¿Hacer el amor ayuda a perder peso?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 8 diciembre, 2018
Para conseguir perder peso al hacer el amor debemos complementarlo con otras actividades saludables, así como tomar un papel activo al mantener las relaciones sexuales

¿Sabías que el hecho de hacer el amor puede ayudar a incrementar el gasto energético del cuerpo, es decir, la quema de calorías?

Aunque existe alguna que otra ayuda para aumentar el ritmo del metabolismo, es primordial tener claro que la alimentación y el ejercicio físico son los pilares más importantes.

La práctica de sexo de forma habitual se puede volver uno de los mejores complementos para lograr un peso sano.

¿Qué tan efectivo es? ¿Cómo sacarle provecho?

Considerando que muchos aún no conocen estos beneficios de hacer el amor, en el siguiente espacio queremos compartirlo en detalle.

¿Es cierto que hacer el amor ayuda a perder peso?

hacer-el-amor

Para muchos es una simple leyenda urbana, mientras que otros aseguran que sí han encontrado beneficios para perder peso en la práctica del sexo. Lo cierto es que, si bien es una actividad física, el hecho de que ayude o no a perder kilos depende de algunas condiciones.

  • Al hacer el amor ponemos en movimiento todo el cuerpo y esforzamos algunos de nuestros grupos musculares más importantes. Bajo este parámetro, se puede considerar que, efectivamente, ayuda a perder peso.
  • Sin embargo, el número de calorías que se queman dependen de la actividad de la persona, su metabolismo y el tiempo que dura el acto. Mientras que las personas activas consiguen un gasto energético significativo, las pasivas casi no obtienen nada.
  • Por otro lado, para que el sexo pueda ser considerado como un ejercicio adelgazante es fundamental incrementar la exigencia física. Esto implica adoptar posturas más complicadas y aumentar la frecuencia semanal con que se practica.

Argumentos contrarios

Considerando todos los factores que implican el proceso de perder peso, hay quienes argumentan que la actividad sexual no sirve nada.

Aunque en 30 minutos puede ayudar a perder hasta 200 calorías, habría que ser muy constantes para ponerlo al nivel de otros tipos de ejercicio.

Por lo tanto, lo idóneo no es considerar que el sexo es una forma de adelgazamiento, sino un complemento para mantener el cuerpo sano y en forma.

Lee también: Alorgasmia: pensar en otra persona durante el sexo

¿Cómo bajar de peso haciendo el amor?

Ya hemos aclararado las condiciones en las que las relaciones sexuales pueden ayudar a perder peso. Ahora es el momento de conocer cómo sacarle más provecho con este fin.

Antes que nada, hay que aclarar que no es algo que se logra de la noche a la mañana, ni en meses.

  • Su práctica tiene beneficios menores en el organismo, que se notan solo si se tienen en cuenta otros hábitos saludables.

Prueba diferentes posiciones

oido-sexo

Hay muchas posiciones que pueden ayudar a incrementar el gasto de calorías. No te quedes en el clásico misionero, porque es el que menos te ayuda a quemar. De hecho, hay posturas que ayudan a tonificar partes del cuerpo en específico.

  • Por ejemplo, si deseas tonificar los brazos, asegúrate de elegir una posición en la que tengas que poner a prueba su resistencia y fuerza.
  • Hazlo despacio, sin sobresforzarte demasiado, puesto que no deja de existir el riesgo de lesiones.

Visita este artículo: 6 consejos para tener sexo en el agua

Hazlo con más frecuencia

¿Cada cuánto tienes relaciones sexuales con tu pareja? Si solo lo hacéis 2 o 3 veces por semana, anímala para que hacerlo con más frecuencia de lo habitual.

Hacer el amor es sano y no tiene un límite de veces. Si ambos estáis de acuerdo, lo podéis hacer todos los días. Esto no solo mejora sus efectos sobre el peso, sino que aumenta la confianza y complicidad entre ambos.

Trata de ser muy activo

posicion-sexual

Cuánto más activo seas en tus relaciones sexuales, mayores son los beneficios. Si bien hay posturas en las que alguno de los dos debe permanecer un poco más quieto, lo ideal es tratar de llevar el control para movernos tanto como sea posible.

De hecho, hay muchas posiciones en las que los dos pueden moverse casi a la par. Esto que permite que ambos saquen el máximo provecho.

Como acabamos de ver, hacer el amor puede ser muy beneficioso para mantener un peso sano.

Si bien no se debe considerar como un método adelgazante, su práctica frecuente es ideal para quemar más calorías y estar en forma.

Ver también:

  • Ricoeur, P. (2000). Amor y justicia. Colección Esprit.
  • Godelier, M. (2000). ¿Qué es un acto sexual? Cuerpo, Parentesco y Poder: Perspectivas Antropológicas y Críticas.
  • Sánchez Muñoz, R. (2015). Ética y amor en la filosofía de Edmund Husserl. Universitas Philosophica. https://doi.org/10.11144/Javeriana.uph32-64.eafh