Golpe de calor: causas, síntomas y cómo tratarlo naturalmente

14 junio, 2018
El golpe de calor sucede cuando la temperatura corporal rebasa los 40 °C. En la hipertermia el punto de ajuste hipotalámico no cambia, pero la temperatura corporal sube superando los mecanismos de regulación

El golpe de calor es un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, generalmente como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en altas temperaturas. El golpe de calor es la forma más grave de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 104 °F (40 °C) o más. Esta afección es más frecuente en los meses de verano.

El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia. De no tratarse, puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. El daño empeora cuanto más se retrasa la atención, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte.

En este artículo te vamos a a enseñar un poco más sobre lo que es el golpe de calor, sus causas y síntomas. También te daremos algunos consejos para tratarlo naturalmente.

Síntomas del golpe de calor

Algunos de los signos y síntomas del golpe de calor son:

  • Temperatura corporal elevada. Una temperatura corporal central de 104 °F (40 °C) o superior, medida con un termómetro rectal, es el signo principal del golpe de calor.
  • Alteración del estado mental o del comportamiento. El golpe de calor puede provocar confusión, agitación, problemas de dicción, irritabilidad, delirio, convulsiones y coma.
  • Náuseas y vómitos. Puedes sentir el estómago revuelto o deseos de vomitar.
  • Piel enrojecida. La piel puede enrojecerse a medida que aumenta la temperatura corporal.
  • Respiración acelerada. La respiración puede volverse rápida y poco profunda.
  • Dolor de cabeza. La cabeza puede latir.

Causas

El golpe de calor puede ocurrir como resultado de:

Exposición a un ambiente caluroso

El tipo de insolación denominado «insolación sin realizar esfuerzo» (clásico) se produce al estar en un ambiente caluroso que provoca un aumento de la temperatura corporal central. A menudo, este tipo de insolación ocurre después de haber estado expuesto a un clima húmedo y caluroso, en especial, durante períodos prolongados.

Ocurre con mayor frecuencia en adultos mayores y en personas que padecen enfermedades crónicas.

Actividad extenuante

La insolación por esfuerzo ocurre por el aumento en la temperatura corporal central que provoca realizar actividad física intensa en un clima caluroso.

Cualquier persona que se ejercite o que haga actividades en un clima caluroso puede sufrir un golpe de calor por esfuerzo, pero es más probable que ocurra si no estás acostumbrado a las temperaturas altas.

En cualquiera de los dos tipos de golpe de calor, la afección puede aparecer por los siguientes motivos:

  • Usar demasiada ropa: Esto evita que el sudor se evapore fácilmente y enfríe nuestro cuerpo
  • Beber alcohol: Puede afectar la capacidad del organismo de regular la temperatura.
  • Deshidratarse: Al no beber suficiente agua para recuperar los líquidos que perdemos al sudar.

Remedios naturales para tratar el golpe de calor

1. Agua de coco para hidratar

 

Beber agua de coco es una forma excelente y natural de hidratarnos. Si somos deportistas, nos va encantar lo que vamos a exponer ahora. Además de su elevado contenido de agua, esta bebida se destaca por aportar cantidades importantes de electrolitos. Como si fuera poco, contiene potasio, magnesio, sodio, calcio y fósforo.

¿Qué debes hacer?

  • Ingerir un vaso de agua de coco (200 ml) antes y después de entrenar, o cuando vayamos a tener una alta exposición al sol.

2. Agua fría

Tal vez sea necesario introducir todo nuestro cuerpo en agua fría o helada, para que la temperatura corporal pueda bajar lo más pronto posible. Si no se le presta la atención necesaria, pueden ocurrir daños irreversibles.

¿Qué debes hacer?

  • Podemos hacerlo sentándonos en una tina llena de agua fría por alrededor de 5 o 10 minutos.
  • Debemos asegurarnos de que alguien nos ayude durante ese tiempo.

3. Hidratar nuestro cuerpo rápido

Necesitamos aliviar nuestra temperatura corporal tanto interna como externamente y, por lo tanto, es importante que bebamos mucha agua. El beber líquidos extra puede ayudar a reducir el riesgo de deshidratación.

¿Qué debes hacer?

4. Bolsas con hielo

Las compresas de hielo se utilizan generalmente para el tratamiento de quemaduras y la hinchazón. Sin embargo, su efecto calmante y enfriador lo hace un remedio ideal para un golpe de calor, para regular de nuevo la temperatura.

Modo de empleo

Aplica una bolsa de hielo en algunas áreas como:

  • Ingles
  • Axilas
  • Espalda
  • Cuello
  • Pies
Te puede gustar