Hemisferios cerebrales y personalidad: ¿Un mito se derrumba?

A pesar de la creencia popular de que en función de nuestro hemisferio dominante tendremos mayores destrezas artísticas o analíticas, un estudio ha demostrado que no existe una relación directa

Desde hace tiempo, de acuerdo a lo conocido sobre personalidad y hemisferios cerebrales, se suele dividir a las personas en dos grandes gruposaquellos que son analíticos, detallistas y que orientan sus acciones de forma lógica, y aquellos más “subjetivos”, reflexivos y que en todo acto humano imprimen su sello único de creatividad y emoción.

Durante muchos años se ha dicho que las personas pertenecientes al primer grupo tienen una preponderancia del hemisferio izquierdo del cerebro, mientras que las personas del segundo grupo tienen una prevalencia de la parte derecha. Pero ¿Qué dice ahora la ciencia de este mito que un día sugirío y que tan bien hemos acogido?

El trabajo de los científicos

En la Universidad de Utah, científicos especializados en neurociencias han descubierto, a través de escaneos cerebrales, que no existe evidencia que pruebe la predominancia de un hemisferio del cerebro sobre el otro. Este hecho ha puesto en duda el mito popular que defendía que la personalidad de los individuos tiene como fundamento el desarrollo de nuestras diferentes partes del cerebro.

Luego de haber estudiado hasta 1.011 personas, los escáneres cerebrales no lograron encontrar una relación en el uso de los diferentes hemisferios. El autor principal de este estudio, Jeff Anderson, afirmó que, a pesar de que las funciones cerebrales se producen en un lado u otro del cerebro (por ejemplo, el lenguaje se localiza en el izquierdo y el centro de atención en el derecho), esto no quiere decir que las personas tengan una red neuronal mayormente derecha o izquierda.

El estudio liderado por Anderson se basó en el uso de la Resonancia Magnética Funcional (conocida como fRMI), a través de la cual se pudo analizar la actividad cerebral en reposo y encontrar así una correlación entre las regiones del cerebro, que fue dividido en 7.000 zonas.

Examinando las regiones cerebrales más lateralizadas y buscando conexiones y combinaciones, los científicos concluyeron que, si existe una conexión que se lateralice hacia la izquierda, también debe existir una conexión totalmente lateralizada hacia la derecha, provocando así “parejas contrarias” de conexiones. Estos resultados son, sin lugar a dudas, revolucionarios, ya que desbarrancan la tan arraigada teoría de la predominancia de un hemisferio cerebral sobre el otro.

Conclusiones generales

Anderson concluye que, al no haber detectado patrones que dejen en evidencia que un hemisferio tenga mayor gobierno que otro sobre la red neuronal, lo más probable es que las personalidades no tengan relación alguna con la actividad o conexión entre los hemisferios.

Así que ya sabes, la próxima vez que te preguntes por qué posees buenas habilidades en matemáticas o en artes, probablemente debas atribuir tus destrezas a tus propios gustos o a entornos sociales, ya que, “neuro-científicamente hablando”, parece que los hemisferios de tu cerebro no tienen nada que ver con eso…

Artículo originalmente publicado en: La Mente es Maravillosa