¿Cómo hacer tus propios jarrones para decorar?

Maite Córdova 27 mayo, 2018
Los jarrones son uno de los accesorios más comunes en la decoración de interiores y, en especial, de las zonas comunes. ¡Anímate a crear los tuyos!

Los jarrones de porcelana, cerámica y cristal con diseños espectaculares no siempre son lo suficientemente accesibles para nuestro bolsillo. Así que para no tener que forzar nuestro presupuesto o prescindir de estos bonitos elementos en la decoración del hogar, es necesario buscar alternativas. Siempre es posible hallar una solución satisfactoria en la medida de nuestras posibilidades.

No hace falta ser alfarero ni un genio creativo para poner en práctica ciertos trucos que nos permitan recrear el aspecto de los jarrones que deseamos. Todo se trata de ser ingeniosos y de prestar atención a aquellos objetos cotidianos que pueden tener otra función y, por supuesto, otro aspecto completamente diferente.

En otras palabras: hay que saber aprovechar los elementos para darles un giro extraordinario. Para ayudarte con ello, te brindamos algunas ideas a continuación.

Ideas para crear tus propios jarrones

Dentro de la tendencia DIY (Do it yourself), que viene a traducirse al español como “hazlo tú mismo”, hay infinidad de opciones para crear nuestros propios jarrones que generan a la perfección la ilusión de que son de vidrio, cerámica, porcelana, etcétera.

1.- Con CD-ROM

Si deseamos un jarrón con un diseño marroquí, colorido y alegre, podemos optar por lo siguiente: tomamos un recipiente (que tenga una forma de nuestro agrado), y lo pintamos con un espray unicolor (blanco, negro, dorado, del color que más nos guste). Aparte, picamos varios CDs en trozos y los pegamos a la superficie del recipiente con silicona. 

Hay personas que, antes de pegar los trozos de CD en el recipiente, deciden pintarlos con rotuladores de colores y aplicarles una capa de barniz transparente o laca para fijar el color. También hay a quien le gusta añadir algunas cuentas pequeñas y brillos para hacer el jarrón más exótico. El margen de acción es bastante amplio en este sentido.

Podemos crear jarrones a partir de los discos.

2.- Con pintura mate y cordel

Podemos tomar una o varias botellas de vidrio transparentes y aplicarles un par de capas de pintura mate (del color que gustemos) y decorarles el cuello o la base con un poco de cordel fino. También se puede utilizar yute o cáñamo. Y, por supuesto, también se pueden forrar completamente con cordel, si queremos conseguir un estilo más “orgánico” o “artesanal” aún.

3.- Con pintura en espray y purpurina

Otra excelente idea consiste en tomar un recipiente plástico (el típico bote de la leche, por ejemplo) y pintarlo con espray brillante de un color y añadirle purpurina de otro. Se puede pintar de blanco y añadir purpurina color bronce, o bien se puede pintar de turquesa y añadir purpurina dorada.

En fin, hay miles de combinaciones que podemos intentar con tan solo estos dos elementos. Eso sí, ¡los resultados siempre son fabulosos!

4.- Con caracoles o piedras

Los caracoles y las piedras pequeñas también se pueden utilizar para decorar, por ejemplo, una botella de vidrio o un recipiente de cerámica simple. Tan solo hay que pegarlas con un poco de silicona y listo. Ahora, para crear unos jarrones realmente preciosos, podemos dar al recipiente una capa de cemento y añadirle algunas caracolas, del mismo tamaño en la base.

En la parte superior, se puede pintar un triángulo invertido de un color pastel et voilà. Lo mejor de esta idea es que se puede aplicar a otro tipo de recipientes, como las macetas.

Ideas para crear tus propios jarrones.

5.- Con bombillas

En lugar de recurrir solamente a los recipientes de uso común en la cocina, también podemos incorporar un jarrón hecho con algún objeto más “inusual”. Como sabrás, el número perfecto para decorar con varios jarrones es el tres, y preferiblemente, de distintos tamaños y formas.

Así que si al conjunto le añadimos una bombilla (decorada con alguna de las técnicas anteriormente expuestas) conseguiremos un resultado muy original.

6.- Con latas

Por supuesto, también se puede recurrir a las latas para crear bonitos jarrones. Gracias al regreso de los estilos country, vintage y a la tendencia boho-chic, las latas se han incorporado a la decoración de distintas maneras, desde portalápices hasta centros de mesa. Se pueden aprovechar siguiendo alguna de las técnicas anteriormente mencionadas, con la única diferencia de que deberemos asegurarnos de que la pintura que utilicemos sea apta para este tipo de superficie. 

Si tenemos un hogar con un toque retro o un estilo rústico, los jarrones hechos con latas lucirán estupendamente. Por lo general, vienen en color plateado, pero podemos pintarlos de un tono bronce y “envejecerlos” con un poco de crema para zapatos marrón. De esta manera, no lucirán como recién sacados del supermercado.

Hay muchas maneras de crear nuestros propios jarrones. Todo dependerá de nuestro gusto y del tipo de decoración que queramos conseguir. No obstante, lo bueno de la mayoría de estas ideas es que pueden combinarse entre sí para conseguir resultados súper originales y bonitos.

Te puede gustar