Guía sobre el uso de colutorios bucales

21 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Los colutorios bucales pueden usarse a diario, preventivamente, pero también como tratamientos puntuales de ciertas afecciones odontológicas. Existen diversas variedades de colutorios con distintas aplicaciones.
 

Los colutorios bucales son un complemento del cepillado, pero nunca pueden sustituirlo. Si utilizas este complemento de higiene bucal junto con el hilo dental contribuirás a mantener una boca sana.

Se puede pensar que solo empleando los colutorios bucales después de las comidas se evita el acumulo de placa y la aparición de caries, sin embargo esto no es así.Para elegir el colutorio adecuado a tus necesidades pide consejo a los profesionales de la salud bucal. Ellos te indicarán el adecuado en cada caso y la forma correcta de uso.

Colutorios bucales con alcohol o sin alcohol

A la hora de elegir un colutorio puedes tener en cuenta su contenido en alcohol. Además de su acción antiséptica, en muchos casos es necesario para poder diluir algunos de sus componentes.

Si contiene alcohol no debes tragarlo ni usarlo continuamente. A la larga, el uso de colutorios con alcohol puede afectar a las mucosas bucales. No obstante, en el mercado de la salud bucal hay alternativas sin alcohol.

Algunos colutorios llevan CPC -cloruro de cetilpiridino-, que es seguro y eficaz. Se trata de un ingrediente que contribuye a evitar el acumulo de gérmenes.

colutorios bucales
 

Tipos de colutorios bucales

Los colutorios bucales se dividen en dos grandes grupos: los de uso diario y los de tratamiento. Los de tratamiento están indicados para solucionar problemas como la inflamación de las encías, la sensibilidad dental o las llagas bucales entre otros.

En general, los colutorios bucales deberían usarse media hora después del cepillado, pues los componentes de las pastas pueden interferir con su eficacia. A continuación te contamos las indicaciones de los colutorios bucales de uso más común.

Halitosis o mal aliento

Si sufres halitosis, lo más importante es conocer la causa. Aunque normalmente es el resultado de la putrefacción de bacterias cuando quedan restos de comida en la boca. Los colutorios para tratar el mal aliento llevan en su composición ingredientes como peróxido de hidrogeno, zinc, clorhexidina o triclosán.

Se recomienda realizar enjuagues con 15 ml de colutorio sin diluir, durante 30 segundos, como mínimo 2 veces al día o después de cada cepillado. Para una mayor eficacia procura no aclarar con agua, ni comer o beber inmediatamente después de usarlo.

Lee también: 3 remedios con menta para aliviar la halitosis

Afecciones de las encías

Estos problemas aparecen cuando las bacterias de la placa dental se acumulan en las encías y dan lugar a una inflamación y sangrado. Pueden ocasionar la pérdida de parte del hueso e incluso del diente.

Para el tratamiento de las encías suelen recomendarse colutorios suaves, sin alcohol. Incorporan en su fórmula ingredientes como la povidona iodada, los fenoles o aceites esenciales. Los colutorios con sales metálicas también están indicados para estos casos.

 

Para tratar la periodontitis, también está indicada la clorhexidina, que es un antiséptico de amplio espectro eficaz contra la placa bacteriana.

Gingivitis
Los colutorios bucales pueden indicarse para tratar algunas gingivitis

Colutorios bucales para la caries

Las caries son uno de los problemas bucales más habituales y que se pueden evitar con una correcta higiene bucal y un tratamiento de fluorización. La fluorización ayuda a mantener la superficie del diente intacta y evitar que se convierta en porosa, obstruyendo la entrada de bacterias.

Los colutorios que contienen flúor en su composición resultan de gran ayuda, puesto que lo que se busca es reforzar el esmalte dental.

Xerostomía o sequedad bucal

Si tienes tendencia a la sequedad bucal por tener poca saliva, tienes más riesgo de desarrollar infecciones bacterianas, puesto que la saliva no está cumpliendo su función de protección. Por esta razón, el uso de un colutorio adecuado que, además de refrescar, actúe como medida preventiva, resulta recomendable. Este tipo de colutorios son ricos en sales minerales, vitamina E y flúor.

También te puede interesar: Garganta y boca secas: ¿cómo evitarlas?

Ortodoncia

Si llevas ortodoncia, resulta necesario el uso de colutorios porque el cepillado en estos casos no es suficiente. Con el uso del colutorio llegas a las zonas difíciles de alcanzar en el cepillado, asegurando así el cuidado integral de boca.

 

Realiza enjuagues con 15 ml de colutorio sin diluir, durante 30 segundos, como mínimo 2 veces al día, o después de cada cepillado.

Conclusión

El uso de colutorios bucales elimina restos de comida en los lugares a los que no llega el cepillo. Por lo tanto, además de refrescar el aliento, ayudan a mantener una adecuada salud bucal.

Del mismo modo, hay indicaciones precisas para un uso terapéutico de los colutorios bucales. Son casos puntuales en los que un profesional odontológico puede guiarte para que elijas el adecuado.

  • Hábitos de higiene bucal y su influencia sobre la frecuencia de caries dental. (2008). Acta Pediátrica de México.

  • Díaz Soriano, A. M., Pérez Vargas, L. F., Castro Rodríguez, A. F., Montesinos Mateos, A., Montoros Chávez, E., Morales Sauri, W., … Paredes Pérez, H. (2014). Efecto de los colutorios orales con fluoruro de sodio al 0.05% y agua con sal al 5% sobre la placa bacteriana y el ph salival. Odontología Sanmarquina. https://doi.org/10.15381/os.v8i1.2994

  • Gonçalves, É. M., Vasconcelos, Â. M., Maia, C. R. N. P., Freitas, R. A., Carlos, M. X., & Lima, D. L. F. (2009). Investigação dos ingredientes ativos presentes nos consultórios e dentifrícios encontrados no mercado brasileiro. Revista Periodontia.