad, aunque algunos piensan que este término se refiere a un simple grano, es una patología mucho más compleja.

El nombre médico que se le da a esta enfermedad es hidradenitis supurativa. Se estima que afecta casi a un 4 % de la población. La incidencia es tres veces mayor en mujeres que en hombres.

Esta enfermedad suele aparecer tras la pubertad y tiene un gran componente genético. Se trata de una patología grave ya que, aunque no pone en riesgo la vida de quien lo sufre, afecta tanto a la autoestima como a la calidad de vida de la persona.

Quien padece golondrinos en la axila suele sentir mucho dolor y, además, suele estar continuamente secretando un líquido de olor desagradable por esa zona. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre los golondrinos en la axila.

¿En qué consisten los golondrinos en la axila?

Como hemos mencionado, los golondrinos en la axila son, en realidad, una enfermedad muy molesta e incapacitante. Consiste en la inflamación de las glándulas sudoríparas de la axila. Debido a esto, los conductos por los que se expulsa el sudor se obstruyen y se produce una infección en la zona, ya que el calor y la humedad favorecen la proliferación de las bacterias.

Por la misma obstrucción, el pus formado por la infección se acumula y acaba formando un absceso bajo la piel de la axila. Esto produce dolor e, incluso, puede llegar a dificultar el movimiento del brazo. A menudo, estos abscesos suelen reventar y expulsan al exterior una secreción que huele mal y que resulta muy desagradable.

En realidad, los golondrinos en la axila son una patología de la piel que también puede aparecer en otras zonas. De hecho, suele afectar también a la ingle y a los glúteos.

golondrinos en la axila

Quizá te interese: ¿Qué desencadena el acné en las mujeres?

¿Cuáles son los síntomas?

Los golondrinos en la axila suelen aparecer tras la pubertad. Normalmente, comienzan con un solo bulto que dura semanas o meses. Sin embargo, esta enfermedad suele progresar y ser muy duradera.

En la mayoría de los casos, conforme pasa el tiempo, la enfermedad va empeorando y acaba afectando a más partes del cuerpo. Por ejemplo, las oscilaciones hormonales durante el ciclo menstrual en las mujeres tienden a agravar la situación. De hecho, tras la menopausia, la mayoría de las mujeres suelen sentirse mucho mejor.

Otros factores que influyen son el estrés, el exceso de peso, la humedad y el calor. Pero, además, hay numerosos estudios que relacionan la enfermedad de Crohn con los golondrinos en la axila.

Los síntomas principales de esta enfermedad son:

  • Aparecen puntos negros o comedones.
  • Hay bultos rojos en la axila que duelen mucho al tocarlos; estos bultos suelen reventar.
  • Secreción de pus con olor desagradable.
  • Picor y escozor en la zona.
  • Con el tiempo, pueden aparecer fístulas, que son una especie de túneles que conectan los bultos por debajo la piel. Son muy difíciles de cicatrizar.

Sin embargo, uno de los aspectos más importantes de los golondrinos en la axila es que afectan mucho a la autoestima de la persona. Esto se debe principalmente a que son muy antiestéticos. Además, la supuración continua resulta repulsiva.

Podría gustarte: 5 mascarillas de frutas para acelerar la cicatrización de tu piel

¿Existe tratamiento para los golondrinos en la axila?

Lo cierto es que no existe una cura para esta enfermedad. No obstante, sí que hay opciones de tratamiento para controlar el dolor y ayudar a cicatrizar las heridas. El médico es el que debe recomendar el mejor tratamiento para cada caso.

Se suelen emplear medicamentos antibióticos para reducir la infección de la zona, así como esteroides inyectados para reducir la inflamación y el dolor. Obviamente, se administran analgésicos para paliar las molestias. Por otra parte, hay opciones quirúrgicas más agresivas que permiten un mejor control de la enfermedad.

Analgésicos

En conclusión

Los golondrinos en la axila son una patología muy molesta que afecta gravemente a la calidad de vida de quien lo sufre. Por eso, es importante acudir al médico cuanto antes para que instaure el mejor tratamiento posible en cada caso.

  • Vilarrasa Rull, E., & González Lama, Y. (2016). Aspectos clínicos de la hidradenitis supurativa y de la enfermedad de Crohn: ¿qué hay en común? Actas Dermo-Sifiliográficas, 107, 21–26. https://doi.org/10.1016/S0001-7310(17)30005-4
  • Hidradenitis supurativa. (2017). Retrieved from https://www.medigraphic.com/pdfs/cosmetica/dcm-2017/dcm173g.pdf
  • Bulto en la axila. Forúnculo o golondrino. (n.d.). Retrieved August 16, 2019, from https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/bulto-axila-forunculo-golondrino.html
  • Golondrinos. Hidrosadenitis Supurativa. (n.d.). Retrieved August 16, 2019, from https://hidrosadenitis.es/golondrinos