La hepatitis en los niños

Carmen Martín · 15 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 11 febrero, 2020
La hepatitis en los niños puede manifestarse con fiebre, dolor de vientre y pérdida de peso. Son síntomas inespecíficos, y por eso es difícil detectarla en sus comienzos.

La hepatitis en los niños, al igual que en los adultos, consiste en una inflamación del hígado. El hígado es un órgano que se sitúa en el lado derecho del abdomen y que actúa como sistema de depuración de toxinas.

Además, también fabrica una serie de sustancias esenciales para la vida, como los factores de coagulación, e interviene en el proceso de digestión. El problema es que, cuando se inflama, el hígado no puede funcionar correctamente.

Aunque la incidencia de la hepatitis en los niños ha disminuido gracias a las vacunas contra ciertos virus, sigue siendo un problema de salud importante. Es una infección que puede pasar desapercibida, pero que en algún momento de la vida conlleva complicaciones.

La mayoría de las hepatitis están causadas por virus que tienen afinidad por el hígado. En este artículo te explicamos en qué consiste la hepatitis en los niños y cuáles son sus causas más frecuentes.

¿Qué causa la hepatitis en los niños?

Como ya hemos mencionado, la hepatitis en los niños está causada casi exclusivamente por virus. Se agrupan en una familia llamada virus de la hepatitis. Los más importantes son el virus de la hepatitis A, el B y el C, aunque también existen otros como el D y el E, de menor incidencia.

La causa más frecuente de la hepatitis en los niños es el virus A (VHA). La patología que produce suele ser benigna y autolimitada. En España afecta casi a un 5% de los niños. Este virus se transmite de manera fecal-oral, por ejemplo, cuando no nos limpiamos correctamente las manos al defecar.

La mayoría de los casos se producen en sitios donde no hay buenas condiciones de higiene. Esto es así porque, cuando se consume agua que no está correctamente tratada y depurada, puede contener restos de heces que porten el virus.

La hepatitis en niños por el VHA suele pasar desapercibida, ya que la clínica no es muy grave. Sin embargo, esto condiciona que en ocasiones se produzcan brotes epidémicos o que haya un contagio alto entre familiares.

vacuna hepatitis en niños
Existen vacunaciones para algunos tipos de hepatitis, pero no para todos

Podría gustarte: Hepatitis D

Virus de la hepatitis B

El virus de la hepatitis B (VHB) es de mayor gravedad, no porque la infección en un primer momento produzca síntomas más acusados, sino porque tiende a cronificarse. Este virus se contagia principalmente porque la madre, durante el embarazo o el nacimiento, se lo transmite al bebé.

También existen muchos casos en los que el virus se contagia durante la adolescencia. Puede ser porque se trate de adolescentes que son adictos a drogas por vía parenteral, como la heroína. Incluso, puede transmitirse al hacer tatuajes o piercings sin las adecuadas medidas de higiene.

Virus de la hepatitis C

Actualmente, la hepatitis en los niños no suele ser debido al virus C (VHC), ya que han mejorado mucho las medidas de seguridad. También se transmite por vía parenteral, y la gran mayoría de los casos son por madres infectadas. No obstante, incluso en esta situación, tiene menor probabilidad de infección en el bebé.

No obstante, el VHC también tiende a cronificarse. De hecho, casi un 75% de los casos de infección acaban evolucionando hacia una cirrosis hepática o a un cáncer de hígado. Por ello, es fundamental prevenirlo y tratarlo.

Hepatitis B.
La hepatitis B es una forma más grave dentro de las posibles causas de hepatitis, y tiende a cronificarse

Quizá te interese: Tratamiento de la hepatitis B

¿Qué síntomas puede tener la hepatitis en los niños?

Como ya hemos mencionado, la hepatitis en los niños puede pasar desapercibida. Sus síntomas son bastante inespecíficos y, en algunos casos, leves. Por ejemplo, puede manifestarse con una sensación de cansancio y malestar general.

En algunos casos, los niños sufren ictericia. Consiste en que la piel y los ojos se vuelven de un color amarillento. También puede haber:

  • Fiebre: no tan alta en las hepatitis A, y un poco mayor en el cuadro inicial de las hepatitis B.
  • Vómitos
  • Dolor de vientre: sobre todo en la región hepática.
  • Pérdida de apetito y de peso

Es muy importante que los niños sigan el calendario de vacunación, que les puede prevenir contra ciertos tipos de hepatitis. Además, ante cualquier signo de alarma es esencial acudir al médico y que realice todas las pruebas necesarias para controlar al niño o tratarlo en caso de infección.

  • Hepatitis | EnFamilia. (n.d.). Retrieved February 5, 2020, from https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/hepatitis
  • Hepatitis infantil: causas, síntomas y tratamientos - SUPERCUIDADORES. (n.d.). Retrieved February 5, 2020, from https://cuidadores.unir.net/informacion/actualidad/601-hepatitis-infantil-causas-sintomas-y-tratamientos
  • Hepatitis (para Niños) - Nemours KidsHealth. (n.d.). Retrieved February 5, 2020, from https://kidshealth.org/es/kids/hepatitis-esp.html
  • La hepatitis en los niños. (n.d.). Retrieved February 5, 2020, from https://www.guiainfantil.com/articulos/salud/enfermedades-infantiles/la-hepatitis-en-los-ninos/