10 formas de ajustar tus hábitos alimenticios para perder peso

Elena Martínez Blasco · 4 marzo, 2018
Una de las formas más efectivas de perder peso es masticar bien la comida. Así damos tiempo a que la señal de saciedad llegue antes al cerebro y comemos menos.

Si nuestro objetivo es perder peso puede ser que la solución no se base en reducir grasas o calorías. Hay muchos factores que nos hacen engordar sin que lo sepamos y que no nos costaría nada cambiar. Por eso, hay que saber cómo ajustar algunos hábitos alimenticios para perder peso.

Hábitos alimenticios para perder peso

Las dietas estrictas ya no son uno de los hábitos alimenticios para perder peso. Pasar hambre, controlar cada ración o sufrir en cada comida no solamente nos causa un estrés anímico, sino que a la larga provoca un efecto rebote y nos hace engordar más.

Cada vez más nutricionistas recomiendan aprender a comer de manera saludable para perder peso de manera gradual. Esto, además, repercute en nuestra salud de manera positiva, ya que nos sentimos llenos de energía y de buen humor.

Mujer feliz demostrando cómo levantarnos de buen humos

Lo importante es aprender a adelgazar. Debemos conocer los malos hábitos que nos hacen engordar sin que nos demos cuenta y sustituirlos por otros mucho más efectivos y sanos.

1. Elegir las harinas integrales

Debemos reducir el consumo de harinas, ya que son una fuente de mucha energía. Si no la gastamos, lo único que hacemos es ganar peso.

No obstante, siempre que vayamos a cocinar con harina recomendamos optar por las integrales. Estas son ricas en fibra, favorecen el tránsito intestinal y resultan más saciantes.

Lee también: 5 síntomas de que necesitas comer más para perder peso

2. Sustituir las grasas malas por las buenas

Las grasas buenas no engordan, sino que nos nutren, activan el metabolismo para que quememos más grasa, en especial de la zona del abdomen. ¿Qué grasas saludables podemos comer?

  • Aceite de coco.
  • Aceite de oliva.
  • Aguacate.
  • Ghee.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Yema de huevo.
  • Pescado azul.

3. Eliminar el azúcar

azucar-aceite de coco

Eliminar el azúcar es mucho más efectivo que contar calorías o reducir grasas. El azúcar altera nuestro organismo y favorece la acumulación de grasa, sobre todo en la cintura. Podemos elegir otro tipo de endulzantes:

  • Azúcar de coco.
  • Estevia.
  • Miel de abeja.
  • Xilitol.

Visita este artículo: Infusión de ajenjo, menta y estevia para regular el azúcar

4. Reducir la sal

La sal favorece la retención de líquidos. Esto nos hace ganar peso y volumen. Por ello debemos reducir su consumo lo máximo posible y elegir, siempre que sea posible, sal marina en lugar de sal común.

Podemos potenciar el sabor de nuestros platos con especias, vinagre, limón, ajo, etc.

5. Aumentar la proteína

Nutrientes frutos secos

La proteína nos ayuda a perder peso, aumentar la masa muscular, acelerar el metabolismo y reducir la cintura. No obstante, recomendamos no abusar de la proteína animal e incorporar también la de origen vegetal a nuestra dieta. La proteína vegetal, además de ser de buena asimilación, también nos aporta una gran cantidad de fibra.

  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Aguacate.

6. Que no falte la ensalada

Acompañar cada comida de una buena ensalada es un hábito muy recomendable para perder peso sin pasar hambre. Las ensaladas son muy saciantes y son ricas en vitaminas y minerales. 

Te recomendamos que pruebes todas las recetas de ensaladas que hay. Algunas, si llevan muchos complementos, pueden incluso servir como un solo plato de comida.

7. Cuidado con los lácteos

La leche y los derivados lácteos nos hacen ganar peso y, en muchos casos, no los digerimos bien por su contenido en lactosa. Podemos sustituirlos por bebidas vegetales que podemos preparar en casa o bien comprar, a base de los siguientes ingredientes:

  • Avena.
  • Arroz.
  • Almendra.
  • Avellana.
  • Espelta.
  • Cáñamo.

8. Desayunar más y cenar menos

Los desayunos nos aportan energía que vamos a quemar a lo largo del día. En cambio, las cenas suelen aumentar nuestras reservas de grasa en el cuerpo.

Por este motivo, para perder peso debemos desayunar de manera completa y equilibrada y cenar poco y temprano. No se trata de acostarnos con hambre, sino de elegir alimentos ligeros que nos sacien y podamos digerir bien.

9. Beber más agua

beber-agua

Deberíamos beber cada día, por lo menos, un litro y medio de agua. Beber agua a lo largo del día, en ayunas y fuera de las comidas nos ayuda a adelgazar por los siguientes motivos:

  • Acelera el metabolismo.
  • Combate la retención de líquidos.
  • Aumenta la sudoración.
  • Mejora la digestión.
  • Evita comer por impulso cuando no tenemos hambre.

10. Masticar bien

Masticar bien los alimentos es uno de los últimos hábitos alimenticios para perder peso muy sencillo. Al masticar bien conseguimos saciarnos antes y comer menos, así como a mejorar la asimilación de los nutrientes.

Debemos aprender a comer despacio, sin prisas y sin ansiedad, para disfrutar de la comida a la vez que adelgazamos comiendo. ¿Ya has ajustado estos hábitos alimenticios para perder peso? Te animamos a que los incorpores en tu dieta porque conseguirán cambiarte la vida.