Hacer un té medicinal a base de manzana, canela, anís y clavo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sofía Quintana el 17 noviembre, 2018
La infusión de manzana, canela, anís y clavo es un cóctel de nutrientes con propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y digestivas

Las infusiones son una excelente forma de hidratarnos y aprovechar las propiedades medicinales y curativas de los ingredientes que utilicemos. Hoy te traemos una receta para preparar té medicinal a base de manzana, canela, anís y clavo.

La manzana como fuente de potasio

La manzana es una buena fuente de vitamina A y potasio. Una porción pequeña de esta fruta contiene 159 mg de potasio y 73 UI (unidades internacionales) de vitamina A. Aunque las vitaminas más presentes en la manzana se pierden durante el proceso de infusión, el contenido en potasio se conserva en el agua del té.

Propiedades de la canela

La canela, además de ser considerada como una especia afrodisíaca, contiene el compuesto cinnamtannin B1, al que se le atribuyen propiedades antidiabéticas. Además es un potente antioxidante, regulador del azúcar en sangre y anticoagulante. La canela es rica en nutrientes como el hierro, la fibra y el calcio.

El té de anís

Además de ser un té aromático, la infusión de anís es medicinal. Se le atribuyen propiedades digestivas, antimicrobianas y expectorantes. Es un remedio popular para tratar el cólico del lactante, aunque se debe administrar con mucho cuidado en niños pequeños.

Propiedades del clavo de olor

El clavo de olor es una especia con propiedades antifúngicas y antimicrobianas. La infusión se puede emplear para combatir las infecciones vaginales causadas por hongos, como la candidiasis. Además, es un buen antiséptico bucal que previene la formación de placa bacteriana y alivia el dolor de encías.

¿Cómo preparar el té de manzana, canela, anís y clavo?

Ingredientes

  • Una manzana de cualquier tipo
  • Un anís estrellado
  • Un clavo de olor
  • Una canela en rama
  • Agua
  • Azúcar u otro endulzante de preferencia

Necesitarás…

  • Una olla mediana
  • Un colador
  • Una jarra
  • Una cuchara de madera
  • Un cuchillo

Instrucciones

Té de manzana y canela

  1. Lavamos la manzana y la cortamos en trozos pequeños. Dejamos la cáscara pero retiramos las semillas y el tallo.
  2. En una olla mediana ponemos a hervir los trozos de manzana con 5 tazas de agua aproximadamente. Hervimos la mezcla a fuego medio hasta que la manzana se ablande, unos cinco o seis minutos.
  3. Agregamos el clavo, el anís y la canela a la mezcla y dejamos reposar todos los ingredientes durante unos 8 minutos.
  4. Pasamos la mezcla por un colador y vertimos el líquido en una jarra. Si deseas endulzarlo, agrega azúcar u otro endulzante y revuelve bien.
  5. El té ya está listo para servir. Puedes guardarlo en la nevera hasta tres días.