¿Has logrado tu peso ideal? ¡Aprende a mantenerlo!

Elena Martínez Blasco · 10 mayo, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 1 febrero, 2019
El peso ideal puede variar en cada persona, en función de su edad, sexo, estado de salud, entre otros. Para determinar con mejor precisión esta medida, lo ideal es consultar al médico.

Para mantener el peso ideal no es necesario seguir regímenes de alimentación estrictos y restrictivos. De hecho, la recomendación principal es aprender a adoptar una dieta equilibrada, la cual proporcione todos los nutrientes que requiere el organismo. ¿Qué más debes tener en cuenta?

Aunque muchos piensan que cuidar el peso es sinónimo de sufrimiento, en realidad se trata solo de adoptar hábitos saludables. Si bien es difícil abandonar las malas costumbres, introducir cambios de forma gradual ayuda a mantener y mejorar la figura. Veamos algunos consejos.

Consejos para mantener tu peso ideal

El peso ideal puede variar en cada persona, en función de su edad, sexo, estado de salud, entre otros. Para determinar con mejor precisión esta medida, lo ideal es consultar al médico. Una vez se logre alcanzar el peso adecuado, lo mejor es seguir un plan para mantenerlo.

Como muchos lo saben, es fácil volver a ganar los kilos perdidos cuando no se tienen en cuenta ciertos cuidados y hábitos. Por eso, vamos a repasar algunas recomendaciones clave para no recuperar el peso. ¡Ponlas en práctica!

Descubre: El aumento de peso con la edad: ¿Cómo evitarlo con la dieta?

Hacer ejercicio físico

Hacer ejercicio físico es bueno para controlar el colesterol.

La práctica regular de ejercicio físico es uno de los mejores hábitos para mantener el peso ideal. No solo contribuye a quemar calorías adicionales, sino que mejora el funcionamiento del metabolismo y tiene efectos positivos sobre el bienestar físico y mental.

Estudios científicos han encontrado que las personas que hacen actividad física moderada (como mínimo 30 minutos al día) después de perder peso tienen más probabilidades de mantener un equilibrio en la medida alcanzada.

Desayunar todos los días

El desayuno es una de las comidas más importantes para el mantenimiento del peso corporal saludable. Quienes aprovechan esta primera comida del día para ingerir alimentos saludables tienden a tener menos sobrepeso. Además, es una gran forma de recargarse de energía.

Un desayuno rico en fibra, proteínas y compuestos antioxidantes contribuye al buen funcionamiento metabólico. Asimismo, apoya el proceso de digestión y disminuye la tendencia a consumir alimentos cargados de calorías en horas posteriores.

Así pues, asegúrate de comer alimentos como:

  • Cereales integrales
  • Frutos secos y semillas
  • Leches vegetales
  • Huevos y carnes magras
  • Vegetales y frutas frescas

Mantener la dieta el fin de semana

Comer sano implica hacer un esfuerzo.

Uno de los hábitos que impiden mantener un peso ideal es comer sano de lunes a viernes y “hacer trampa” los fines de semana. Esta mentalidad hace que muchas personas consuman comida chatarra y, por ende, es un obstáculo para cuidar el peso corporal.

Estudios han demostrado que aquellos que siguen un patrón de alimentación constante durante toda la semana tienen más probabilidades de mantener la pérdida de peso a largo plazo. Por lo tanto, lo mejor es buscar alternativas saludables para comer sano, inclusive al salir de casa.

Lee también: 7 consejos para no ganar peso el fin de semana

Ingerir agua

Ingerir agua y bebidas saludables es determinante para mantener un peso ideal. En primer lugar, ayuda a prolongar la sensación de saciedad y favorece el control de la ingesta diaria de calorías. Por otro lado, su ingesta es clave para un óptimo funcionamiento del metabolismo.

Dormir bien

Aunque muchas personas lo ignoran, dormir bien contribuye de manera significativa al control del peso corporal. De hecho, la falta de sueño es un factor que incide en el sobrepeso en los adultos. Esto se debe a que el sueño inadecuado aumenta los niveles de grelina, también llamada “hormona del hambre”.

Asimismo, un mal dormir conduce a niveles más bajos de leptina, hormona necesaria para el control del apetito. En general, se recomienda tener un periodo de sueño de 7 u 8 horas diarias sin interrupciones.

Dar un buen manejo al estrés

controlar el estrés para mantener el peso ideal

Las personas que no controlan su estrés tienden a subir más de peso. Esto se debe a que el estrés aumenta la segregación de cortisol, hormona que contribuye a la recuperación del peso. Quienes tienen constante estrés suelen acumular más grasa abdominal. Además, el estado emocional también es un detonante de alimentación compulsiva.

Por lo anterior, se recomienda reducir la exposición a situaciones de estrés y practicar hábitos de relajación como el yoga o el ejercicio físico. La meditación, los ejercicios de respiración y los paseos cortos al aire libre también ayudan a manejarlo.

¿Acabas de alcanzar el peso deseado y quieres mantenerlo? Pon en práctica estos consejos y verás buenos resultados. Por supuesto, no dudes en seguir el plan que te recomiende tu médico y nutriólogo.

 

 

  • Van Baak, M. A. (1999). Physical activity and energy balance. In Public Health Nutrition. https://doi.org/10.1017/S1368980099000452
  • Pařízková, J. (2007). Physical activity and obesity. Prakticky Lekar. https://doi.org/10.1053/beem.1999.0010
  • Makoundou, V., Habicht, F., Bobbioni-Harsch, E., Pataky, Z., & Golay, A. (2010). Lone term weight loss maintenance. Revue Medicale Suisse. https://doi.org/10.1093/ajcn/82.1.222S
  • Westerterp-Plantenga, M. S., Nieuwenhuizen, A., Tomé, D., Soenen, S., & Westerterp, K. R. (2009). Dietary Protein, Weight Loss, and Weight Maintenance. Annual Review of Nutrition. https://doi.org/10.1146/annurev-nutr-080508-141056
  • Dhurandhar, E. J., Dawson, J., Alcorn, A., Larsen, L. H., Thomas, E. A., Cardel, M., … Allison, D. B. (2014). The effectiveness of Breakfast recommendations on weight loss: A randomized controlled trial. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.3945/ajcn.114.089573
  • Dennis, E. A., Dengo, A. L., Comber, D. L., Flack, K. D., Savla, J., Davy, K. P., & Davy, B. M. (2010). Water consumption increases weight loss during a hypocaloric diet intervention in middle-aged and older adults. Obesity. https://doi.org/10.1038/oby.2009.235
  • Van Walleghen, E. L., Orr, J. S., Gentile, C. L., & Davy, B. M. (2007). Pre-meal water consumption reduces meal energy intake in older but not younger subjects. Obesity. https://doi.org/10.1038/oby.2007.506
  • Buschmann, M., Steiniger, J., Hille, U., Tank, J., Adams, F., Sharma, A. M., … Jordan, J. (2003). Water-Induced Thermogenesis. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. https://doi.org/10.1210/jc.2003-030780
  • Beccuti, G., & Pannain, S. (2011). Sleep and obesity. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care. https://doi.org/10.1097/MCO.0b013e3283479109
  • Ranabir, S., & Reetu, K. (2011). Stress and hormones. Indian Journal of Endocrinology and Metabolism. https://doi.org/10.4103/2230-8210.77573