¿Has usado alguna vez el papel de aluminio en el pelo?

Ángela Aragón·
03 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
15 Enero, 2020
A menudo, el papel aluminio se utiliza como envoltorio para guardar distintos alimentos y objetos cosméticos.

El papel de aluminio (o papel albal, como se le suele denominar en España) es un elemento de uso común. Se utiliza en la cocina para cubrir y guardar alimentos o utensilios varios, pero también se le ha dado bastante uso en el mundo de la estética. 

Ahora bien, este elemento no solo sirve para separar el cabello cuando nos van a aplicar un tinte o nos van a decolorar el cabello. Para demostrártelo, a continuación te comentaremos los otros usos que tiene.

Las hojas de papel de aluminio tienen una superficie más brillante (reflectora) que otra, que suele ser más mate.

Hablemos del papel de aluminio

El papel de aluminio se ha convertido desde hace décadas en un elemento básico en las cocinas debido a su capacidad para conservar el calor y su durabilidad. Sin embargo, este elemento puede pasar fácilmente del ámbito culinario al estético, puesto que es muy versátil.

De hecho, a menudo se utiliza para moldear y embellecer los peinados elaborados con instrumentos de calor, rollos y otros similares. Esto es porque:

  • Es aislante y permite conservar los productos sin que se mezclen con otras sustancias.
  • Mantiene el calor, lo cual es perfecto para conseguir que los productos de cuidado capilar surtan efecto.
  • Es resistente y se puede reutilizar varias veces sin que se estropee demasiado.
  • Ayuda a moldear el cabello, haciendo que logremos distintos tipos de peinado (ondulado, rizado, liso, etc.).
  • Ayuda a dividir el cabello por secciones y aplicar distintos productos en cada uno de ellos (como tintes de diferentes tonalidades, por ejemplo).

Descubre: Los mejores 4 champús caseros para acabar con la caspa

Usos del papel de aluminio para el cabello

papel de aluminio para el pelo

Veamos ahora casos concretos en los que podemos darle uso a este elemento tan común en el hogar.

Úsalo para conseguir rizos estupendos

  • Solo necesitarás unas pinzas para planchar la melena y hojas de papel de aluminio de unos 35 centímetros de largo. La cantidad de hojas dependerá de la cantidad de pelo y del grosor del mismo. Por lo general, basta con 6.
  • Haz un montón con el papel de aluminio y corta los trozos en 4 partes iguales. Más tarde, separa con una o varias horquillas los mechones que quieres rizar de los que no.
  • Rocíate laca en los mechones que vas a ondular y espera unos minutos.
  • Enróllalos uno a uno y envuélvelos en papel de aluminio.
  • Aplasta las bolas con las pinzas a máxima temperatura. A continuación, espera a que se enfríe el papel y ¡alucina con tus rizos!
  • Si los vuelves a rociar con laca, te garantizamos que tardarán en deshacerse.

Ayuda a acelerar la decoloración

Cuando las mechas se calientan envueltas en el papel de aluminio, se abre la cutícula del cabello, por lo que el decolorante actúa con mucha rapidez. Al ser un procedimiento un tanto complejo te aconsejamos buscar un profesional que te guíe.

Puede acelerar la absorción de las mascarillas

Usos del papel aluminio

Si tienes el pelo seco y poco vistoso, te recomendamos esta genial mascarilla. Una vez que te la hayas aplicado desde la raíz hasta las puntas, coloca la parte mate del papel sobre la cabeza durante 30 minutos. Pasado el tiempo indicado, retira el papel de aluminio y lávate la cabeza con normalidad. El brillo y la suavidad que obtenemos tras el tratamiento son maravillosos.

Para aplicar distintos tintes de fantasía

Si quieres hacerte mechones de varios colores con tintes de fantasía, puedes utilizar el papel aluminio para dividir tu cabello por secciones y así tener un mayor control de dónde aplicar cada color que te guste.

Para improvisar herramientas para ondas y rulos

Si no tienes a la mano rollos o cilindros de espuma para hacerte ondas y rulos, no te preocupes. Con un poco de papel aluminio puedes hacer unos cuantos. Tan solo tienes que tomar una hoja de papel albal (aproximadamente del tamaño de un folio carta), colocar dentro una servilleta enrollada en forma de cilindro y proceder a enrollar el papel aluminio sobre este.

Como puedes ver, el papel de aluminio es una herramienta que puedes utilizar de diferentes maneras, según tu imaginación y necesidades. Por supuesto, la industria de la belleza todavía investiga qué otros usos se le puede dar a este producto para explotar al máximo sus cualidades y conseguir resultados estupendos.