Gran remedio de yogur natural para quitar el mal aliento

Además de neutralizar el ácido sulfhídrico para evitar el mal aliento, el yogur también nos ayuda a cuidar de nuestra salud dental. Asimismo, una buena higiene bucodental es fundamental para combatir la halitosis.

El mal aliento es un problema importante para muchas personas, ya que les dificulta las relaciones personales e íntimas y les afecta al ánimo y la autoestima. No obstante, este trastorno tiene solución si conocemos sus causas y las soluciones más efectivas.

Descubre en este artículo un gran remedio a base de yogur natural, manzana, canela y miel para quitar el mal aliento. Podremos poner fin a este desagradable problema a la vez que disfrutamos de esta deliciosa receta dulce. 

Causas de la halitosis

El mal aliento puede tener como causa el consumo de algún alimento concreto como, por ejemplo, el ajo o la cebolla. No obstante, cuando nos referimos al trastorno de la halitosis suele estar relacionado con algún trastorno digestivo crónico.

Muchas veces el mal aliento puede ir acompañado de otras molestias digestivas como eructos y flatulencias, hiperacidez gástrica, gastritis o estreñimiento. En estos casos, la halitosis es la evidencia de que hay restos de alimentos en el tracto gastrointestinal que no se han digerido. Las bacterias crean gases que son los causantes del mal olor.

Remedio para el mal aliento

Bol de yogur líquido.

Este remedio para el mal aliento combina las virtudes curativas de cuatro ingredientes:

  • Yogur natural: Este alimento reduce el mal aliento y previene problemas dentales, ya que elimina el ácido sulfhídirco, una de las principales causas de la halitosis.
  • Manzana: Esta fruta es ideal para prevenir trastornos de la boca y el mal aliento, además de aportar un gran frescor.
  • Canela de Ceilán: Las especias también son una buena opción para mejorar el aliento. La canela, en especial, además de aportar su intenso sabor, también favorece la función digestiva.
  • Miel de abeja: La miel es un alimento antibacteriano que nos ayuda a prevenir infecciones de todo tipo, a la vez que endulzamos de manera saludable esta receta.

Ingredientes

  • 1 yogur natural (125 ml)
  • 1 manzana verde
  • 1 cucharadita de canela de Ceilán (4 g)
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)

Podemos comprar el yogur natural siempre y cuando no contenga azúcar, saborizantes y otros aditivos. Otra opción es preparar nuestro propio yogur casero. No es imprescindible tener yogurtera, aunque este aparato nos ayuda a mantener una temperatura cálida estable durante todo el proceso.

Preparación

Preparar este remedio es muy sencillo. Solamente tenemos que seguir estos pasos y lo tendremos listo en pocos minutos:

  • Pelar las manzanas y trocearlas. Si son ecológicas podemos consumir también su peladura.
  • Batir la manzana junto con el resto de ingredientes: el yogur, la canela y la miel de abeja.
  • Obtendremos como resultado un batido o crema deliciosa con el toque dulce de la canela y la miel.

No te pierdas: ¿Debemos comer la peladura de las frutas?

¿Cómo lo tomamos?

Yogur casero para el mal aliento

Aunque este remedio podría ser un postre delicioso o un tentempié muy adecuado para cualquier momento, si queremos combatir el mal aliento deberemos consumirlo con el estómago vacío. De este modo conseguiremos el efecto que deseamos.

  • El momento más importante para tomarlo es en ayunas y sin mezclar con otros alimentos. Por lo tanto, lo consumiremos al levantarnos y esperaremos por lo menos media hora antes de desayunar más.
  • No obstante, si queremos hacer un tratamiento intensivo lo comeremos también media hora antes de la comida y de la cena.

¿Lo sabías? 8 razones por las que puede haber un mal sabor de boca

Otros consejos

Para que este tratamiento sea efectivo deberemos tomarlo a diario durante una temporada y seguir estos otros consejos:

  • Beber mucha agua a lo largo del día para limpiar las toxinas del organismo. Debemos beber siempre en ayunas y fuera de las comidas. La cantidad recomendada es de, por lo menos, un litro y medio diario.
  • Consumir especias y plantas aromáticas con las comidas, en especial el perejil, el romero y el enebro.
  • Mejorar nuestra alimentación para equilibrar la función del estómago, el hígado y el intestino. Comer cada día una buena cantidad de frutas y vegetales crudos en jugos, ensaladas y batidos.
  • Tomar un suplemento de alga chlorella bajo supervisión de un profesional.
  • Realizarnos cada día una buena higiene bucal y dental. Debemos usar el hilo dental, el cepillo y un enjuague (a ser posible, natural).
  • Hacer buches de aceite durante una temporada para eliminar toxinas de todo el tracto digestivo.
  • Controlar el consumo de ajo y cebolla, sobre todo crudos, ya que pueden favorecer la aparición de la halitosis.