Recomendaciones para bajar de peso

20 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Recuerda que la forma más efectiva de perder peso de forma saludable es modificar los hábitos de vida. Una buena alimentación junto con ejercicio físico es lo más recomendable para mantener tu peso ideal en el tiempo

Adelgazar no es solo una cuestión estética, sino una cuestión de salud. Del mismo modo, es importante tener en cuenta la diferencia entre el concepto de adelgazar y el de bajar de peso saludablemente. 

En la mayor parte de los casos, engordamos fundamentalmente por nuestro estilo de vida. Llevar una mala alimentación, el sedentarismo, el ritmo de vida acelerado, el estrés, son factores que fomentan el exceso de grasa y la pérdida de masa muscular. Esto, con el tiempo, puede conllevar problemas de salud para la persona.

Existen muchas dietas que prometen adelgazar de forma milagrosa a base de cometer imprudencias en la alimentación diaria. Hay que tener cuidado con estas dietas, pues con el tiempo pueden causar graves consecuencias en el organismo. Bajar de peso no es fácil, es un cambio que lleva tiempo y requiere dedicación y compromiso, especialmente porque conlleva un cambio importante en los hábitos de vida.

Por ello, es importante contar con el apoyo de un especialista que nos indique cómo llevar a cabo cada paso. Para adelgazar no es necesario pasar hambre. A continuación, te exponemos algunas recomendaciones para bajar de peso. ¡Presta atención!

Por qué se aumenta nuestro peso

Como explican los profesionales de Saludemia, nuestro estilo de vida condiciona inevitablemente nuestro peso y, por ende, el estado de nuestra salud. El alcohol, el tabaco, la mala alimentación y el sedentarismo son los principales factores que condicionan el físico de una persona.

En algunos casos, el aumento de peso puede estar relacionado con ciertas enfermedades o medicamentos. En estas situaciones, lo mejor es consultar cualquier duda o problema con el doctor directamente. Son casos más complejos en los que es importante no tomar decisiones sin el consejo de un profesional.

Ahora bien, cuando el motivo son los hábitos de vida el cambio sí puede venir de uno mismo, y es importante tomar la decisión de cambiar con seguridad. Para reducir nuestro peso de forma verdadera no es suficiente que hagamos esporádicamente determinadas “dietas milagro”, dietas que además pueden resultar dañinas. La clave está en la actitud y el cambio de hábitos de vida. 

Persona encima de la báscula con la cinta métrica

 

Remedios naturales para bajar de peso

Buenos hábitos alimenticios

Como ya hemos comentado, se debe eliminar el consumo de “comida basura” y reducir el de grasa saturada. La bollería industrial, los alimentos ultraprocesados, las chuches, y las bebidas enérgicas deben evitarse por completo. Estos productos no aportan nada al organismo y fomentan el aumento de peso. También debemos reducir el consumo de harinas, azúcares y carnes rojas. En su lugar, es bueno consumir carne de pollo, pescado y todo tipo de vegetales.

Si se quiere tomar algo entre comidas, se pueden sustituir los fritos o las barritas ultraprocesadas por una infusión, algo de fruta, o una pequeña porción de cereales integrales. ¡Existe una amplísima variedad de alimentos sanos y reales con la que se puede contar!

Además, hay que tener en cuenta cómo se cocinan los alimentos. Las preparaciones más ligeras son el vapor, el hervido, el horno y la plancha. También es recomendable evitar ciertos aceites, como el de girasol, y sustituirlos por otros más saludables, tal como recomienda la Fundación Española del Corazón, como el de oliva. 

Cesta llena de alimentos saludables como verduras y frutas

También es muy importante tomar mucha agua. Lo más recomendable es tomar unos 2 litros de agua diarios. Como se ha mencionado anteriormente, en ningún caso será positivo sustituir el agua por bebidas energéticas o refrescos. Si se quiere beber algo diferente, se puede optar por preparar batidos o zumos naturales de fruta.

Por otro lado, una buena opción que se puede probar es comer en platos pequeños. Según estudios de la Universidad de Utah, hay un pequeño desfase entre el instante en que una persona ha terminado de comer y el momento en que su estómago se siente lleno. Al usar platos pequeños se sirven porciones menores. Así, el cerebro recibe la señal de haber terminado de comer y nos llegará la sensación de estar saciados, evitando comer de más.

Evita el sedentarismo

Llevar una vida sedentaria influye negativamente en los niveles de glucosa y grasas del organismo. Según diversos estudios, cada hora que pasamos sentados aumenta el riesgo de patología cardíaca en un 18%.

Como señala una publicación en Texas Heart Institute Journalla pérdida de peso y la actividad física regular contribuyen de forma significativa a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, principalmente en mujeres.

Asimismo, mantener activos favorece el control del sobrepeso y todos los riesgos que acarrea. Existen miles de centros deportivos y actividades entre las que se puede elegir qué hacer. Escoge lo que mejor se adapte a tu ritmo de vida y empieza a moverte, notarás la diferencia.

En algunos casos, determinadas personas precisan estar sentadas mucho tiempo. Es necesario romper esta dinámica cada media hora o cada hora con cinco minutos de actividad. En la medida de lo que puedas, hay que procurar moverse. Media hora de caminata durante el día puede ser muy efectivo. Por ejemplo, se puede ir andando al trabajo si es posible, en vez de usar el transporte público. También podemos tomar hábitos saludables, como subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor.

Lee más: Hábitos y ejercicios para moldear tu cintura en poco tiempo

El ejercicio moderado es uno de los remedios para bajar de peso más efectivos

En todo caso, si sientes que necesitas contar con el apoyo de un especialista, no dudes en acudir a un nutricionista. Un profesional puede adaptar una dieta en concreto a las necesidades personales de cada uno, supervisar el cumplimiento y ofrecer su apoyo hasta el último momento.

  • AECOSAN. [Internet]. Plan de Fomento de Hábitos de Vida Saludables. 2014. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/nutricion/6_Plan_HAVISA_Convencion_NAOS_VERSION_FINALv2.pdf
  • Botanical-Online. [Internet]. Propiedades medicinales del fucus. Disponible en: https://www.botanical-online.com/medicinalsfucus.htm
  • IntraMed. [Internet]. Ayudo intermitente y salud metabólica. 2015. Disponible en: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86815
  • Organización Panamericana de la Salud. [Internet]. Guía de entornos y estilos de vida saludables. 2016. Disponible en: http://iris.paho.org/xmlui/bitstream/handle/123456789/34580/vidasaludable2016-spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y