Granitos de acné: hábitos para disminuir su aparición

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 7 diciembre, 2018
Los granitos de acné te harán sentir insegura y pueden llegar a minar tu autoestima. Por suerte, cambiando los hábitos podrás evitar su aparición y tener una piel sana.

Tener un cutis lindo, suave, hidratado, libre de manchas y de espinillas es el sueño de muchas mujeres. No obstante, existen hábitos en tu estilo de vida que contribuyen con la aparición de impurezas que afectan la salud de la piel. En este artículo te daremos algunos tips para que evites esos molestos granitos de acné.

El acné es una enfermedad de la piel que genera la aparición de granitos, espinillas o barros. En ocasiones puede extenderse desde el cutis hasta el cuello o la espalda. Además de los granitos de acné, también pueden salir espinillas negras y parches rojos inflamados sobre el rostro.

Aunque el acné es más común en adolescentes, puede aparecer a cualquier edad. Incluso los bebés pueden padecer de esta afección, ya que esta enfermedad tiende a ser hereditaria.

Entre sus distintas consecuencias, el acné puede afectar gravemente la autoestima de quien lo sufre. De hecho, según el grado de la afección, es posible que provoque aislamiento, timidez e incapacidad para relacionarse efectivamente con los demás por miedo a mostrarse ante el otro y ser juzgado.

¿Por qué aparece el acné?

acné en las mujeres

El acné aparece cuando se obstruyen los poros de la piel. Esto puede ocurrir si hay exceso de producción de oleosidad, si se acumulan bacterias o si se presenta alguna irregularidad hormonal. También puede ser causado por la tendencia a la acumulación de células y tejidos muertos.

La pubertad, la menstruación y el embarazo influyen en la aparición de esta afección. El consumo de las píldoras anticonceptivas y el estrés son otros de los motivos que pueden afectar. Ciertas comidas grasosas o muy dulces son capaces de causar acné.

El uso excesivo de cosméticos o productos grasosos en la piel también pueden desencadenar los brotes de acné. Lo mismo ocurre con el consumo de algunos fármacos, la sudoración abundante, la humedad y la exposición solar. Conoce acá 5 hábitos para disminuir los granitos de acné.

Descubre: Cómo tratar los granos en la nariz con 4 remedios caseros

Mantén tu piel libre de impurezas

Limpiar la piel es la primera recomendación para reducir el acné. Lo ideal es lavarla con agua tibia, al menos dos veces al día y después de sudar, pues la transpiración es uno de los factores que empeoran esta enfermedad.

Cuando hablamos de impurezas también nos referimos al maquillaje. Si la piel no se limpia bien crecen las probabilidades de que los poros se obstruyan. De esta manera se empieza a acumular la grasa, lo que favorece a la formación de puntos negros y granitos de acné.

Consume más vitaminas y menos grasas y azúcares

El consumo de azúcar aumenta el nivel de glucosa en sangre. A su vez, ciertos alimentos contienen sustancias químicas que afectan el equilibrio hormonal. Ambas variables podrían influir en el surgimiento de la afección.

Si quieres cuidar la salud de tu piel, es importante que incluyas en tu dieta alimentos ricos en vitamina A, C y antioxidantes. Come más frutas, verduras, hortalizas, omega 3, frutos secos, semillas y mucha agua.

¿Lo sabías?: Dieta para el acné: ¿qué alimentos debo evitar?

Evita la tentación de exprimir los granos

granitos de acné

Sabemos que es muy molesto tener un invasor lleno de pus en tu cutis o en tu espalda. Sin embargo, si tratas de sacar los granitos con tus dedos o uñas le causarás un gran daño a tu piel.

Si frotas o revientas las espinillas o barros, tu piel tardará más en curarse, lo que aumentará significativamente el riesgo de que te queden cicatrices en la piel. Esto, sin duda, empeorará tu estado.

Protégete del sol

Si te encanta tomar sol sin ningún tipo de protección deberías dejar de hacerlo. El bronceado, aunque a veces pueda lucir muy atractivo, afecta tu piel. Ten especial cuidado si te estás aplicando tratamiento contra el acné, ya que algunos medicamentos hacen que tu piel sea más sensible a la luz ultravioleta.

Antes de salir de casa, usa siempre protector solar. Evita exponer tu piel al sol por un tiempo prolongado, especialmente en los horarios con mayor incidencia de radiación UV. Y sí, antes de que te lo preguntes: ¡olvídate de las camas de bronceado! Así evitarás el riesgo de sufrir acné y cáncer en la piel.

Consulta a tu médico

Si sufres de un caso de acné severo, debes solicitar ayuda profesional. Aunque le tengas pánico a los doctores o te dé pereza comprar medicinas, debes saber que ellos son los más apropiados para ayudarte a mejorar la salud de tu piel.

El médico es la persona adecuada para recetar un medicamento acorde a tus necesidades y a tu tipo de piel. Además, en la consulta podrás conocer si la aparición de esos granitos de acné se debe a algún factor hormonal, hereditario o bacteriano.

Si estás sufriendo por esos barros, espinillas y puntos negros, ¡no desesperes! Hay remedios naturales para combatir el acné y muchos hábitos que puedes cambiar para atacar el problema a tiempo.

  • Mahto, A. (2017, June 1). Acne vulgaris. Medicine (United Kingdom). Elsevier Ltd. https://doi.org/10.1016/j.mpmed.2017.03.00
  • Tan, J. K. L., & Bhate, K. (2015, July 1). A global perspective on the epidemiology of acne. British Journal of Dermatology. Blackwell Publishing Ltd. https://doi.org/10.1111/bjd.13462
  • Bhate, K., & Williams, H. C. (2013, March). Epidemiology of acne vulgaris. British Journal of Dermatology. https://doi.org/10.1111/bjd.12149