4 hábitos que te causan arrugas prematuras en el rostro

Raquel Lemos Rodríguez·
27 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
30 Diciembre, 2018
Hay ciertos hábitos cotidianos que son nocivos para la piel, y los hacemos casi sin darnos cuenta. Nunca es tarde para empezar a cuidar la dermis y la salud del cuerpo en general.
 

Muchas personas dedican tiempo, esfuerzo y hasta recursos económicos para combatir las arrugas que aparecen en la cara con el paso del tiempo. Sin embargo, a menudo ellos mismos atentan contra la lozanía de la piel con sus conductas. ¿Sabes qué hábitos causan arrugas prematuras en el rostro?

La cara es una parte del cuerpo que siempre está expuesta a los agentes externos. Por eso, cuidar la dermis de manera adecuada es indispensable para evitar las manchas, la deshidratación y las arrugas.

A pesar de ello, por falta de tiempo, pereza o desconocimiento, probablemente tengas hábitos que te causan arrugas prematuras. Veamos algunos de ellos para empezar a ponerles remedio y a adoptar un estilo de vida más saludable.

1. Exceso de sol

El primero de los hábitos que te causan arrugas prematuras en el rostro es exponer la piel al sol de manera inadecuada. Es bueno que te dé la luz solar, pero no debes olvidar tomar las medidas oportunas para cuidar el cutis.

 

Según una publicación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los rayos ultravioletas pueden no solo causar arrugas o manchas, sino también cáncer de piel. Por lo tanto, utilizar siempre protección solar, incluso en invierno, es indispensable.

Asimismo, en verano no se debe exponer la piel del rostro —ni de ninguna otra parte del cuerpo— al sol entre el medio día y las 16 horas. El motivo es que en esos momentos el sol es más fuerte, por lo que toda protección es poca.

Las personas que sufren tanorexia, por ejemplo, pueden tener una piel muy arrugada a temprana edad como causa de una exposición excesiva al sol. Por eso, si quieres evitar arrugas prematuras, toma el sol con precaución.

Te puede interesar: ¿La ropa nos protege del sol?

2. Otros factores y hábitos que te causan arrugas

Mujer fumando un cigarro.
Los malos hábitos como el tabaco son responsables de la aparición de arrugas prematuras.
 

Los malos hábitos cotidianos y otros factores relacionados al estilo de vida de las personas también pueden conducir a un envejecimiento temprano de la piel. ¿Fumas? ¿Sufres mucho estrés? ¿Cómo te alimentas?

Las personas que fuman, si alguna vez te has fijado en esto, suelen tener arrugas a muy temprana edad. Este hábito tan nocivo no solo es perjudicial para la salud, sino que también afecta al estado de la piel, según explica un estudio publicado por Experimental Dermatology.

Por otra parte, el tipo de alimentación que llevas también puede dañar la piel. Si no consumes frutas y verduras e incluyes en tu dieta demasiada bollería industrial o comida rápida, es probable que sufras de arrugas prematuras.

La explicación radica en que la piel necesita determinados nutrientes que ayuden a que el colágeno haga su función. Esta relación estrecha entre la dieta y la salud de la piel es confirmada, entre otras investigaciones, por un estudio publicado por The American Journal of Clinical Nutrition.

 

Además de eliminar el hábito de fumar y empezar a comer bien, aún queda otro elemento que abordar: el estrés. Vivir estresada y no saber gestionar las emociones de manera adecuada puede hacer que las arrugas aparezcan antes de lo debido, como detalla un estudio que publicó Inflammation and Allergy Drug Targets.

3. No hacer ejercicio

Una investigación publicada por Rejuvenation Research afirma que el sedentarismo también se incluye dentro de los hábitos que te causan arrugas antes de tiempo. Los autores de este estudio explican que hacer ejercicio moderado al menos 30 minutos al día no solo es importante para la salud, sino también para la piel.

Lamentablemente, hoy en día muchos trabajos son demasiado sedentarios. Así pues, cuando puedas, evita estar sentada y muévete. Algunas alternativas sencillas para el día a día son bajarte antes del autobús o comprar una bicicleta para ir a estudiar o a trabajar. No es necesario apuntarse a un gimnasio para mantenerse activo; incluso con caminar es suficiente.

