Hábitos que dañan nuestros intestinos

Valeria Sabater·
09 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
20 Abril, 2019
Aunque solemos centrarnos en la alimentación, el estrés y las preocupaciones diarias también pueden afectar el aparato digestivo. Por eso, es necesario tomar ciertas medidas para mejorar la salud de nuestros intestinos.

Los intestinos son los encargados de transportar los alimentos hacia el estómago, absorber los nutrientes de los mismos y eliminar los desechos del cuerpo. Sin embargo, debido a algunos malos hábitos, este proceso puede verse afectado y hacer que se produzcan inflamaciones, gases, presión abdominal, entre otras molestias.

Lo anterior, no solo se refiere al consumo de ciertos alimentos. Los problemas estomacales, aunque muchos no lo crean, también están relacionados con los estados de ansiedad y estrés a los que se ve sometido el organismo en la rutina diaria. A continuación, detallamos algunas prácticas que pueden dañar nuestros intestinos.

¿Qué hábitos pueden dañar nuestros intestinos?

Son muchos los factores que afectan el buen funcionamiento de los intestinos. Estos, en ocasiones, suelen derivarse en el tan conocido colon irritable. ¿Qué podemos hacer para evitarlo? ¿Qué malos hábitos debemos cambiar para mantener una buena salud intestinal? En la siguiente lista, detallamos algunos consejos útiles para este fin.

Evitar los altos niveles de estrés

estres

Aunque estemos acostumbrados a lidiar con los retos del día a día, este consejo se debe tomar muy en serio. El ritmo de vida que llevamos: las prisas, las preocupaciones, la ansiedad y el estrés, afectan directamente la salud del estómago y los intestinos. De ahí, la importancia de dar cierto equilibrio y tranquilidad a nuestra vida.

Sobre lo anterior, una revisión publicada en World Journal of Gastroenterology señala que los altos niveles de estrés pueden ser una de las causas para el desarrollo del síndrome del intestino irritable. Esto se debe a que este estado de ánimo tiene un impacto directo en la activación inmunitaria de la mucosa y la microbiota gastrointestinal.

Por otro lado, es muy común que algunas personas coman en exceso para paliar los nervios y la ansiedad, lo que provoca una acumulación de comida a digerir que los intestinos no pueden afrontar de modo tan rápido. Así, se producen problemas de digestión y de absorción de los alimentos.

Es por ello que una buena idea para disminuir el riesgo de padecer estas afecciones es practicar algunas técnicas de relajación, como la meditación o el yoga. También, se pueden incluir ejercicios de respiración que ayuden a mantener un estado más tranquilo y consciente.

Ver también: 14 señales que te indican un nivel de cortisol alto

Eliminar algunos alimentos de la dieta

hábitos que dañan nuestros intestinos

Las hamburguesas, las patatas fritas, el pollo frito con excesivo aceite, las pizzas y los aros de cebolla son alimentos que todo sabemos reconocer como comida basura. Sin embargo, en muchas ocasiones recurrimos a ellos por falta de tiempo o, simplemente, porque nos gusta.

Pero ¿cuántas veces nos ha ocurrido que, por ejemplo, al cabo de un rato de haberlas ingerido, aparece el ardor estomacal o las flatulencias? Estas comidas apenas disponen de fibra soluble, así que, cuando se consumen en exceso, estimulan el tracto intestinal y causan molestias en el estómago.

Aunque los síntomas y detonantes son diferentes en cada persona, una publicación de National Health Services menciona que lo más recomendable para evitar problemas en los intestinos es cocinar comidas caseras con ingredientes frescos, cada vez que la ocasión lo permita.

Reducir el consumo de lácteos

lacteos2

Los estudios sobre los lácteos no son muy claros en cuanto a su impacto en los intestinos. No obstante es muy común encontrar personas a las que estos productos les producen un aumento de los síntomas del síndrome del intestino irritable o algunas molestias estomacales, como gases e hinchazón.

En estos casos, se puede reemplazar la leche de vaca por sustitutos como la leche de avena, arroz, almendras o, incluso, pistachos. Aunque es fácil encontrarlas en los supermercados, lo mejor es hacerlo en casa. Así, nos aseguramos de que los ingredientes sean realmente naturales.

Quizá te interese: Receta casera y fácil para preparar leche de almendras

Revisar los efectos adversos de algunos medicamentos

Medicamentos para dejar de fumar

Diversos problemas en nuestros intestinos, como, por ejemplo, el caso del síndrome del intestino irritable, estarían relacionados con el uso de antibióticos. Al parecer, el uso prolongado de este tipo de medicamento afecta directamente la microbiota intestinal.

De acuerdo con una publicación de Faculty of Health and Medical Sciences, su consumo frecuente puede originar graves desequilibrios en nuestra flora intestinal. Esto, debido a que su naturaleza es eliminar todas las bacterias del organismo, sin importar si buenas o malas. Por eso, lo mejor ser precavido a la hora de ingerirlos.

Adicional a este, otros medicamentos podrían tener los mismos efectos. Por ejemplo, los que utilizamos para el estreñimiento o la diarrea. De todos modos, y para estar más tranquilos, los mejor es consultar siempre con el médico y entender los efectos secundarios de los medicamentos que tomamos.

Para finalizar, vale la pena recordar que los intestinos, así como cualquier órgano del cuerpo, requieren de cuidado para funcionar correctamente. Esto se logra mediante buenos hábitos, tanto alimenticios como de estilo de vida. Intenta poner en práctica estos consejos y notarás los resultados.

  • Hislop, I. G. (1971). Psychological significance of the irritable colon syndrome. Gut, 12(6), 452-457.
  • Occhipinti, K., & Smith, J. W. (2012). Irritable bowel syndrome: a review and update. Clinics in colon and rectal surgery, 25(1), 46.
  • Read, N. W. (1987). Irritable bowel syndrome (IBS)—definition and pathophysiology. Scandinavian Journal of Gastroenterology, 22(sup130), 7-12.
  • Faculty of Health and Medical Sciences. The composition of gut bacteria almost recovers after antibiotics. (2018). Recuperado el 9 de octubre de 2020. https://healthsciences.ku.dk/newsfaculty-news/2018/10/the-composition-of-gut-bacteria-almost-recovers-after-antibiotics/
  • National Health Services. Diet, lifestyle and medicines. Irritable bowel syndrome (IBS). (2017). Recuperado el 9 de octubre de 2020. https://www.nhs.uk/conditions/irritable-bowel-syndrome-ibs/diet-lifestyle-and-medicines/
  • Qin, H. Y., Cheng, C. W., Tang, X. D., & Bian, Z. X. (2014). Impact of psychological stress on irritable bowel syndrome. World journal of gastroenterology20(39), 14126–14131. https://doi.org/10.3748/wjg.v20.i39.14126