Harpagofito: analgésico y antiinflamatorio natural

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 27 mayo, 2019
Yamila Papa Pintor · 7 marzo, 2016
Es uno de los antiinflamatorios naturales más potentes. Además, el harpagofito es muy recomendable para aliviar dolores articulares, reumáticos y artríticos.

Con un nombre algo extraño, el harpagofito es una planta medicinal que tiene múltiples beneficios, por ello merece la pena conocerla. Crece sin ser cultivada en la zona de Madagascar (sur de África) y también se la conoce como “la garra del diablo”, por la forma de gancho que tienen los frutos.

La parte que se consume para tratar enfermedades es la raíz, que suele ser bastante larga. Pero vamos a conocer un poco mejor este analgésico y antiinflamatorio natural en el siguiente artículo.

Qué debes saber del harpagofito

Crece a ras del suelo (no llega a los 20 cm de altura) en pleno desierto. Sus hojas son verdes, carnosas y duras y pueden llegar a medir hasta 40 mm de ancho. Las flores son de colores violáceos, rojizos o púrpuras y tienen forma de campana o embudo.

De su raíz principal nacen otras secundarias similares a los cacahuetes. Y el fruto es una especie de cápsula con dos espinas de 7 cm de longitud y espinas laterales curvadas que forman una especie de círculo.

El harpagofito tiene capacidad para resistir las altas temperaturas desérticas, los rayos solares intensos y el ataque de insectos y parásitos que habitan en Namibia, Botsuana, Sudáfrica y Zimbawe.

Los expertos en medicina natural consideran que el harpagofito es una planta con múltiples beneficios. Por ello, se emplea en el tratamiento de dolencias gastrointestinales, así como para aliviar los dolores de parto o en estados febriles.

Es tal la acción de esta planta xerófita que los científicos han realizado diferentes investigaciones sobre sus propiedades. Una planta cuyo nombre científico es Harpagophytum procumbens. La primera palabra se debe a la forma de los frutos y la segunda a su característica de rastrera.

Tomas, presentación y contraindicaciones del harpagofito

Infusión de harpagocito

El harpagofito se puede consumir de diferentes maneras. La dosis depende de la edad del paciente y de la enfermedad que desea tratar. Las presentaciones de la planta son:

  • Hierbas para infusión (como máximo 2 tazas al día).
  • Extracto seco (3 gramos diarios).
  • Mezclado con aceites esenciales.
  • Extracto fluido (2 ml en un vaso de agua caliente).
  • Comprimidos (tienen menor efectividad).
  • Cremas (la forma más segura para evitar una sobredosis).

Pero es importante tomar esta planta con precaución. Si nos excedemos con la dosis o el período de tratamiento con harpagofito podemos sufrir algunos efectos secundarios entre los cuales se encuentran:

  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Acidez estomacal
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Cansancio
  • Disminución de la glucosa en sangre
  • Dolor abdominal
  • Mareos
  • Reacciones cutáneas

Lee también: 5 remedios caseros contra el dolor abdominal

¿En qué casos no se aconseja tomar harpagofito?

Además de tener precaución con esos efectos secundarios, hay casos en los que no conviene tomar esta planta. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Mujeres embarazadas.
  • Diabéticos.
  • Alérgicos a cualquiera de los componentes.
  • Pacientes con úlceras gastrointestinales.
  • Personas con problemas cardíacos.
  • Aquellos con presión arterial elevada.
  • Niños menores de 9 años.
  • Alcohólicos o adictos a determinadas sustancias.

Cuáles son las propiedades del harpagofito

Mujer con inflamacion abdominal

Se conoce a la “garra del diablo” por sus capacidades antiinflamatorias y analgésicas. Sin embargo, esta planta tiene otras muchas propiedades.

La raíz se aconseja en personas con problemas de artritis en las rodillas, la cadera o la columna. Los que padecen osteoartritis encuentran en el harpagofito un medio de aliviar los dolores y la inflamación. Complementar el tratamiento médico con este producto natural puede dar buenos resultados.

La dosis recomendada para pacientes con artritis y dolores en músculos oscila entre los 600 y los 1200 mg al día (consumidos en tres tomas). Una buena idea es combinar el harpagofito con el jengibre y la cúrcuma en una infusión antiinflamatoria.

No te pierdas: 5 analgésicos naturales para aliviar el dolor

Otras propiedades del harpagofito

Esta raíz se puede usar en diversos dolores y patologías. Sirve, entre otras cosas para:

  • Combatir el reuma y la artralgia.
  • Relajar los espasmos musculares e intestinales.
  • Reducir la sensación de dolor.
  • Tratar la lumbalgia y tendinitis y reducir los dolores en el nervio ciático.
  • Eliminar los excesos de ácido úrico (para pacientes con gota).
  • Abrir el apetito.
  • Combatir el dolor de espalda y regenerar cartílagos.
  • Reducir los problemas estomacales y evitar cólicos. Evitar el estreñimiento y reducir flatulencias.
  • Tratar la migraña.
  • Limpiar y depurar el organismo (sobre todo los riñones).
  • Disminuir el colesterol.
  • Curar heridas y úlceras y cicatrizar cortes o quemaduras.

Muchas organizaciones internacionales como la Agencia Alemana de Salud o la Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia recomiendan el uso del harpagofito como remedio natural y complementario a los tratamientos convencionales. En cualquier caso, siempre hay que consultar con el médico.