Gratinado de calabacín y queso

Si queremos innovar un poco podemos variar la receta e incluir algún queso más fuerte, o incluso una mezcla de quesos para darle un sabor diferente

El gratinado de calabacín y queso es una receta sin duda deliciosa para que tus hijos coman más vegetales.

Puedes acompañarla con carnes o pollo y demostrar lo buen cocinero que eres. Encuentra en este artículo varias recetas de gratinado de calabacín y queso para compartir con tu familia.

Opción 1 de gratinado de calabacín y queso

Perfecto para preparar en una cazuela de barro y comer apenas se saca del horno o también se puede dejar listo para comer en cualquier momento.

Ingredientes

  • 2 kg de calabacines.
  • 100 gramos de queso gruyere rallado.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 4 cucharadas de pan rallado.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de nuez moscada.

Ver también: Receta para preparar filete de pollo gratinado con setas

Pasos a seguir

tarta calabacin

  • Pela los calabacines y córtalos en rebanadas ni muy gruesas ni tampoco muy finas.
  • Llena un cazo con agua y pon también un poco de sal y llévalo al fuego.
  • Cuando rompa a hervir, introduce los calabacines y cocínalos durante 5 minutos, para que queden tiernos pero que no se rompan.
  • Escurre con un colador.
  • Por consiguiente, engrasa con un poco de aceite una fuente resistente al horno y dispón los calabacines formando una capa.
  • Espolvorea con queso rallado y también con nuez moscada.
  • Arma otra capa de calabacines y nuevamente queso con nuez moscada.
  • Continua así hasta terminar con los ingredientes.
  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Espolvorea en la parte superior del molde el pan rallado y dispón la mantequilla en trozos.
  • Coloca en el horno durante 15 minutos para que se gratine.
  • Retira del horno y espera unos minutos para que se enfríe, corta en porciones y luego sirve.

Opción 2 de gratinado de calabacín y queso

Es una idea de comida vegetariana para ofrecer a quien quieras y disfrutar de un plato rico, sano y también  fácil de preparar. ¿Te animas?

Necesitas

  • 700 gramos de calabacines.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cebolla.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (50 ml).
  • Dos cucharadas de mantequilla (30 g).
  • 2 cucharadas de harina (30 g).
  • 1 y ½ taza de zumo de calabacín (375 ml).
  • ¼ taza de leche (65 ml).
  • Pimienta blanca molida.
  • 2/3 taza de queso parmesano rallado (85 g).
  • 1 pizca de nuez moscada.

¿Cómo se prepara?

  • Pela los calabacines y también córtalos en rebanadas.
  • Colócalos en un colador con sal y deja reposar 20 minutos con un recipiente debajo para juntar el jugo.
  • Corta la cebolla y saltéala con aceite de oliva unos 3 minutos, a fuego moderado.
  • En otro cazo, derrite la mantequilla y añade la harina, removiendo con cuchara de madera, echa después el jugo de calabacín y la leche.
  • Sigue revolviendo hasta que rompa el hervor y cocina 2 minutos más.
  • Coloca el queso parmesano rallado, la cebolla salteada, la sal, la pimienta y también la nuez moscada, integra todo muy bien.
  • Engrasa un molde para horno con aceite y haz una capa de calabacines.
  • Vierte la salsa y arma otra capa de calabacines.
  • Espolvorea con más queso parmesano (puede ser mozzarella).
  • Enciende el horno a 200°C y cocina unos 20 minutos para que el queso se gratine y además quede dorado.
  • Retira del horno, deja que se enfríe un poco, corta en porciones y listo, todos a la mesa.

Opción 3 de gratinado de calabacín y queso

En este caso le añadirás tomate a la receta. ¿El resultado? ¡Un platillo más que delicioso que no puedes dejar de preparar!

Elementos (por porción)

  • 1 calabacín.
  • 2 tomates.
  • 1 cucharada de queso rallado.
  • Una cucharada de pan rallado.
  • 1 pizca de sal.
  • Orégano y pimienta negra molida a gusto.
  • Un chorrito de aceite de oliva.

También puedes ver: Prepara pescado gratinado en casa sin necesidad de horno

Paso a paso

gratinado de calabacín y queso

  • Corta el calabacín en rebanadas ni muy finas ni tampoco muy gruesas.
  • Corta el tomate en rebanadas de un grosor similar al del calabacín.
  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Engrasa con aceite una bandeja de horno.
  • Coloca una capa de calabacines y otra de tomates.
  • Espolvorea el pan rallado, el orégano, la sal, la pimienta negra molida y también el queso rallado.
  • Además, vierte aceite de oliva.
  • Mete en el horno durante 20 minutos, hasta que se dore el queso y los vegetales se asen sin que vayan a quedar tampoco muy tiernos.
  • Retira del horno, deja que se enfríe un poco en la encimera, mientras tanto, pueden ir poniendo la mesa y también lavándose las manos.
  • Acompaña este rico platillo de gratinado de calabacín y queso con una pieza de pollo o de carne al horno, asada, también salteada o como más te guste.

También puedes añadirle otros vegetales a tu gusto. Además, será una receta aliada para que tus hijos disfruten de las verduras de una forma saludable.

¡No dejes de prepararla, ya verás como se vuelve parte de tus platillos!

  • Mármol, J. (2000). Cultivo intensivo del calabacín. Hojas Divulgadoras.
  • López, J. (2017). Calabacín. Cultivos Hortícolas Al Aire Libre.
  • Rozano, V., Quiróz, C., Acosta, J., Pimentel, L., & Quiñones, E. (2004). Hortalizas, las llaves de la energía. Revista Digital Universitaria. https://doi.org/ISSN: 1067-6079
  • Meca, D., Gázquez, J., Guerrero, L., Zamora, L., Arévalo, A., & Ramos, R. (2008). Evaluación de un cultivo de calabacín en invernadero: ecológico vs. convencional. VIII Congreso Cientifico de SEAE. “Agricultura y Alimentación Ecológica”. Bullas, Murcia 2008.