Haz tus propias regaderas para el jardín de manera sencilla y económica

Si tienes un jardín pero no quieres gastarte el dinero en comprar una regadera, no te preocupes, te proponemos tres formas muy sencillas de crear la tuya propia.

Si estás empezando en el mundo de la jardinería y te has dado cuenta de que te falta una regadera, no te preocupes, puedes hacerla tú mismo con materiales reciclados.

El agua es imprescindible en un jardín, y si no tenemos un sistema de regadío muy potente, siempre puedes optar por estas regaderas sencillas y bonitas hechas a base de productos reciclados. Presta atención y empieza mañana mismo a ponerte manos a la obra.

Regaderas con materiales reciclados para tu jardín

Te presentamos una serie de consejos que puedes seguir con facilidad para fabricarla.

Sistema de goteo casero

Una de las mejores formas de mantener nuestras plantas y flores bien hidratadas es realizar un sistema de regadío a base de goteo, es decir, con ayuda de una manguera y una garrafa grande de al menos 5 o 10 litros.

Para realizarlo necesitarás:

  • Una manguera de la longitud que consideres para cubrir todas las macetas y terrarios.
  • Una garrafa de alta capacidad.

Después, empieza a agujerear la manguera donde sea necesario para crear aperturas para las plantas. Colócala de tal forma que coincida con los tallos. No olvides tapar uno de los extremos de la manguera.

Cuidar el jardín es fundamental.

Haz un corte o una ranura a la garrafa para poder conectarla con la manguera. Además, realiza otro agujero para que te sea más sencillo rellenarla de agua. 

Por último, cuelga en alto la garrafa una vez hayas conectado la manguera y tendrás en funcionamiento tu nuevo sistema de goteo.

Garrafas con botellas de plástico

Es uno de los sistemas más sencillos que podemos llevar a cabo. Consigue algunas garrafas de agua, puedes seleccionar las del tamaño que más se ajusten a tus necesidades.

Ya sean de medio litro o de 5 litros, nos bastará. Lo primero de todo, limpia el fondo de las garrafas, ya que cualquier producto químico puede resultar contaminante para las plantas.

Te puede interesar: 12 ideas para aprovechar las botellas de plástico que no utilizas.

Después recoge el tapón y realiza con ayuda de un punzón agujeros pequeños, con una espiral bastará, o bien dibuja el símbolo de la S.

Intenta que los agujeros sean del mismo tamaño para que el agua salga de manera regular y constante.

Una vez que lo tengas, rellena la botella, cierra el tapón y ya tendrás lista tu regadera. Esta es sin duda una de las formas más económicas de hacer nuestra propia regadera.

Aspersores hechos con garrafas de plástico

Si eres de los que cuentan con un jardín grande y estás pensando en colocar aspersores para que te faciliten la tarea del regadío, déjanos aconsejarte primero estos aspersores caseros. 

Solo tienes que coger una botella, por ejemplo, una de un refresco de 2 litros. Límpiala y después perfórala.

Hazlo de forma lineal, en vertical o en horizontal. Conecta la manguera al tapón de la garrafa y deja que la fuerza del agua le haga salir a presión por los agujeros hechos anteriormente.

Verás que llegará a bastantes puntos y podrá regarte las plantas, el césped y los árboles, todo de una vez.

Las botellas de agua pueden ayudarte a regar tu jardín.

Decora tus antiguas regaderas

Si cuentas con regaderas antiguas pero no las puedes usar porque están oxidadas, no son nada cómodas o son muy pesadas, te dejamos algunas ideas para que puedas decorar con ellas tu jardín.

Pueden darle un toque muy original y campestre. Se podrán convertir en las protagonistas.

  • Se pueden utilizar como centros de mesa. 
  • Convertise en macetas colgantes. 
  • Pueden ser unas macetas muy originales. Las plantas y las flores quedan genial en ellas.
  • Podemos guardar en su interior corchos de vino o piedras preciosas. 
  • Las puedes pintar de diferentes colores y dar puntos de color a tu jardín. 
  • Según el tamaño, si las restauras pueden servirte para decorar el interior de tu casa o para colocar en su interior los utensilios de cocina.

Como has podido imaginar, estas son solo algunas de las ideas para que realices regaderas a partir de botellas de plástico y de materiales reciclados.

Tener un jardín cuidado dice mucho de una persona. Seguro que al igual que a nosotros, te gusta la naturaleza y también el ahorro, por esta razón, buscamos los trucos que nos pueden hacer la vida un poco más sencilla. 

Comparte con tus amigos estos trucos aprendidos y no dudes en ponerlos en práctica; todos en casa tenemos alguna que otra botella de plástico a la que podemos dar un mejor uso o una segunda vida.