¿Qué hago si mi hijo tomó un medicamento por error?

Ángela Aragón · 28 julio, 2016
En toda casa suele haber medicamentos. Conoce medidas de seguridad para evitar que los niños tomen medicamentos por error. La rapidez a la hora de actuar y acudir al médico será determinante para resolver la situación de forma satisfactoria.

Si lees el envase de cada medicamento, verás que siempre se indica mantenerlo alejado de los niños. Esto es importante, aún con medicamentos de venta libre. Incluso también con maquillajes y productos de limpieza. ¡Toda medida de seguridad que prevenga la intoxicación en el hogar cuenta!

Actualmente, muchos medicamentos vienen en envases con tapas de seguridad que un niño pequeño no puede abrir. Pero, debido a que los niños pueden ser capaces de abrir tapas, sigue siendo importante guardar bajo llave los medicamentos. Si tienes visitantes que traen medicamentos en el bolso, la cartera o los bolsillos de su chaqueta, asegúrate de que los dejen en un lugar inaccesible para los niños. Todas las medidas de seguridad valen con los medicamentos.

A pesar de todos los cuidados, estas medidas puede fallar. Ya sea por la curiosidad propia de los niños, la falta de atención o la falta de organización de los adultos, el medicamento termina en la boca del niño.

Cuando esto sucede, el estrés y la preocupación pueden impedirnos actuar adcuadamente y rápidamente.  Por eso, te ofrecemos una serie de recomendaciones para que nunca tengas que preguntarte “qué hago si mi hijo tomó un medicamento por error”.

Lo primero que tienes que hacer es tener en cuenta la toxicidad del medicamento. La medicación se divide en tres grupos: toxicidad débil, media y elevada.

Dependiendo de a qué tipo de medicación nos enfrentemos, deberás comportarte de una manera o de otra.

Medicamento y niños

Tipos de medicamentos según su toxicidad

Fármacos de toxicidad débil

Son los que suelen estar en los botiquines de todas las casas, entre los que se encuentran antitusivos, antibióticos, mucolíticos, antiácidos, pomadas y laxantes.

Fármacos de toxicidad media

Aquí incluimos el paracetamol, los anticoagulantes, los antidepresivos, los diuréticos y los sedantes. Seguramente, también están presentes en muchos botiquines, pero actúan sobre problemas más delicados que los anteriores.

Fármacos de toxicidad alta

Entre ellos están los antirrítmicos, broncodilatadores, antidiabéticos, sedantes mayores y barbitúricos. En este caso son productos dedicados a patologías muy concretas, que afectan a los sistemas nervioso, cardiovascular, digestivo y respiratorio.

Ver también: 10 Antibióticos naturales que no requieren prescripción

medicamento y toxicidad

Si tu hijo ha tomado un medicamento por error

Teniendo en cuenta lo que hemos dicho antes, la gravedad del incidente dependerá de la tipología del fármaco. A pesar de las siguientes recomendaciones, ante la menor duda llama a tu médico:

  • En caso de que el menor haya consumido un medicamento de toxicidad débil no será impresciendible ir al médico, excepto que haya ingerido una cantidad elevada. No obstante, si no tienes muy claro cuánto ha tomado, consulta con el médico.
Cuando tu hijo toma un medicamento por error se le observa

  • Si nos enfrentamos a un caso de intoxicación por medicamentos de toxicidad media sí es necesaria la visita al médico. Lo habitual es que lo mantengan unas horas en el hospital para observarlo. Según de qué medicamento se trate y la dosis, el médico decidirá si intervenir mediante un lavaje de estómago.
  • Si el medicamento en cuestión es de toxicidad alta, no lo dudes y lleva a tu hijo a un centro hospitalario lo antes posible, ya que podría afectar a órganos vitales con cierta rapidez.

Por tanto, el tiempo será un elemento determinante en la resolución del percance.

Cómo evitar que un niño tome un medicamento por error

Si alguien en la familia tiene algún padecimiento crónico, seguirá un tratamiento diario. Por lo tanto, es posible que todos los días se manipulen fármacos en el hogar. En ese caso, puede haber un olvido y dejar algún blíster en algún lugar indebido o que se caiga alguna pastilla.

Una primera recomendación, si se trata de niños más grandes que entienden el significado, habla con ellos. Explícales de qué se trata y por qué no deben tocarlo, y menos ingerirlo.

En cuanto a la conducta de los adultos, sigue estas pautas:

Concéntrate y establece una rutina

Cuando tienes niños en casa, es importante que pongas toda tu atención en el proceso, hecho que también te ayudará a tomar lo que debes.

Es conveniente que establezcas un horario y lo sigas rigurosamente: de esta manera automatizarás el momento y la concentración será más sencilla.

Sin rutina tu hijo toma un medicamento por error

No lo tomes delante de ellos

Los niños aprenden por imitación y quieren hacer todo lo que sus padres hacen. Por ello, si te ven tragándolos, les entrará la curiosidad y probarán imitarte, a pesar de tus advertencias.

Colócalo en un lugar inalcanzable

Cuanto más lejos esté de ellos, mejor. Aunque tú debas tomarlo, su seguridad es lo primero.

En consecuencia, te sugerimos que renuncies a tu comodidad, si esto supone un riesgo para tu hijo. En este sentido, tienes dos opciones: guardarlo en un lugar con candado o colocarlo a una altura considerable.

También lee Descubre la importancia de tener un botiquín en casa

Marca el recipiente donde tengas el tratamiento

En las edades en las que los niños no saben leer es muy buena idea usar un tupper llamativo que los pequeños reconozcan inmediatamente como algo que no se debe tocar.

En cualquier caso, recomendamos que, si tu hijo toma un medicamento por error, visites al médico para que evalúe el caso.