Gracias al hombre que me convirtió en una madre soltera

Marilu Caldera · 7 junio, 2018
Ser madre soltera no es tarea fácil, pero debes sentirte orgullosa de serlo. Pues se requiere de mucha fortaleza y valentía y tus hijos verán en ti a una gran mujer.

Madre soltera es aquella mujer que queda en cinta, y no cuenta con el apoyo de parte del hombre que la embarazó. Entonces decide asumir la crianza de su hijo sola, dando origen a una familia monoparental.

Las madres solteras enfrentamos grandes desafíos como la responsabilidad de brindar educación, alimento, protección y formación al nuevo ser humano que llevamos en nuestro vientre.

Gracias a el hombre que me convirtió en una madre soltera, tengo una hija maravillosa con grandes virtudes que me enseñó a ser mamá. Hoy en día vive felizmente casada y me convirtió en abuela de mis dos hermosas nietas. Y gracias a esta experiencia puedo escribir estas líneas.

La noticia de ser madre soltera

Cuando me entere que iba a tener mi primer hijo, apenas tenía 19 años. La noticia me impactó y me llené de miedo. Fui inmediatamente a compartir la noticia con el progenitor, pero no fue de su agrado, el único pensamiento que llegó a mi mente fue “voy a ser una madre soltera”.

Mujer con teste de embarazo.

También surgieron muchos interrogantes. “¿Estaré preparada para criar a mi hijo de la manera correcta?” “¿Podré mantenerlo económicamente?” “¿Qué voy a hacer con mi hijo?” “¿Quién cuidará a mi hijo mientras trabajo y estudio?”, entre otras.

El gran compromiso que comenzaba a tener ante la crianza de mi hijo y el manejo de un hogar sin la compañía o apoyo de una pareja, lo veía muy grande. Pero no tenía otra opción, debía enfrentar los desafíos que me impusiera la vida, por los dos.

La vida continúa para una madre soltera

Hace algunas décadas nuestra sociedad estaba llena de prejuicios y discriminación. Como madre soltera sabía que tenía que salir adelante en medio de la gente que me señalaba y acusaba fríamente.

Tuve que pagar un precio muy alto, no solo por la parte económica, también por la presión psicológica y la doble moral a la que estaba expuesta. Además de los prejuicios de mi familia y mi entorno.

Era consciente de que en la mayoría de los casos, ello implicaría afrontar “doble carga”, doméstica y laboral en condiciones desventajosas, si me comparaba con las madres trabajadoras que compartían esas responsabilidades con el padre de sus hijos.

La importancia del apoyo familiar

Con el transcurrir de los años pude contar con la ayuda de algunos familiares y amistades cercanas. Sin embargo, quería ser autosuficiente, pero ese deseo en aquel momento resultaba demasiado ambicioso y tuve que dejarlo a un lado.

Familia moderna feliz.

Porque sola no se puede formar una familia y los hijos necesitan suplir las necesidades de apoyo emocional, social y de cuidado. Esto lo logré con éxito cuando acepté mi realidad con madurez y felicidad. Por lo que comencé mi nueva vida, aunque indudablemente, no fue nada fácil.

Te interesa leer: Te amo mucho, mi hijo

Algunas recomendaciones para madres solteras

Si tú eres madre soltera no te avergüences, por el contrario siéntete orgullosa porque no existe nada más hermoso que darlo todo por tus hijos.

Demuéstrales a las personas que te critican que puedes lograr lo que te propongas y lucha para hacer felices a tus hijos y que se sientan orgullosos de ti. No permitas que la presión social te asfixie, aquí tienes algunas recomendaciones.

Deja atrás la culpa

Lo primero que debe hacer una madre soltera es olvidarse de la culpa. Por lo tanto acepta tu realidad con amor para que logres criar a tu hijo seguro de sí mismo. De esta manera, podrá afrontar su futuro con la certera confianza de que tú siempre le apoyarás.

Es importante que te concentres en ser una buena madre, no que seas madre y padre, porque ese rol no te corresponde.

No te limites, culmina tus estudios

Debes reajustar tus prioridades porque es importante que culmines tus estudios. Así podrás tener un buen nivel de educación formal y con ello una mejor inserción laboral.

Mujer estudiando.

Es fundamental mantener un cronograma en lo que a horarios se refiere, de esta forma serán más fáciles las tareas e incluye además un tiempo para tu diversión.

Debes leer: El refuerzo positivo en la educación de los hijos

Habla sobre su padre

Háblale a tu hijo desde pequeño acerca de su padre. Dile cosas positivas para no fomentar el rencor, pero no le mientas. No es recomendable inventar historias o exagerar las virtudes de su padre.

Cuéntale de los buenos momentos que viviste con él y cuando tenga una edad apropiada podrás darle los detalles que el merece conocer. Así minimizarás la ausencia paterna con repuestas sencillas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada niño es distinto. Lo ideal es que acudas con un psicólogo especializado para que te asesore sobre la mejor manera de decirle a tu hijo quién es su padre biológico sin traumas a largo plazo.

Finalmente, en la actualidad es más común que las mujeres decidan establecer una familia sin la presencia de un hombre. También la opinión de la sociedad en torno al tema se ha vuelto más abierta y receptiva.