Haciendo frente a las arritmias con la quinidina

13 mayo, 2018
La quinidina es un fármaco que pertenece al grupo I de los antiarrítmicos. Fue el primer fármaco utilizado en clínica para tratar este tipo de problemas cardíacos.

La quinidina es un fármaco antiarrítmico que pertenece a grupo I de este tipo de fármacos. Es un medicamento que tiene como principales indicaciones el tratamiento de la fibrilación auricular y aleteo auricular, la prevención de taquicardia o fibrilación ventricular, la profilaxis de taquicardia de reentrada y el tratamiento de mantenimiento en la restauración del ritmo sinusal por choque eléctrico.

La base terapéutica antiarrítmica actual consta de la estimulación eléctrica programada, implantación de marcapasos y desfibriladores, ablación (extirpación del órgano) y el uso de fármacos antiarrítmicos. Con ello, se trata de de modular los potenciales de acción cardíacos (son corrientes eléctricas que hacen que el corazón lata) bloqueando las diferentes corrientes iónicas que los producen.

Para entender mejor como ejerce su efecto la quinidina, a continuación explicamos brevemente la patología para la cual está indicada.

¿Qué es una arritmia?

Este término hace referencia a una anomalía en el ritmo del corazón, que es el número de latidos por minuto. El ritmo puede estar disminuido, denominándose bradicardia, o aumentado, que es el caso de las taquicardias.

En esta patología se puede ver afectada la formación del impulso cardíaco, apareciendo alteraciones en el automatismo (capacidad del corazón de producir estímulos eléctricos por sí solo) o en la secuencia de activación del miocardio, generando alteraciones en la conducción que se conoce como reentradas, siendo estas las arritmias más comunes.

La mayoría de las arritmias son inofensivas, pero algunas pueden ser graves e incluso poner en peligro la vida del paciente. Durante una arritmia es posible que el corazón no pueda bombear suficiente sangre al resto del cuerpo. En esta situación, el cerebro, el corazón y otros órganos pueden sufrir problemas importantes.

Existen cuatro tipos de arritmias:

  • Extrasístoles. Es el tipo más común de arritmia y en la mayoría de las veces son inofensivas. Se manifiestan como aleteos en el pecho o como una sensación de haberse saltado un latido.
  • Arritmias supraventriculares. Son taquicardias que comienzan en las aurículas (cavidades superiores del corazón) o en nódulo auriculoventricular ( grupo de células situado entre las aurículas y los ventrículos). Como ejemplos de este tipo de arritmias encontramos la fibrilación auricular y el aleteo auricular.
Síndrome del corazón roto.

  • Arritmias ventriculares. En este caso, las arritmias comienzan en los ventrículos, que son las cavidades inferiores del corazón. Pueden ser muy peligrosas y suelen requerir atención médica inmediata. En este tipo de arritmias se encuentran la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular.
  • Bradiarritmias. Puede ocurrir que durante una bradiarritmia no llegue suficiente sangre al cerebro provocando que el paciente se desmaye.

Mecanismo de acción de la quinidina

La quinidina fue el primer fármaco utilizado en clínica para el tratamiento de las arritmias. Pertenece al grupo I de los antiarrítmicos, y dentro de este grupo, se clasifica en el grupo IA. Debe su efecto a la capacidad de inhibir los canales de Na de las membranas de las células cardíacas. Al bloquear estos canales, impide la propagación del impulso nervioso, evitando así que el corazón bombee la sangre.

Es capaz de reducir la frecuencia de la taquicardia, siendo más eficaz en arritmias auriculares y ventriculares, porque en estas dos zonas solo se originan potenciales de acción dependientes de Na.

Al bloquear estos canales, consigue reducir la excitabilidad y la velocidad de conducción del potencial de acción dentro de la aurícula y del ventrículo. Además, también bloquear los canales de potasio, lo que se traduce en una prolongación de la duración del potencial de acción.

La quinidina es un fármaco inotrópico y batmotrópico positivo, es decir, mejora la capacidad de contracción del músculo cardíaco y mejora la capacidad de transmitir los potenciales de acción.

Farmacocinética

La quinidina presenta una buena biodisponibilidad oral. También se puede administrar por vía intravenosa, pero en estos casos hay que tener precaución, ya que puede producir una fuerte hipotensión.

Este medicamento se une mucho a proteínas plasmáticas, dato a tener en cuenta si se administra con otros medicamentos que también presenten esta característica. Cuando se administran dos fármacos que se unen en un alto elevado a proteínas plasmáticas, pueden desplazarse entre ellos aumentando la proporción de fármaco libre en plasma, lo que se traduce en una exacerbación de los efectos del mismo llegando a ser perjudiciales.

La quinidina sufre metabolismo hepático, mediante reacciones de hidroxilación. Como resultado de su metabolismo tiene dos metabolitos activos, siendo el más importante la 3-hidroxiquinidina, que tiene aproximadamente la mitad de la actividad antiarrítmica de la quinidina.

Reacciones adversas

Durante el tratamiento con la quinidina es frecuente observar reacciones adversas de origen gastrointestinal. Entre estos se incluyen síntomas como:

diarrea

Es posible que junto con la administración o con elevadas dosis, se desencadenen cuadros de arritmias y una administración crónica de este fármaco puede desarrollar cinconismo. Esta reacción adversa es un cuadro tóxico caracterizado por cefaleas, sordera, visión borrosa y síntomas de congestión cerebral. También puede provocar reacciones de hipersensibilidad como fiebre, asma o problemas hematológicos.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar