Hematuria, ¿cuáles son sus síntomas y causas?

2 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
La hematuria puede ser signo de una infección bacteriana o viral, pero también de procesos más complicados como el cáncer de vejiga o de próstata.

La palabra hematuria es el término médico utilizado para definir la presencia de sangre en la orina. Encontrar sangre en la orina es un hecho que asusta a cualquiera. Sin embargo, existen múltiples causas de que esto ocurra, y no todas son graves.

Aunque en algunas ocasiones la sangre se aprecia a simple vista, no es así en todos los casos. Por ello, la hematuria se divide en dos tipos principales: macroscópica y microscópica. La microscópica necesita ser diagnosticada mediante ciertas pruebas médicas.

La hematuria es un motivo de consulta bastante frecuente. Su prevalencia puede llegar al 16% de la población general. Además, como hemos mencionado, puede ser síntoma de procesos muy variados, desde una infección a un proceso cancerígeno. Por ello, es importante conocer en qué consiste, sus síntomas y sus causas.

En este artículo te explicamos los aspectos más importantes de la hematuria.

¿En qué consiste la hematuria?

La orina, en condiciones normales, no presenta sangre. La hematuria se define como la presencia de más de dos hematíes por campo en el sedimento de orina centrifugada, observados mediante ciertas técnicas de laboratorio.

La hematuria tiene lugar porque los riñones u otras partes de las vías urinarias dejan que pasen células sanguíneas a la orina. La orina puede adoptar un color rojo o permanecer igual. De ahí la diferencia entre macroscópica (la presencia de la sangre se aprecia a simple vista) o microscópica (no se aprecia).

persona orinando

Quizá te interese: Alteración de la orina: aspectos que se tienen en cuenta

¿Cuáles son las causas principales de hematuria?

En muchas ocasiones, encontrar la causa concreta de la hematuria no es posible. Los principales procesos que permiten la filtración de hematíes a la orina son:

  • Infecciones en las vías urinarias. Es una situación relativamente común, sobre todo en las mujeres. Esto se debe a que la uretra femenina está muy cerca del ano y las bacterias presentes en él tienen facilidad para extenderse hasta la uretra.
  • Infecciones renales. Esta patología recibe el nombre de pielonefritis. Las bacterias pueden llegar a los riñones a través de la sangre o por los uréteres.
  • Problemas de próstata. Cuando la próstata se agranda, algo que tiende a ocurrir con la edad, comprime la uretra. El flujo de la orina se puede bloquear y provocar hematuria. Ocurre lo mismo con las infecciones de próstata.
  • Cálculos en la vejiga o en el riñón. Ciertos minerales presentes en la orina tienden a acumularse. Se solidifican y forman cristales que se transforman en pequeñas piedras, los cálculos. Cuando recorren las vías urinarias, pueden bloquearlas, y suele aparecer sangre en la orina.
  • Cáncer. La hematuria puede ser signo de cáncer de vejiga, próstata o riñón. Sin embargo, suele aparecer en estadios avanzados, por lo que dificulta el diagnóstico.
  • Glomerulonefritis. Es una enfermedad en la que se inflaman los glomérulos. Estos forman el sistema de filtración de los riñones. Esta patología se puede desencadenar por numerosas causas como la diabetes, infecciones o enfermedades sanguíneas.
  • Algunos medicamentos, como anticoagulantes o anticancerígenos.

Como ves, la hematuria puede tener numerosas causas. Incluso, los científicos han relacionado la hematuria con el ejercicio extenuante; también con traumatismos o deshidratación. Por ello, es importante acudir al médico para averiguar la causa.

Mujer con ganas de orinar

¿Cuáles son los síntomas de hematuria?

La hematuria macroscópica se manifiesta como orina de color rojo o amarronado. No suele ser dolorosa y, por lo general, no suele ir acompañada de otro síntoma. No obstante, la presencia de ciertos síntomas puede orientar al diagnóstico de la causa.

Por ejemplo, cuando hay fiebre y duele la zona lumbar, puede ser indicativo de infección renal. Si se acompaña de un aumento de las ganas de orinar o escozor, la causa suele estar en las vías urinarias inferiores.

Por otra parte, una hematuria asintomática y continua, que además presenta coágulos, puede tratarse de un tumor renal. A partir de los 40, es imprescindible hacer un examen prostático en los hombres.

Podría gustarte: 8 motivos por los que la orina tiene mal olor

En conclusión

Como hemos visto, la hematuria puede estar relacionada con numerosas patologías. Además, en algunos casos no es detectable a simple vista. Por ello, es importante acudir al médico con cierta frecuencia. Se recomienda hacer análisis de orina cada cierto tiempo para detectar la posible presencia de sangre.

No dejes de prestarle atención a tu manera de orinar. Hay que fijarse tanto en el color de la orina, como en la frecuencia y en las sensaciones que puedas notar. Cualquier alteración podría ser indicativa de alguna patología que ignoras.

  • Varma, P. P., Sengupta, P., & Nair, R. K. (2014). Post exertional hematuria. Renal Failure, 36(5), 701–703. https://doi.org/10.3109/0886022X.2014.890011
  • Hematuria: ¿Cómo estudiarla? - Artículos - IntraMed. (n.d.). Retrieved July 24, 2019, from https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=75087
  • Hematuria (AMF 2011) A partir de un síntoma. (n.d.). Retrieved July 24, 2019, from http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=294
  • Causas, tratamientos y síntomas de sangre en la orina (hematuria) - American Kidney Fund (AKF). (n.d.). Retrieved July 24, 2019, from http://www.kidneyfund.org/en-espanol/enfermedad-de-los-rinones/sintomas/sangre-en-la-orina.html