Guía de viaje para un vegetariano

Yamila Papa Pintor · 26 enero, 2019
Una buena opción cuando llegues a tu destino es preguntar por un mercado para comprar alimentos y prepararlos tu mismo en caso de contar con un alojamiento con cocina. Si no es así pregunta por algún restaurante vegetariano por la zona.

¿Cómo se viaja siendo vegetariano? Cada vez son más las ciudades e incluso países «veggie-friendly». Aunque en ocasiones puede ser un poco más complicado y tal vez necesites dar más vueltas buscando un restaurante.

No obstante, eso no debe ser una excusa para no salir a conocer el mundo. Puede que te encuentres con camareros que te miren extrañados cuando digas «no meat, please» o que el único plato vegetariano sea una ensalada de lechuga, tomate y zanahoria.

Siempre queda la opción de ir al mercado de la ciudad o lugar que visites y comprar alimentos para preparar tú mismo la comida.

Si vas a ciudades más amigables con los que no comen carne, como es el caso de Londres, Berlín o San Francisco, sentirás que la hora de las comidas no es un inconveniente. Incluso hay restaurantes y mercadillos donde puedes comer de todo sin problemas.

Tips para viajar siendo vegetariano

Tips para viajar siendo vegetariano

Las experiencias de aquellos que no consumen carne pueden ser diferentes en función de muchos factores como por ejemplo, el destino elegido.

No es recomendable que viajes a ciertos países como Argentina, España o Estados Unidos donde la carne está presente en el 90% de los menús.

Por este motivo, te ofrecemos algunos consejos para que ser vegetariano no sea un obstáculo que te impida viajar las veces que quieras.

Investiga sobre la gastronomía del lugar

Tal vez te sorprenda enterarte de que hay platos tradicionales que no llevan carne de ningún tipo. Además de las pizzas y pastas italianas, en los países de Medio Oriente puedes pedir hummus o falafel y en el sudeste asiático muchas recetas se preparan con verduras, como los fideos salteados de Tailandia.

Lee también: Pasos para comenzar a ser vegetariano

Alójate en un sitio con cocina

Si viajas a lugares donde puede ser más complicado encontrar restaurantes vegetarianos, una buena opción es buscar un alojamiento con cocina. De esta manera, podrás preparar tu mismo la  comida.

Consulta a los lugareños

guia de viaje para vegetarianos

 

Cuando llegues a tu destino, puedes preguntar en el alojamiento dónde hay un mercado cerca o si conocen un restaurante vegetariano.

Incluso cuando vayas a comer o cenar en alguno de los restaurantes o sitios de comidas, puedes consultar si tienen alguna opción sin carne.

Aprende a decir ciertas palabras

Si bien el término «vegetariano» es conocido mundialmente y en la mayoría de los idiomas se dice de manera similar, es conveniente que sepas cómo se dicen frases que te ayudarán en más de un caso.

Por ejemplo:

  • «No como carne / pollo / pescado / cerdo»
  • «¿Tienen menú vegetariano?»
  • “»Soy vegetariano»

Descarga un diccionario en el móvil o llévalo anotado antes de salir de casa.

Lee también: Cura con cáscara de manzanas para perder peso

Haz una lista de los sitios «veggie friendly»

En muchas páginas web se detallan los restaurantes disponibles. Si viajas a una gran ciudad te conviene hacer una lista con aquellos disponibles. Incluso además de servir comida para vegetarianos, en algunos de ellos puedes comprar platos preparados.

También existen aplicaciones móviles  que te ofrecen información actualizada según donde te encuentres.

Lleva algo para picar entre horas

guia de viaje para vegetarianos

Llevar unas barritas de cereales, una manzana o un paquete de galletas puede ser una excelente opción para cuando empieces a sentir hambre y no encuentres un lugar con comida vegetariana.

Los frutos secos también son una buena elección para tomar fuera de casa si eres vegetariano. Además puedes comprarlos en cualquier tienda de alimentación. Asimismo las frutas desecadas aunque son más dulces también te pueden servir.

También puedes optar por los chips de verduras que pueden ser caseros o comprados. Chips hechos con chirimía, remolacha, plátano, zanahoria, coco, etc. Aunque puedes encontrarlos en tiendas de comestibles, mejor que sean caseros. Están hechos al horno o en deshidratadora y con aceite de oliva.

  • Couceiro, P., Slywitch, E., & Lenz, F. (2008). Padrão alimentar da dieta vegetariana. Einstein.

  • Rojas Allende, D., Figueras Díaz, F., & Durán Agüero, S. (2017). Ventajas y desventajas nutricionales de ser vegano o vegetariano. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182017000300218

  • Román, D., & Vilaplana, E. (2003). La dieta ética; Ética y dietética del veganismo. El Vegetariano.