Hacer lo mismo te brindará siempre los mismos resultados

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 6 febrero, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 6 febrero, 2019
En lugar de echarle la culpa a las condiciones externas, para cambiar algo también nosotros debemos dejar de hacer lo mismo y no únicamente quejarnos

Hacer lo mismo de forma continuada brinda siempre los mismos resultados. Cuando surgen problemas, se complica la rutina de las personas, o uno mismo se ve envuelto en situaciones de dificultad, las personas pueden desahogarse de diversos modos.

Pueden quejarse, y echar la culpa a la forma a la que se desarrollan los acontencimientos en sí. O incluso, llegar echar la culpa a las personas que están alrededor. El evitar autoculparse es un mecanismo de defensa. Si la propia persona no es culpable de lo que está ocurriendo, es más fácil sentirse bien con uno mismo. Por ello, lo sencillo es no asumir la realidad.

Es curioso el hecho de que, en muchas ocasiones, no solo no se asume la realidad sino que también se continúa haciendo exactamente lo mismo que se venía haciendo. Solo en el momento en el que se asuma la realidad y se encuentre motivación para iniciar un cambio, verdaderamente se podrá iniciar la búsqueda de una solución. O un nuevo camino, pero siempre impulsado por la misma persona.

Hombre sentado esperando

Lee: Si yo cambio todo cambia: 5 pasos para programar tu subconsciente

El cambio está en nosotros

El cambio no está en el exterior, sino en nosotros mismos. Solamente asumiendo la realidad de cada situación se puede empezar a encontrar formas de solventar los problemas. Si esperamos que los demás actúen como a nosotros nos gustaría, o esperamos que la vida por sí sola se modifique, nunca se llegará a alcanzar ninguna meta.

Delegar en los demás la posible culpa o responsabilidad sobre un problema, es delegar al mismo tiempo la posibilidad de encontrar una solución al mismo.

También es importante ser realistas y reconocer que no podremos cambiar el mundo. Se trata de ser conscientes de la verdadera capacidad de acción sobre cada situación. Y de este modo, decidir iniciar un cambio ya que mantenerse en la misma postura, efectivamente, dará siempre los mismos resultados.

Hacer lo mismo en las relaciones de pareja

Las relaciones de pareja son un ejemplo muy claro de cómo hacer lo mismo, incurrir en los mismos errores, no dará frutos diferentes. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes con los que nos encontramos? ¿Por qué a pesar de cambiar de pareja tenemos los mismos problemas?

Nuevamente, en primer lugar hay que reflexionar sobre hasta qué punto la culpa se encuentra en factores externos o derivan de uno mismo.

La convivencia en pareja, en concreto, puede ser realmente compleja. Las relaciones deben tener una base firme de confianza y respeto. Así como de comprensión y empatía. Lo que quiere decir que hay que saber ceder, hay que ser capaz de entender los sentimientos de la pareja, escuchar y actuar acorde a las circunstancias.

Una vez que se ha sido capaz de entender la realidad de las situaciones y de los problemas de pareja a través del diálogo, se debe comprobar la propia capacidad de acción e iniciar los cambios apropiados. 

Tips para mejorar la comunicación en la pareja.

Lee: Evita dañar tu relación de pareja

Tenemos que hacer autocrítica para así ver cómo podemos cambiar nuestras actitudes y generar cambios a nuestro alrededor. Porque, como se ha mencionado anteriormente, el cambio está en nosotros. Solamente a través del propio cambio se puede empezar a cambiar lo exterior.

Pequeñas actitudes para dejar de hacer lo mismo

El proceso psicológico para empezar a iniciar cambios en la vida no siempre va a ser sencillo. Muchas veces, la motivación y el esfuerzo requerido para iniciar el procedimiento deben ser constantes y de calidad. Pero los resultados, finalmente, si se continúa trabajando en ello, serán eficaces.

Es posible solicitar ayuda profesional para encontrar un método adecuado con el que trabajar esta motivación. Se trata de poco a poco, con constancia, se encuentren soluciones a problemas en uno mismo. Al principio, no hace falta fijarse grandes metas o resultados a primera vista inalcanzables. Se puede empezar por pequeños objetivos que al ser realizados den paso a objetivos mayores.

Lo más importante es fijarse la idea de dejar de hacer lo mismo. Motivarse para cambiar. Al ritmo que cada persona necesite, en unos ámbitos u otros, pero modificar la conducta.

pensar

El cambio lo producimos nosotros con nuestras acciones. Si nos quedamos quietos sumidos en viejos patrones de comportamiento, las situaciones y problemas también continuarán igual.

  • No authorship indicated. (1955). Motivation and personality. Journal of Consulting Psychology. https://doi.org/10.1037/h0039764
  • Stoyanov, S. (2017). A theory of human motivation. A Theory of Human Motivation. https://doi.org/10.4324/9781912282517
  • Mcclelland, D. C. (1961). Human Motivation. Human motivation. https://doi.org/10.1093/bioinformatics/bts273