Los grandes beneficios de comer ajo en ayunas

El ajo se ha popularizado en todo el mundo como una excelente especia para darle sabor a muchas comidas. Pero, más allá de su uso en la gastronomía, el ajo se ha hecho famoso como un alimento medicinal capaz de prevenir y combatir una gran cantidad de enfermedades. Si bien el olor y sabor del ajo no son precisamente algo agradable, vale la pena conocer sus múltiples beneficios para empezar a incluirlo con más frecuencia en la dieta.

¿De dónde provienen los beneficios del ajo?

El ajo tiene su origen en Asia Central, pero sus aplicaciones en la medicina alternativa data al tercer milenio a.C en la India y el Antiguo Egipto. Siglo tras siglo, el ajo se fue extendiendo por todo el mundo como un aliado de la salud y la cura de diferentes enfermedades.

Las diferentes culturas del mundo fueron popularizando el ajo como un alimento altamente medicinal, capaz de combatir cientos de problemas de salud a nivel interno y externo. Tras ser recomendado generación tras generación hasta llegar al día de hoy, el ajo también ha sido fuente de muchas investigaciones científicas que dan fe de su poder medicinal.

Por ejemplo, actualmente se conoce que el ajo es un poderoso antibiótico natural, capaz de combatir y eliminar cientos de microorganismos causantes de infecciones y enfermedades. También se ha demostrado que tiene un efecto positivo en la reducción de la presión arterial alta, el tratamiento del reumatismo, las afecciones estomacales, problemas de la piel, las enfermedades nerviosas o la pérdida de vitalidad, entre otros. Además, estimula la acción circulatoria del corazón y contribuye al buen funcionamiento del hígado y la vesícula.

¿Por qué es bueno comer ajo en ayunas?

Comer-ajo

Aunque el ajo se puede comer a cualquier hora del día, varias investigaciones han demostrado que la hora ideal para aprovechar al máximo sus beneficios es cuando estamos en ayunas (después de levantarnos).

El principal beneficio de comer ajo en ayunas se debe a su poder desintoxicante y depurativo, capaz de estimular la eliminación de toxinas y desecho del cuerpo, además de facilitar la expulsión de lombrices y evitar el tifus. El consumo diario de ajo en ayunas puede, a largo plazo, proteger el cuerpo ante problemas de salud, como ciertos tipos de cáncer, diabetes y depresión.

El ajo es rico en antioxidantes y nutrientes que te ayudan a fortalecer el sistema inmunológico para prevenir infecciones y enfermedades. Por lo tanto, el consumo de ajo en ayunas te garantiza unas buenas defensas para tener una respuesta eficaz ante los virus, bacterias, hongos o cualquier tipo de microorganismo que intente atacar tu cuerpo.

Cabe recordar que para aprovechar al 100% los beneficios del ajo, este debe estar crudo. Si bien, no está mal consumirlo cocido,  se estima que de esta forma puede perder hasta el 90% de sus propiedades. Posiblemente su sabor crudo no sea algo agradable pero, si piensas en los beneficios, entonces vale la pena.

¿Cómo desintoxicar el cuerpo consumiendo ajo en ayunas?

Una vez ha quedado claro que el principal beneficio de comer ajo en ayunas es su poder desintoxicante, ahora puedes empezar a adoptar el buen hábito de comer un ajo crudo todo los días en ayunas para depurar tu organismo. Algunos sugieren comer hasta dos ajos crudos, pero no es la regla.

Para potenciar los efectos del ajo y lograr una desintoxicación del cuerpo en poco tiempo, se recomienda empezar el día con dos cucharadas de ajo finamente picado o triturado. Luego, puedes tomarte un zumo desintoxicante natural hecho a tu elección. Después de esto, se deben esperar 45 minutos para tomar el desayuno.

Recomendaciones

  • Si el mal olor y sabor del ajo te resultan insoportables, puedes optar por consumir complementos naturales de ajo en comprimidos, que puedes adquirir en las farmacias y tiendas herbolarias.
  • Si confías más en comerlo crudo en su estado natural, puedes evitar la molestia de su sabor y olor tomando un poco de jugo de limón o masticando una hoja de menta. De este modo, podrás aprovechar al máximo sus bondades sin terminar con un desagradable aliento o un mal sabor en la boca.
  • Para recibir todos los beneficios del ajo, también puedes empezar a incluirlo con más frecuencia en tus ensaladas, batidos o carnes, entre otras recetas.