 

Te puede interesar: La salud de la piel, ¿qué es mito y qué es realidad?

4. Falta de hidratación

Mujer bebiendo un vaso de agua.
Mantenernos hidratados es esencial para evitar que la piel pierda elasticidad.

El último de los hábitos que te causan arrugas prematuras es la falta de hidratación. ¿Bebes suficiente agua? ¿Cuidas de manera adecuada tu piel? La hidratación del cutis debe ser tanto interior como exterior.

Dependiendo de la actividad física y de la estación del año, puedes necesitar beber de dos a tres litros de agua diarios; a veces, incluso más. Mantenerte hidratada y no esperar a tener sed para beber es indispensable.

Una publicación de Nutrition Reviews destaca la relevancia de la hidratación para el buen estado de la dermis. No obstante, esta fuente también aclara que el factor genético y las condiciones medioambientales influyen en su estado.

 

Asimismo, también debes prestar atención a cómo proteges la piel exteriormente. Aunque tengas la piel grasa, los expertos de Mayo Clinic aconsejan utilizar una crema hidratante todos los días. Hay una amplia variedad de productos que le dan a la piel todo lo que necesita.

Comienza a cambiar los hábitos que te causan arrugas

¿Cuáles de estos hábitos que te causan arrugas prematuras llevas a cabo sin darte cuenta? ¿Te preocupa la apariencia de la piel? Si la respuesta a esta última pregunta es «sí», te animamos a que cambies gradualmente estas costumbres.

Esto te ayudará a cuidarte y sentirte mejor, y a ver cambios en la dermis que demostrarán lo saludable que estás. La manera en la que te cuides se reflejará en el exterior.

Finalmente, ten presente que estos hábitos ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y otras afecciones relacionadas, pero no reemplazan la consulta con el profesional. Si tienes síntomas de alguna afección cutánea, acude con el dermatólogo.

 
  • Chen, Y., & Lyga, J. (2014). Brain-skin connection: stress, inflammation and skin aging. Inflammation & allergy drug targets, 13(3), 177-90.
  • Ono, Y. , Torii, K. , Fritsche, E. , Shintani, Y. , Nishida, E. , Nakamura, M. , Shirakata, Y. , Haarmann‐Stemmann, T. , Abel, J. , Krutmann, J. and Morita, A. (2013), Role of the aryl hydrocarbon receptor in tobacco smoke extract–induced matrix metalloproteinase‐1 expression. Exp Dermatol, 22: 349-353. doi:10.1111/exd.12148
  • Cuidado de la piel: 5 sugerencias para una piel sana. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/skin-care/art-20048237
  • Popkin, B. M., D'Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition reviews, 68(8), 439–458. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • Garatachea, N., Pareja-Galeano, H., Sanchis-Gomar, F., Santos-Lozano, A., Fiuza-Luces, C., Morán, M., Emanuele, E., Joyner, M. J., & Lucia, A. (2015). Exercise attenuates the major hallmarks of aging. Rejuvenation research, 18(1), 57–89. https://doi.org/10.1089/rej.2014.1623
  • Chen, Y., & Lyga, J. (2014). Brain-skin connection: stress, inflammation and skin aging. Inflammation & allergy drug targets, 13(3), 177–190. https://doi.org/10.2174/1871528113666140522104422
  • Esther Boelsma, Lucy PL van de Vijver, R Alexandra Goldbohm, Ineke AA Klöpping-Ketelaars, Henk FJ Hendriks, Len Roza, Human skin condition and its associations with nutrient concentrations in serum and diet, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 77, Issue 2, February 2003, Pages 348–355, https://doi.org/10.1093/ajcn/77.2.348
  • Ono, Y., Torii, K., Fritsche, E., Shintani, Y., Nishida, E., Nakamura, M., Shirakata, Y., Haarmann‐Stemmann, T., Abel, J., Krutmann, J. and Morita, A. (2013), Role of the aryl hydrocarbon receptor in tobacco smoke extract–induced matrix metalloproteinase‐1 expression. Exp Dermatol, 22: 349-353. doi:10.1111/exd.12148
  • Consejos de la AEMPS sobre protección solar. Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. https://www.aemps.gob.es/cosmeticosHigiene/cosmeticos/docs/proteccion_solar.pdf