Halotano: ¿qué es?

6 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El halotano no se puede administrar a pacientes que hayan padecido en algún momento hipertermia maligna. También está contraindicado en los pacientes que sean susceptibles a padecerla. Conoce más sobre este anestésico en este artículo.

El halotano es un medicamento ampliamente utilizado para inducir la anestesia general. Se trata de un anestésico que se administra por vía inhalatoria e induce una pérdida de conciencia rápida pero suave. Tiene un aroma agradable, es incoloro y no irrita las mucosas.

Se utiliza para la inducción y para el mantenimiento de la anestesia en todos los tipos de cirugía y en pacientes de todas las edades. Sin embargo, todavía no se conoce exactamente el mecanismo por el cual los medicamentos anestésicos por inhalación producen la inhibición de la percepción de las sensaciones e inducen la inconsciencia.

Durante los años 1950 y 1980 se utilizó mucho, tanto en pacientes adultos como en niños. Fue sintetizado por el científico C.W.Suckling en el 1951 y se utilizó por primera vez como anestésico en el 1956. Reemplazó el uso de otros anestésicos de la época tales como el éter o el ciclopropano.

No obstante, el uso del halotano se fue reduciendo poco a poco durante los años 80 por la incorporación al mercado de nuevos fármacos anestésicos volátiles, como, por ejemplo, el enfluorano y el isofluorano. Sin embargo, aunque hoy en día se utiliza muy poco en los países desarrollados, su uso continúa en la rama veterinaria en los países del tercer mundo, ya que supone un bajo coste.

Dosis y forma de administración

Oxígeno con mascarilla, halotano

Hoy en día, existen en el mercado diferentes sistemas de vaporización para la administración de halotano. Por ejemplo, hay sistema de circuito abierto, semiabierto o cerrado. Todos ellos se utilizan indistintamente, ya que se han empleado con buenos resultados.

Dependiendo del grupo de población al que se vaya a administrar, las dosis variarán. En este sentido, para personas adultas y de la tercera edad, se puede administrar una concentración de 2-4 % de halotano en oxígeno/óxido nitroso con el fin de inducir la anestesia. En el caso de que el objetivo sea el mantenimiento de la anestesia, se empleará una concentración de halotano del 0,5-2 %.

Por otra parte, para la administración en población pediátrica, se utiliza una concentración de 1,5-2 % para la inducción de la anestesia y una concentración de 0.5-2 % para el mantenimiento de la misma.

Lee también: Diferencias entre la anestesia epidural y la anestesia raquídea

Contraindicaciones del uso de halotano

Este medicamento no se puede administrar a pacientes que hayan padecido en algún momento hipertermia maligna. También está contraindicado en los pacientes que sean susceptibles a padecerla. Además, si una vez administrado el fármaco el paciente desarrolla un cuadro clínico de ictericia inexplicada y pirexia, las administraciones futuras de halotano también están contraindicadas.

Por otra parte, en cuanto a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, no se han realizado suficientes estudios como para afirmar la seguridad de este medicamento en este tipo de pacientes. Por lo tanto, sería prudente evitar la anestesia general con agentes inhalatorios durante el inicio del embarazo, excepto cuando esta situación sea inevitable.

En cuanto a las mujeres en periodo de lactancia, tampoco existen estudios idóneamente controlados con halotano en esta población. No obstante, se ha detectado en la leche materna presencia de este medicamento, pero no se han establecido sus efectos sobre los lactantes.

Por otra parte, las personas que deban conducir vehículos o utilizar maquinaria deben tener en cuenta que la capacidad para ello se puede ver alterada después de una anestesia general. A pesar de estas contraindicaciones, este anestésico se ha utilizado durante más de 30 años sin consecuencias aparentes.

Descubre: Enfermedades del recién nacido que se tratan con cirugía

Reacciones adversas del halotano

Mujer siendo intubada antes de una operación quirúrgica.

Al igual que todos los medicamentos en el mercado, el halotano no está exento de producir una serie de efectos adversos. Entendemos como efectos adversos todos aquellos eventos indeseados y no intencionados que se pueden esperar en el tratamiento con un medicamento.

En este sentido, el halotano, al igual que otros agentes de este tipo, puede desencadenar un cuadro clínico hipermetabólico del músculo esquelético que conduce, finalmente, a la hipertermia maligna. Por esta razón es por la que está contraindicado su uso en pacientes que ya la hayan sufrido.

Entre los síntomas que acompañan a este síndrome podemos mencionar:

  • Hipercapnia.
  • Rigidez muscular.
  • Taquicardia.
  • Taquipnea.
  • Arritmias.

Como se puede ver, se trata de síntomas muy poco específicos, por lo que hay que prestar atención. En cuanto aparezca algún síntoma, se debe interrumpir el tratamiento con estos agentes. No obstante, también hay otras reacciones adversas causadas por este medicamento, como las náuseas y los vómitos o los problemas hepáticos.

Conclusión

El halotano es un agente que se administra por vía inhalatoria con el fin de inducir o mantener la anestesia general. Puedes consultar con el médico o con el farmacéutico cualquier duda que tengas sobre este medicamento o sobre el proceso de anestesia general.

  • Colinabarranco, M., & Gispert Cruells, N. (1997). Hepatitis tóxica por halotano TT - Toxic hepatitis because of halothane. Med. Interna Méx.
  • Guellec, V., & Orliaguet, G. (2012). Anestesia del lactante y del niño. EMC - Anestesia-Reanimación. https://doi.org/10.1016/s1280-4703(12)61896-9
  • Ponsonnard, S., Cros, J., & Nathan, N. (2014). Anestésicos halogenados. EMC - Anestesia-Reanimación. https://doi.org/10.1016/s1280-4703(14)68945-3