Hábitos cotidianos que dañan nuestra salud

Muchos de los hábitos que realizamos a diario parecen ser algo normal en nuestra vida e ignoramos los posibles impactos que puedan tener en la salud. Con el tiempo nos vamos dando cuenta que cometimos un grave error al no prestarles atención y empezamos a buscar la forma de remediar los efectos que han causado en nuestro organismo.

La mejor forma de no sufrir en el futuro los efectos de los malos hábitos de vida, es detectarlos a tiempo para tomar las medidas de prevención necesarias. Por esta razón, hoy te queremos dar a conocer los 6 hábitos que parecen inofensivos, pero que con el tiempo pueden tener efectos negativos en la salud.

Abusar de los Snacks

Es cierto que lo recomendado es comer de 5 a 6 veces al día para mantener el metabolismo a buen ritmo. Comer un snack entre las comidas principales es completamente válido, ya que además de calmar el hambre, es ideal para mantener el peso. Sin embargo, si te pasas de la raya y empiezas a sentir que de snack en snack ya no te hace falta comer nada más, entonces empiezas a tener problemas. Cambiar las comidas principales por snacks y abusar de su consumo, hace que aumentemos de peso e incluso puede causar trastornos alimenticios.

Ver mucha televisión

Mando de TV

Es cierto que ver televisión nos puede ayudar a relajarnos cuando hemos tenido un día muy pesado y queremos hacer algo que nos resulte placentero. Sin embargo no es lo más recomendado, pues se ha comprobado que quienes ven mucha televisión, tienen poca actividad física y además tienden a comer más. De acuerdo con las investigaciones, las personas que ven mucha televisión suelen comer más comida chatarra y refrescos, en comparación con quienes no lo hacen. Como consecuencia esto puede llevar al sobrepeso y la diabetes tipo II.

Gastar en exceso

Hacer muchas compras nos puede generar placer y liberarnos de la tensión en el momento que las estamos realizando. Sin embargo, lo que no es conveniente es abusar de las compras y el dinero, ya que tener deudas y no tener cómo cubrirlas puede generar un efecto muy negativo en la salud, causando depresión, estrés, insomnio, dolor de cabeza e incluso hipertensión. Así mismo, las preocupaciones económicas hacen que la persona esté más vulnerable a caer en vicios como el cigarrillo, el alcoholismo y comer en exceso.

Exposición al sol

quemaduras-solares

El bronceado está de moda y es cierto que nos puede ayudar a conseguir una tonalidad de piel más hermosa. Pero, ¿sabías que esta tendencia de moda y belleza influye en el envejecimiento prematuro? Si no tenías esto presente, posiblemente le estés haciendo mucho daño a la piel. Resulta que la exposición excesiva al sol destruye las fibras elásticas, encargadas de mantener la piel firme y suave. Pero además, los estudios han encontrado que los rayos UV y las quemaduras solares que esto causa, son un factor de riesgo para desarrollar cáncer de piel.

La tristeza

Obviamente la mayoría de las personas buscan la felicidad y procuran mantener alejadas las tristezas de su vida. Sin embargo hay quienes convierten este estado emocional en un estilo de vida y se dejan afectar hasta por el más mínimo detalle. La tristeza es algo que todos podemos controlar, siempre y cuando estemos dispuestos a buscar la felicidad; obviamente, hay casos en que es inevitable sentirla, pero se trata de superar y continuar. Tanto la tristeza como el enojo, estimulan la producción de las hormonas del estrés, promoviendo al mismo tiempo la hipertensión e incluso la mala digestión.

Mañanas sin desayuno

Un.desayuno.sano.un.desayuno.saludable

Muchos, por falta de tiempo o de apetito, ignoran cada mañana el desayuno, sin saber que se está saltando la comida más importante del día. Para la mayoría esto puede ser algo inofensivo que posteriormente se compensará con una merienda e incluso el almuerzo; sin embargo, se ha comprobado que el desayuno contribuye al buen ritmo del metabolismo, siendo una especie de “combustible” para el organismo. Quienes no desayunan tienen un metabolismo más lento, además suelen comer en exceso en el resto de horas del día. Lo recomendado este tener un desayuno saludable máximo una hora después de levantarse.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar