Grisines de queso

Yamila Papa Pintor · 7 mayo, 2015
Además de las variedades que te proponemos puedes adaptar la receta y añadir otros tipos de queso y especias y preparar distintas combinaciones de grisines

Si no quieres tentarte cada vez que pasas por la pastelería o panadería, si deseas opciones más saludables o caseras para los productos con harina o si estás buscando ideas para acompañar tus quesos untables, snacks o aderezos, entonces, no dudes en preparar cualquiera de las recetas de grisines de queso que te contamos a continuación.

Grisines de queso: Receta 1

Aquí tienes una opción más que casera para hacer grisines de queso.

Indudablemente, son fáciles, asequibles, duraderos (puedes guardar en bolsitas de plástico para que se mantengan frescos) y dejarás a todos boquiabiertos.

¡No podrán creer que los preparaste tú, ya que quedarán igual o mejor que los comprados!

Ingredientes:

  • ½ kilo de harina
  • ½ sobre de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 225 cc de aceite de oliva o de girasol
  • 225 gramos de queso parmesano  rallado
  • 1 chorrito de agua

Los pasos a seguir son:

Queso vegano

  • Primero, en un procesador de alimentos coloca la levadura, la harina (tamizadas previamente), sal, azúcar y aceite.
  • Luego, bate bien para que todos los ingredientes se integren y vierte un chorrito de agua.
  • Siguiente paso, coloca la masa en la encimera y añade el queso parmesano rallado.
  • Después, amasa bien para que te quede lo más homogénea posible.
  • Estira la masa usando un rodillo y luego corta tiras de aproximadamente un centímetro de ancho por 20 de largo.
  • Engrasa un molde para horno de forma cuadrada o rectangular y forra con papel de hornear.
  • Coloca uno a uno los grisines de queso sin que se toquen entre ellos.
  • Lleva al horno previamente encendido a 180°C durante 15 minutos aproximadamente
  • Finalmente, retira cuando estén dorados, deja enfriar en la encimera y coloca en una bandeja
  • Si tienes más masa, repite los pasos hasta hornear todos.

También: 4 recetas de tarta de queso tradicional para triunfar

Grisines de queso: Receta 2

Esta alternativa es similar a la anterior, salvo por algunos ingredientes adicionales. También te darán como resultado un exquisito snack para engañar el estómago cuando regresas del trabajo o hasta la hora de la cena.

Necesitas:

  • ½ kg de harina
  • 25 gramos de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 100 gramos de queso provolone
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • Un puñado de semillas de amapola
  • 220 cc de agua
  • Queso parmesano rallado

Paso a paso para preparar los grisines de queso:

  • Para empezar, tamiza la harina con la sal, la pimienta y la levadura.
  • Después, forma un hueco en el medio y dispón el queso rallado, el agua y el aceite.
  • Luego, integra todos los ingredientes hasta obtener una masa.
  • Amasa un poco con una cuchara y luego pasa a la encimera, donde seguirás amasando con las manos (la parte más divertida de la receta, sin duda).
  • Haz un bollo, tapa con papel film y deja que leve durante una hora más o menos.
  • Una vez pasado ese tiempo, precalienta el horno a 180°C.
  • Estira la masa con un rodillo y forma los grisines, como si fueran palitos de unos 2 cm de ancho.
  • Engrasa una placa para horno, cuadrada o rectangular y dispón allí todos los palitos de queso, sin que se toquen entre ellos.
  • Espolvorea con las semillas de amapola y el queso parmesano rallado (otra opción es introducirlos a la masa antes de separar en grisines).
  • Cocina durante unos minutos, hasta que se doren completamente.
  • Para finalizar, retira y deja enfriar antes de pasar a una bandeja.

Descubre: 8 snack saludables que puedes hacer fácilmente

Grisines de queso: Receta 3

Ahora vamos a hacer una variación muy leve de estos grisines de queso. ¿Por qué? Porque llevan orégano también como un condimento más.

Aceitede-orégano

Ingredientes necesarios:

  • 10 gramos de levadura fresca o su equivalente en polvo
  • 500 gramos de harina
  • 10 gramos de sal
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 150 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 puñado de orégano fresco o seco
  • Cantidad necesaria de agua

¿Cómo se preparan los grisines de queso y orégano?

  • Primeramente, debes disolver la levadura en agua tibia y deja que “haga efecto” en un lugar cálido, durante media hora. Puedes ayudar al proceso con una pizca de azúcar.
  • Luego, tamiza la harina con la sal y haz un hueco en el centro, donde echarás el agua con levadura, el queso rallado, el aceite de oliva y el orégano.
  • Después, mezcla bien y cubre con un papel film para que crezca de tamaño (aproximadamente media hora).
  • Pasado ese tiempo, precalienta el horno a 180°C.
  • Estira la masa con un rodillo y corta en tiritas de 1 cm de ancho y el largo que quieras.
  • Engrasa una placa de horno y dispón allí los grisines.
  • Hornea 15 minutos.
  • Finalmente, deja que se enfríen antes de comer.