Cura las hemorroides con una dieta adecuada y algunos consejos

Para aliviar las molestias de las hemorroides es fundamental incluir en nuestra alimentación ingredientes ricos en fibra, así como aumentar el consumo de agua durante el día

Las hemorroides son un problema molesto que puede llegar a causar mucho dolor. No obstante, podemos encontrar alivio de manera natural.

Una vez que se han desarrollado, las hemorroides se pueden tratar con una dieta adecuada. Esta reducirá el esfuerzo de las deposiciones. En este artículo te contaremos más.

Alimentación y hemorroides

Cuando las arterias o venas ubicadas en el inferior del recto o alrededor del ano se inflaman se producen lo que se conoce como “hemorroides”. Existen dos tipos: internas o externas. Con el paso del tiempo pueden empeorar si no son tratadas como corresponde.

Las principales causas de hemorroides son:

  • El estreñimiento crónico.
  • Una dieta baja en fibra.
  • Estar sentado muchas horas.
  • El embarazo.
  • El esfuerzo en las evacuaciones.

Por su parte, entre los síntomas más habituales de este problema encontramos:

  • Picazón.
  • Ardor.
  • Aparición de sangre en las heces.
  • Dolor en las deposiciones.

La buena alimentación es fundamental cuando se tienen almorranas o hemorroides. Esta forma heces menos voluminosas y más fáciles de evacuar. Por el contrario, si consumimos demasiadas harinas, grasas y azúcares, los síntomas empeorarán.

Visita este artículo: Controla las hemorroides con la dieta

Qué comer si tengo hemorroides

Si tenemos este problema debemos consumir dos grupos de alimentos:. Por un lado, aquellos que contienen fibra, y por otro, los que aportan vitamina K.

  • Alimentos con fibra: Favorecen la expulsión de las heces y ayudan a que sean más blandas.
  • Alimentos con vitamina K: Detienen el sangrado y evitan que las hemorroides empeoren.

1. Semillas de lino

Los aceites que aporta esta semilla reducen el estreñimiento y, además, evitan la inflamación del interior del ano. El lino es rico en fibras y en ácidos grasos Omega 3.

  • Puedes añadir una cucharada (10 g) en un vaso de yogur, zumo o leche (200 ml) para desayunar.

2. Manzana

Manzana para las hemorroides

En realidad la mayoría de las frutas son aconsejables cuando se tienen hemorroides. Estas son importantes porque aportan una buena cantidad de fibras.

Añade manzanas, naranjas y fresas a tu dieta diaria. Asimismo, no dudes en consumir peras, melocotones e higos.

3. Cereales integrales

Los granos enteros (por ejemplo, el arroz integral) son una gran fuente de fibra. Además, son mucho más saludables que sus “versiones” refinadas.

Es recomendable comer cereales integrales todos los días para conseguir evacuaciones constantes y más blandas. Prueba con el arroz, la avena, la quinoa, el trigo sarraceno, etc.

4. Agar agar

gelatina-polvo-agar

 

Esta alga, que se consigue en polvo en las casas naturistas, es muy buena para la evacuación intestinal. Además, ayuda a disminuir los dolores que provocan las hemorroides al defecar.

Se puede añadir a las comidas, ya que no tiene sabor. Toma agar agar en el desayuno con yogur, zumo o con tostadas con queso.

5. Remolacha

También llamada betabel, esta hortaliza tiene muchas propiedades que nos pueden servir si padecemos almorranas. Por ejemplo, aporta una buena cantidad de fibra dietética (2,8 gramos cada 100 gramos de remolacha) y de vitamina C (que previene la hemorragia de los vasos sanguíneos anales).

  • Puedes comer esta hortaliza de color morado cruda, en ensaladas, batidos o jugos. También puedes cocinarla y añadirla como guarnición a todo tipo de platos.

6. Lentejas

Lentejas para las hemorroides

Te recomendamos que ingieras todo tipo de legumbres (judías, alubias, guisantes, etc.)en dosis moderadas. Este tipo de alimentos aporta al organismo la fibra que necesita.

Ten cuidado porque pueden provocar flatulencia. Para evitarlo puedes cocinarlas con hinojo o comino durante la cocción.

¿Quieres conocer más? Lee: Lentejas, fuente de proteínas y antioxidantes

7. Avena

No puede faltar en tu dieta si padeces hemorroides. Tiene un buen porcentaje de fibra soluble que forma heces menos voluminosas y más blandas.

La avena evita el estreñimiento y reduce los dolores al evacuar. Si no quieres agregarla a los zumos o lácteos en el desayuno puedes disfrutar de la rica y saludable agua de avena (que también sirve para adelgazar).

Ingredientes

  • 1 taza de copos de avena (50 g)
  • Estevia o miel para endulzar (al gusto)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (5 g)
  • 1 cucharadita de canela en polvo (3 g)
  • 8 vasos de agua (1,6 l)
  • Cubitos de hielo (al gusto)

Preparación

  • Dejar en remojo la avena toda la noche (unas 7 horas).
  • Colar y lavar bien.
  • Colocar en el vaso de la licuadora junto con el endulzante elegido, la esencia de vainilla, la canela y el agua.
  • Mezclar bien hasta que quede un líquido homogéneo.
  • Poner en una jarra y añadir los cubos de hielo.
  • Beber en ayunas una taza y el resto a lo largo del día.
  • Mantener en la nevera.

8. Brócoli

Brócoli para las hemorroides

Todas las verduras del grupo de las crucíferas pueden ser de gran ayuda, debido a su aporte de vitamina K. Una de ellas es el brócoli, la cual es muy saludable.

Además de brócoli, te recomendamos consumir coles de todo tipo. No obstante, ten en cuenta que, al igual que sucede con las legumbres, pueden causar flatulencia.

9. Almendras

Los frutos secos, en general, contienen fibra soluble. Además, este tipo de alimento sacia el apetito de forma inmediata.

Aunque sean altas en calorías, las almendras pueden ser el tentempié ideal si sufrimos hemorroides. No comas más de un puñado por día.

Alimentos prohibidos si tenemos hemorroides

Como hemos dicho, la dieta tiene tanta relación con los síntomas de las almorranas. Por este motivo, te aconsejamos que reduzcas la ingesta de aquellos alimentos que pueden dificultar las evacuaciones:

1. Cereales refinados

Cereales integrales para las hemorroides

La harina blanca es uno de los enemigos para nuestro cuerpo. No aporta fibra y, además, aumenta la acumulación de grasas.

  • No consumas pizzas, galletas, pasta o pasteles hechos con cereales refinados. Opta por lo integral. Además, tiene un efecto saciante y mejora la función intestinal.

2. Azúcares refinados

Con los azúcares, sucede algo similar a lo que ocurre con las harinas. Predisponen a la obesidad, favorecen el estreñimiento y aumentan el dolor en las hemorroides.

Opta por otro tipo de endulzantes saludables. Por ejemplo, la miel de abeja, la estevia, el azúcar de coco o la miel de caña.

3. Picantes

El picante es perjudicial para las hemorroides

Por último, los picantes acentúan el dolor o la picazón al evacuar. Lo mismo sucede con los platillos muy condimentados o salados.

Por tanto, conviene evitar las especias y las salsas o consumirlas en muy pequeña cantidad. Para sazonar la comida opta por hierbas aromáticas (albahaca, orégano, menta, etc.), vinagre y aceite de oliva.

  • Sielezneff, I., Antoine, K., Lecuyer, J., Saisse, J., Thirion, X., Sarles, J. C., & Sastre, B. (1998). There a relationship between eating habits and hemorrhoids? PRESSE MEDICALE.
  • Lattimer, J. M., & Haub, M. D. (2010). Effects of dietary fiber and its components on metabolic health. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu2121266
  • Doré, J., & Blottière, H. (2015). The influence of diet on the gut microbiota and its consequences for health. Current Opinion in Biotechnology. https://doi.org/10.1016/j.copbio.2015.01.002