Herramientas mentales cuando llega la depresión

Aunque muchas personas creen que la terapia psicológica es menos efectiva que los fármacos lo cierto es que ambos son necesarios para combatir la depresión desde un enfoque multidisciplinar

Cuando logramos el autocontrol todo fluye. El conocimiento de las herramientas mentales cuando llega la depresión es una gran ayuda en el tratamiento de afecciones psicológicas.

¿Qué es la depresión?

Es un trastorno de la salud mental. Tristeza, culpabilidad y decaimiento se apoderan de quienes la padecen, y ello interfiere en sus actividades normales.

La depresión reduce el interés por lo que habitualmente producía placer. Suele comenzar en la adolescencia o entre los 20 y 30 años. Asimismo, los niños no están exentos de padecerla.

En contra de lo que se ha venido pensando, la depresión no es sinónimo de debilidad de carácter. Tampoco está necesariamente vinculada a carencias de afecto, traumas infantiles o trastornos de personalidad.

Las causas pueden ser muy diversas: muerte de un familiar, rupturas sentimentales, situaciones laborales, una enfermedad grave o incluso cambios hormonales.

Las estadísticas refieren que un 30 % de pacientes de atención primaria tiene síntomas depresivos, y un 10% llega a una condición grave. Una de cada seis personas puede verse afectada por este trastorno.

Ver también: 6 remedios para tratar la depresión naturalmente

Síntomas de depresión

depresión

Sensación de letargo, agotamiento, tristeza, irritabilidad o ansiedad son síntomas de depresión. Las personas pierden la capacidad de experimentar algunas emociones como placer o alegría.

En contraposición, tienen sentimientos de culpabilidad, desesperanza, desamparo, soledad e inutilidad.

En estas situaciones, la persona tiene dificultades para tomar decisiones, duermen poco y puede llegar a pensar en el suicidio. Además, se descuida la higiene personal, a sus hijos o mascotas.

Trastornos físicos y depresión

Los trastornos físicos pueden tener una relación directa o indirecta con la depresión:

  • A modo de ejemplo, una deficiencia tiroidea afecta a los niveles hormonales, lo que origina síntomas depresivos.
  • Los tumores cerebrales, esclerosis múltiple, párkinson, demencia o la apnea del sueño desencadenan depresión.
  • También la tuberculosis, neumonía y hepatitis, entre otros.
  • La ansiedad, el alcoholismo o la esquizofrenia predisponen su aparición.

Depresión y algo más

Cómo identificar la depresión

La depresión puede ir en aumento, puede evolucionar hacia un trastorno depresivo mayor, persistente.

En un primer momento, la persona está triste y abatida, con los ojos llenos de lágrimas cada día por unas dos semanas. Evita el contacto visual y no tiene ánimo para participar en conversaciones.

  • El trastorno depresivo persistente se extiende a dos o más años. Se pierde el sentido del humor o la capacidad de diversión; las personas son taciturnas, pesimistas y escépticas.
  • En el llamado “trastorno disfórico premenstrual”, los síntomas se limitan a los días previos a la menstruación. Puede aparecer a temprana edad, pero desaparece con la menopausia.

Ver también: yoga contra la depresión

Depresión: ¿cómo tratarla?

depresion

Los tratamientos complementarios, la psicoterapia y los fármacos son las herramientas médicas para enfrentar la depresión. Por lo general no requiere hospitalización, a menos que aparezcan ideas de suicidio, pérdida de peso importante o la inquietud conlleve a problemas del corazón.

  • Si la depresión es leve, las visitas al médico pueden completar la psicoterapia. Esta última es un tratamiento individual o de grupo, que permite una adaptación progresiva a las presiones de la vida.
  •  Si va de moderada a grave, a la psicoterapia se sumarán fármacos antidepresivos de nueva generación o heterocíclicos. También inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o de la monoaminoxidasa.
  • De ser necesario, se aplicará terapia electroconvulsiva. Consiste en la colocación de electrodos en la cabeza, que inducen una convulsión en el cerebro mediante la aplicación de corriente eléctrica. Para llevarse a cabo, requiere anestesia general.
  • La depresión vinculada a las estaciones se trata con fototerapia. Consiste en una caja que emite luz y frente a la cual la persona debe estar un mínimo de 30 minutos, sin mirarla directamente.

Contra la depresión

Existen varias herramientas mentales cuando llega la depresión:

  • Hay que retomar actividades que generaban interés, porque ello aumentará la energía física y mental y desviará los pensamientos negativos.
  • Poner en positivo pensamientos negativos es otro paso. Desarrollar la autoestima evitará la depresión, pues conlleva valoración y tolerancia a los defectos propios.
  • Otro mecanismo consiste en fomentar la asertividad o la capacidad de defensa de los derechos propios.
  • El hecho de aceptar los estados emocionales, aunque sean negativos, demuestra inteligencia emocional.  Es preciso ser capaces de controlar la ansiedad, rabia, la tristeza o el miedo.
  • En la vida las metas nos motivan y nos mueven. Por ello, un estímulo que ayuda a superar la depresión es la búsqueda de objetivos predeterminados.
  • La relajación, como método para aflojar músculos y mente, es fundamental.
  • La meditación es también una práctica efectiva.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar