Haz de tu balcón tu pequeño huerto particular

Valeria Sabater · 15 septiembre, 2015
Para evitar que las plagas acaben con nuestro huerto deberemos plantar aromáticas cerca de las hortalizas. De esta forma conseguiremos ahuyentar a todo tipo de insectos

Puede que tu casa sea muy pequeña, o que entre el espacio de los niños o el que ocupa tu pareja para sus aficiones apenas te dejen un rincón donde desarrollar tu creatividad.

Es importante tener un “espacio propio” en la casa. Puede que sea tu habitación, pero si hay un sitio al que siempre deberíamos ofrecer atención es a nuestro balcón o nuestra terraza.

Hay luz y aire fresco que la convierten en esa unión con el exterior que nos ofrece libertad y pequeños instantes de creatividad, así que… ¿Qué te parece si empezamos a crear nuestro pequeño huerto particular?

Te damos unas cuantas ideas.

Tiempo, creatividad y buena tierra

huerto-3

Estos son los tres pilares que harán de tu huerto particular el rincón más bonito de la casa. Y no, no importa lo pequeño que sea o lo feo que esté en estos momentos.

Con un poco de tiempo, ganas y unas cuantas semillas y una tierra rica en nutrientes podemos hacer maravillas.

Descubre qué plantas pueden ayudarte a purificar la casa

¿Qué materiales necesito?

No queremos gastarnos dinero. Así pues, y con la idea también de cuidar un poco de nuestro medio ambiente, vamos a utilizar materiales reciclados u objetos que ya no usamos en casa:

  • Yogures como semilleros: Una forma muy adecuada de conseguir que nos crezcan las semillas para después pasar los esquejes a las macetas es utilizar, por ejemplo, los recipientes de los yogures.
  • Latas o botellas grandes de plástico: Hay quien consigue espectaculares huertos en sus balcones reutilizando viejas latas o esas garrafas grandes de agua de 5 litros para usarlas como macetas.
  • Si el espacio de tu balcón es muy reducido una idea fantástica sería colgar las macetas en la pared.  Puedes utilizar estructuras de jardineras colgantes, o atreverte tú misma con los taladros y los clavos para poner esos maceteros a lo largo de la pared que tengas libre.
  • Uno de los aspectos más importantes de nuestro huerto particular es utilizar tierra ya tratada con nutrientes. Aquí sí que deberíamos invertir algo de dinero, puesto que de este modo nos aseguraremos de que nuestra pequeña cosecha sea fructífera.

¿Qué puedo plantar en mi huerto particular?

huerto2

Puedes plantar todo aquello que las condiciones climáticas te permitan. Dependiendo de la temporada tendrás la posibilidad de llevar un tipo de cultivo u otro. No obstante, para tener un huerto bien completo te sugerimos lo siguiente:

Descubre las 10 plantas que te permiten alejar energía negativa

Plantas aromáticas

Las plantas aromáticas pueden servirnos como originales condimentos en la comida, como componentes medicinales para nuestras infusiones o, simplemente, para ofrecer un agradable olor a la casa.

  • Menta: El cultivo de menta es muy agradecido a la vez que sencillo. Debes plantarla en semilla o en esqueje al final del verano o a principios del otoño. Necesitarás una maceta ancha y un buen sistema de drenaje.
  • Perejil: El perejil es básico para muchas de nuestras comidas y, además, tomado en infusión resulta muy adecuado para los riñones. Deberás plantarlo a mediados del verano y cuidarlo mucho en las épocas de frío, porque resulta algo delicado. Tarda de 2 a 3 meses en salir.
  • Salvia: La salvia es una de las plantas más medicinales y útiles que podemos cultivar. Necesita una tierra con algo de arena y un adecuado drenaje. Deberás plantarla en primavera y ofrecerle siempre mucha luz.
  • Manzanilla: Si eres de las que no puede pasar sin su infusión de la media tarde, no lo dudes: incluye en tu huerto particular manzanilla. Plántala en verano, con mitad de tierra rica en nutrientes y la otra mitad de arena, para que haga de drenaje. Debe recibir el calor del sol, pero no de forma directa.

Hortalizas para nuestro huerto particular

  • Tomates cherry: Son ideales para nuestro huerto en el balcón. Empieza comprando los esquejes, para después, preparar la maceta con esa tierra enriquecida.

Lee también cómo el tomate puede ayudarte a bajar de peso

En cuanto haya crecido unos cuantos centímetros, deberemos añadir una caña y atar sus ramas para que le sirvan de guía y soporte. Si hace mucho viento, deberás protegerla con un plástico alrededor.

  • Ajos: Necesitarás una maceta amplia. En este caso nos iría muy bien una botella grande de plástico cortada por la mitad. Introduce los dientes de ajo a una buena profundidad en la época estival.

Deja que les dé el sol y recuerda regarlos solo una vez a la semana, puesto que no les gusta mucho la humedad.

  • Cebollas: Puedes tener tu propio cultivo de cebollas de la forma más sencilla. Necesitarás también una maceta amplia y los bulbos ya preparados. Plántalos a 3 cm de profundidad y ofréceles un poco de agua cada día.

Necesitan mucho sol, y tienen el inconveniente de que suelen sufrir mucho el ataque de las plagas. ¿Solución? Pon la maceta al lado de las plantas aromáticas, las mantendrán alejadas.

No obstante, deberás tener un poco de paciencia, porque tanto los ajos como las cebollas tardan bastante en salir.

Como ves, disfrutar de nuestro propio huerto particular es tan fácil como divertido. ¿Te animas hoy mismo a iniciar tu proyecto?