Haz y decora tus propios portalápices

Los portalápices son recipientes en donde colocamos nuestras herramientas de trabajo de escritorio: lápices, rotuladores, pinceles, bolígrafos, reglas, entre otros.

¿Tienes muchos lápices y no sabes cómo ordenarlos? Entonces te conviene buscar un buen portalápices cuanto antes. Por ello, te enseñaremos cómo puedes fabricar en casa tus propios modelos a partir de diversos recipientes y materiales que, de seguro, no imaginabas cuánto uso podían tener.

Seguramente habrás visto que, en muchos comercios, los portalápices están hechos a partir de objetos muy simples y que, para obtener un amplio margen de ganancia, se venden bastante caros. Para ahorrarte el gasto, lo mejor será que pongas toda tu creatividad y habilidades para obtener resultados igual o incluso mejores de los que puedas ver en las tiendas. ¡Anímate, es mucho más fácil de lo que parece!

No te preocupes, no necesitarás emplear mucho tiempo ni recurrir a materiales difíciles de encontrar. Al contrario, te darás cuenta de que muchos ya los tienes en casa, solo que en desuso. A continuación te contamos cómo aprovechar lo que tienes para conseguir unos buenos portalápices.

Manualidades para hacer tus propios portalápices

Despídete del desorden en tu escritorio. Toma las herramientas que necesites organizar y clasifícalas (por tipo, tamaño, color o como prefieras) y colócalas sobre el escritorio. Más tarde las tomaremos y las colocaremos dentro de nuestros propios portalápices.

Las siguientes manualidades tienen como característica principal el uso de materiales caseros reutilizables. Para decorarlos, podemos optar por pinturas de colores, en sus diversas presentaciones (espray, acrílico, etcétera). Por otra parte, también podemos utilizar papel decorativo e, incluso, papel artesanal. Todo dependerá de nuestro gusto.

1. Tubos de cartón

Tubos de cartón.

Para una persona creativa, la mente nunca deja de funcionar, pero si nunca se te ha ocurrido esto, es simplemente porque no le prestaste demasiada atención cuando terminabas el papel de cocina o el papel de baño.

Así es, los tubos de cartón que quedan después de consumir alguno de estos dos implementos del hogar nos serán útiles a la hora de hacer unos lindos portalápices. Puedes pintarlos y decorarlos como prefieras, pon a volar tu imaginación. Puedes incluso usar lana o cuerda para darle un mejor estilo

Te recomendamos leer: Ideas para aprovechar cuadernos viejos

2. Botes de champú y productos de belleza

Portalápices hechos con cshampoo

¿Alguna vez pensaste en darle otra función a los recipientes de champú? Hay botes que traen formas abstractas con curvas o diseños bonitos que se pueden aprovechar. Para ello puedes retirar la tapa y cortarlos un poco para darles una forma original, útil y, sobre todo, llamativa. Cabe destacar que este tipo de botes quedan muy bien pintados con esprays de colores fuertes.

3. Latas de gaseosa

Portalápices hechos con latas de gaseosa.

Todos en algún momento hemos consumido bebidas enlatadas, pero después de que se acaba el producto arrojamos la lata a la basura. ¿Has pensado que puedes usarla para hacer un portalápices? Pues sí, las latas de gaseosa se pueden utilizar para este fin.

Adicionalmente, puedes usar plastilina o pinturas para decorarla. Y no olvides que debes recortar su extremo con mucho cuidado y añadirle un poco de pegamento, tela o cualquier otro material al borde recortado, para evitar que el filo pueda cortar.

4. Botellas plásticas

Portálapices con botellas.

Las botellas de plástico suelen ser un estorbo en la casa y, en la mayoría de los casos, al no saber reutilizarlas, terminan en la basura. Puedes usarlas para hacer tus portalápices de una forma muy creativa y única. Para ello, deberás recurrir a la parte inferior de las botellas y decorarlas a tu gusto.

5. Diarios viejos

Portalápices con diarios viejos.

Los diarios o periódicos viejos que están en desuso en casa pueden servir también para realizar un portalápices casero. Para ello solo necesitaremos el periódico, pegamento líquido y un par de manos ágiles. Podemos doblar el periódico con la forma que queramos: tubular, en flor, etcétera, y así conseguiremos una muy original.

6. Cuerda

Portalápices hechos con cuerda

Con ayuda de un tubo de cartón (de papel higiénico, por ejemplo) podemos crear un portalápices forrado con cuerda (también puede ser lana, estambre, entre otros tipos de hilo), al cual podemos añadirle los elementos que queramos: ojos, narices, etcétera. Este diseño es muy simpático, dado su aire rústico y casero

7. Latas de leche en polvo, tomates y más

Portalápices con lata.

Puedes dar uso a esas latas viejas de leche en polvo u otros alimentos enlatados para guardar tus lápices, rotuladores o pinceles. Agrega un poco pintura (o forra con un buen trozo de tela), deja secar y quedarán listas para decorar tu escritorio. Estos portalápices será amplios y muy llamativos.

8. Tarros de vidrio

Usar tarros de vidrio de portalápices.

En ocasiones los tarros de vidrio son una excelente opción para hacer manualidades. En esta ocasión los puedes aprovechar para hacer tus propios portalápices. Pinta un poco los tarros y dibuja formas o caras adorables. Resultarán muy bonitos y llamativos. De esta manera se nos hará imposible no organizar nuestros implementos con tan lindos recipientes a nuestra disposición.

Ver también: 7 diferentes formas de accesorios para cumpleaños

9. Diskettes

Portalápices hechos con diskettes.

Unos años atrás los dispositivos de almacenamiento eran los diskettes, pero gracias a que la tecnología avanza exponencialmente se fueron reemplazando por métodos de almacenamiento más pequeños como las unidades USB. Si tienes algunos diskettes en casa, puedes usarlos para hacer tus  propios portalápices. Le darás un toque retro y divertido a tu escritorio.

10. Palos de paleta

Portalápices hechos con palos de paleta.

Los palos de paleta son muy fáciles de encontrar y son muchos los usos que les podemos dar al momento de hacer manualidades. Anímate a explorar y trabajar con creatividad, tu esfuerzo valdrá la pena.