Helado de Oreo y menta

Si no queremos que el helado esté tan congelado y preferimos una textura más cremosa podemos sacarlo del congelador y dejarlo en la nevera media hora antes de consumirlo

¿Cuáles son las probabilidades de unir dos ingredientes exquisitos y obtener un resultado excelente? Las probabilidades son del 100%. Por eso, una de las mejores maneras de conseguir esta excelencia es hacer una receta… ¡Deliciosa! Esto es lo que te va a ocurrir al preparar este helado de Oreo y menta. Dos sabores más que ricos para disfrutar en el postre o durante las tardes de verano.

Receta n° 1 de helado de Oreo y menta

Invita a tus amigos a casa, ofrece un postre diferente a tu familia y si puedes guardar para el otro día, aprovecha a tomar helado al llegar del trabajo. Disfruta de su sabor al máximo.

Los ingredientes son:

  • 2/3 taza de galletas Oreo picadas
  • 2 huevos
  • ¾ taza de azúcar
  • 2 tazas de crema o nata batida o espesa
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de extracto de menta

Estas cantidades rinden para una gran porción o dos pequeñas. ¡Puedes multiplicar por la cantidad de raciones que quieras!

Los pasos a seguir son:

galletas oreo

  1. Coloca las galletas en un mortero y pícalas lo máximo que puedas. También puedes usar el triturador de alimentos.
  2. Vierte en una taza, tapa con papel film y lleva a la nevera.
  3. Mientras tanto, en un recipiente, bate los huevos con el azúcar durante dos minutos o hasta que te quede una crema homogénea.
  4. Añade la nata y la leche sin dejar de remover.
  5. Incorpora la menta y sigue trabajando en la crema del helado.
  6. Pasa esta mezcla a la máquina de hacer helados (o a un recipiente) y lleva al congelador.
  7. Cuando se endurezca un poco, retira y también la taza con galletas picadas.
  8. Mezcla ambos y luego vuelve a poner en el congelador.
  9. Saca cuando vayas a consumir y a disfrutar.

Receta n° 2 de helado de Oreo y menta

En esta segunda receta, te proponemos una malteada de galletas Oreo con helado de menta. Esta bebida es muy consumida en Estados Unidos y México. Te traemos una variación de la receta original, pero que realmente queda deliciosa. ¡A tus hijos les encantará!

Los elementos necesarios son:

  • 8 galletas Oreo
  • 1 y ½ taza de helado de menta con choco chips
  • ½ taza de leche
  • 1 taza de cubos de hielo
  • Crema chantilly al gusto
  • Chips de chocolate o multicolores

La preparación es la siguiente:

  1. Coloca las galletas Oreo en el vaso de la licuadora y tritura hasta que te queden como un granulado.
  2. Añade el helado de menta con choco chips, la leche y los cubitos de hielo.
  3. Mezcla todo a velocidad elevada, hasta que los ingredientes se integren y obtengas la consistencia de una malteada.
  4. Vacía el contenido de la licuadora en un vaso y recubre primero con la crema chantilly y luego con los chips de chocolate.
  5. Si puedes soportar unos minutos sin disfrutar esta delicia, una buena recomendación es que lleves a la nevera media hora.

Receta n° 3 de helado de Oreo y menta

Si te gustan las Oreos y el helado de menta (o la menta en general), no puedes perderte este exquisito postre. Ten cuidado… ¡Se puede volver adictivo!

helado aguacate demandaj

Precisarás:

  • 2 tazas de leche
  • 180 gramos de nata
  • 65 gramos de agua
  • 50 gramos de leche en polvo
  • 140 gramos de azúcar
  • 60 gramos de azúcar invertido
  • 60 gramos de licor de menta
  • 5 gramos de gelatina sin sabor
  • Galletas Oreo a gusto

Presta mucha atención al paso a paso de esta receta:

  1. Mezcla en un cazo la leche, la nata, la leche en polvo, el azúcar, el azúcar invertido y el licor de menta.
  2. Lleva a fuego moderado y cuando rompa a hervir, deja unos minutos para que el alcohol del licor se evapore (este proceso es si el helado va a ser consumido por niños).
  3. Deja que se enfríe un poco y mientras tanto, prepara la gelatina sin sabor según se indica en las instrucciones del paquete.
  4. Cuando ambas preparaciones estén a temperatura ambiente, coloca en la nevera hasta el día siguiente.
  5. Si tienes la máquina de hacer helado sigue las indicaciones del fabricante. De lo contrario, vuelca en un recipiente y lleva al congelador, removiendo de vez en cuando para que no se cristalice.
  6. Pica las galletas Oreo en trocitos y justo antes de servir el helado, espárcelas por encima como si fuera una lluvia… y todos a disfrutar.

¿Cuál de estas recetas te gusta más? Te recomendamos que las pruebes todas y luego, decidas. Aunque puede que no sepas con cual quedarte. ¡Están todas deliciosas!