Guía de viaje para vegetarianos

Yamila Papa 25 abril, 2016
Una de las mejores opciones es buscar un alojamiento con cocina, y bien comprar los alimentos que necesitemos o comidas ya preparadas en los mercados que encontremos por la ciudad

Si no comes carne seguro que ya sabrás qué es lo que ocurre cuando sales a un restaurante, tienes una fiesta o… ¡te vas de vacaciones! Puede llegar a ser una misión imposible hallar un menú que no contenga aquello que has decidido dejar de consumir.

Lo bueno es que cada vez son más las ciudades e incluso países “veggie-friendly”. Por lo tanto, si estás organizando un viaje no dudes en echar un vistazo a este artículo. Lee con atención esta guía de viaje para vegetarianos (y veganos).

Ni carne, ni pollo, ni pescado, ni jamón

Ni carne, ni pollo, ni pescado, ni jamón

Seguramente te lo han preguntado miles de veces: ¿y qué comes? Como si la carne fuera la única opción en el planeta. O quizás hayas tenido que explicar en más de una ocasión por qué eres vegetariano. ¡Hasta hacer entender a los demás que “no vives de ensalada”!

Después de un tiempo ya todos en casa se habrán acostumbrado a tu nueva forma de alimentación e incluso tu abuela se acuerda de prepararte algo diferente cuando vas visitarla.

¿Pero qué sucede en las vacaciones? Bueno, allí el tema puede ser un poco más complicado. Aunque no es una misión imposible.

¿Cómo se viaja siendo vegetariano? Tal vez necesites dar más vueltas buscando un restaurante, termines comiendo una pizza en un local conocido a nivel mundial o tengas que atiborrarte de desayuno continental para no morir de hambre durante el resto del día.

No obstante, eso no debe ser una excusa para no salir a conocer el mundo.

Puede que te encuentres con camareros que te miren extraño cuando digas “no meat, please” o que el único platillo vegetariano sea una ensalada de lechuga, tomate y zanahoria (como si solo eso llenara el estómago de un ser humano). ¡Mucho ánimo!

Aún tienes la posibilidad de ir al mercado, comprar algunas cosillas y preparar tú mismo la comida.

Si vas a ciudades más amigables con los que no comen carne, como es el caso de Londres, Berlín o San Francisco, sentirás que tocas el cielo con las manos. ¡Incluso hay restaurantes y mercadillos donde puedes comer de todo sin problemas!

Puedes aprovechar para comprar un plato más y guardarlo para la cena o el almuerzo del otro día.

Lee también: Pasos para comenzar a ser vegetariano

Tips para viajar siendo vegetariano

Tips para viajar siendo vegetariano

Las experiencias de aquellos que no consumen carne pueden ser diferentes en función de muchos factores.

Por ejemplo, el destino elegido (no te recomendamos que viajes a ciertos países como Argentina, España o Estados Unidos donde la carne está presente en el 90% de los platillos), la capacidad de proveerse sus propios alimentos y cómo se desenvuelven en el extranjero.

Por lo tanto te ofrecemos algunos consejos para que ser vegetariano no sea un obstáculo que te impida dar la vuelta al mundo las veces que quieras:

Investiga sobre la gastronomía del lugar

Tal vez te sorprenda enterarte de que hay platillos tradicionales que no llevan carne de ningún tipo. Además de las pizzas y pastas italianas, en los países de Medio Oriente puedes pedir hummus o falafel y en el sudeste asiático muchas recetas se preparan con verduras, como los fideos salteados de Tailandia.

Alójate en un sitio con cocina

De esta manera podrás prepararte tu comida. No solo ahorrarás dinero, sino que también te alimentarás mejor. ¡Dejarás de lado las patatas fritas y las ensaladas insípidas!

Consulta a los lugareños

Consulta a los residentes

Cuando llegas al albergue u hotel puedes preguntar dónde hay un mercado cerca, si conocen un restaurante vegetariano, etc. Incluso al llegar a un local gastronómico puedes consultar si tienen alguna opción sin carne. ¡Quizás te lo puedan preparar exclusivamente!

Aprende a decir ciertas palabras

Si bien el término “vegetariano” es conocido mundialmente (y en la mayoría de los idiomas se dice de manera similar), sería bueno que supieras cómo se dicen frases que te ayudarán en más de un caso.

Por ejemplo:

  • “No como carne / pollo / pescado / cerdo”
  • “¿Tienen menú vegetariano?”
  • “”Soy vegetariano”

Descarga un diccionario en el móvil o llévalo anotado antes de salir de casa.

Haz una lista de los sitios “veggie friendly”

En muchas páginas web se detallan los restaurantes disponibles. Si viajas a una gran ciudad te conviene armar una lista con aquellos disponibles que o bien sirven comida vegetariana o puedes comprar ingredientes para cocinar tú mismo.

También existen aplicaciones móviles (como HappyCow) que te ofrecen información actualizada según donde te encuentres.

Lleva algo para el “pica pica”

Lleva algo para el “pica pica”

Una barra de cereal, una manzana o un paquete de galletas puede ser una excelente opción para cuando tu estómago empieza a crujir y no encuentras un bendito lugar con comida vegetariana.

También te puede ayudar si en el único sitio que hallaste te sirvieron la típica ensalada del menú veggie.

Visita este artículo: Cura con cáscara de manzanas para perder peso

Organízate

No esperes a estar famélico para buscar un restaurante vegetariano. Si estás dando un paseo por la ciudad y ves que hay una tienda que puede proveerte de alimentos para el almuerzo no dudes en comprarte algo y guardarlo en el bolso.

Por más que sean las 10 de la mañana y todavía no puedas ni moverte por el copioso desayuno. ¡Nunca sabes cuando vas a poder encontrar otro sitio con esas características!

REFERENCIAS

http://peru.com/viajes/noticia-de-viajes/viajero-vegetariano-tenemos-seis-consejos-ti-noticia-239606
http://masedimburgo.com/2013/12/01/viajar-siendo-vegetariano-reflexion-y-consejos/
http://viajerosreverdes.com/7-consejos-para-viajar-y-comer-vegano-sin-problemas/

Te puede gustar