¿Qué es la heterocromía y cuáles son sus tipos?

09 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La heterocromía es una patología que produce un cambio de la coloración en el iris entre ojos o dentro de uno de ellos. ¿Conoces los tipos y las causas? Aquí te los mostramos.
 

Por sorprendente que pueda parecer, la presencia de un iris de cada color en los ojos de un individuo no siempre responde a la utilización de lentillas. Cuando esto sucede de forma natural, estamos ante un fenómeno denominado heterocromía (en oftalmología, heterochromia iridis).

A pesar de que se trate de una enfermedad asociada a los ojos, según estudios científicos, la heterocromía también puede ser capilar o dérmica. La clave del concepto es la diferencia de coloración en algún lugar del cuerpo. Si quieres saber más acerca de esta anomalía, continúa leyendo.

Sobre la prevalencia de la heterocromía

Esta patología, que genera un iris de cada color en el aparato ocular del individuo, presenta una prevalencia (número de personas afectadas) baja. Estudios sobre la epidemiología del trastorno arrojan los siguientes datos:

  • Encuestas de más de 25 000 personas en áreas geográficas específicas reportan que la heterocromía es sufrida solo por un 0,25 % de la población. Es decir, menos de una de cada 100 personas.
  • Cinco de cada seis casos se monitorizaron en individuos entre los 2 y 19 años de edad, por lo que se puede observar que las personas jóvenes la presentan más.
  • También se vio un marcado dimorfismo sexual, pues esta patología es mucho más común en mujeres (0,37  % ) que en hombres (0,16 %)

Como podemos ver, la heterocromía es una anomalía muy poco extendida. A continuación, te explicamos por qué se produce y los tipos de la misma.

 
El globo ocular y sus enfermedades
La afectación del globo ocular por la heterocromía es una parte de la patología, ya que también el cabello puede sufrirla.

Para saber más: ¿Fumar puede afectar a los ojos?

¿Qué es la heterocromía y qué la causa?

Según el Centro de Enfermedades Genéticas y Raras (GARD), la heterochromia iridis se define como la presencia de diferencias de color en el iris (diafragma circular y pigmentado del ojo). Puede ser entre ojos o dentro de uno de ellos.

Esto se debe a una distribución anormal de la melanina, un pigmento de coloración negro-marrón derivado del aminoácido tirosina.

La mayoría de los casos suceden de forma esporádica, pero otros pueden responder a síndromes congénitos. Estos pueden ser los siguientes:

  • Síndrome de Waardenburg: una patología genética que causa sordera y defectos menores en la estructura de la cresta neural (parte del desarrollo fetal), que resulta en anomalías pigmentarias de los ojos, cabello y piel.
  • El síndrome de Sturge-Weber: un trastorno neurocutáneo congénito muy poco común. Produce anomalías oculares y neurológicas de diversa índole.
  • Atrofia hemifacial progresiva (síndrome de Parry-Romberg): atrofia unilateral progresiva de la piel y los tejidos blandos de la mitad del rostro, lo que produce una apariencia hundida.
 
  • Síndrome de Horner: causado por la interrupción de una vía nerviosa desde el cerebro hasta el rostro y el ojo de un lado del cuerpo.

Todas estas patologías, consideradas enfermedades raras por el portal especializado Orphanet (sitio de recopilación de enfermedades raras y medicamentos huérfanos), pueden llegar a causar una asimetría en la coloración ocular, del pelo y de la piel.

Otras causas de esta anormalidad tan llamativa en su variante oftálmica pueden ser lesiones oculares, melanomas (cáncer de piel) en el ojo, glaucoma y neuroblastoma (cáncer del tejido nervioso).

Tipos de heterocromía

Según la Academia Americana de Oftalmología (AAO) y otras fuentes citadas con anterioridad, la heterocromía del iris se puede diferenciar en diferentes tipos. Te los comentamos a continuación.

Completa y parcial

Muy frecuente en los gatos, los cuales pueden presentar el iris de un ojo de color azul y el del otro marrón. También ocurre en otros mamíferos, como en perros o en humanos, si bien en estos no es habitual.

Central

Esta ocurre cuando la parte central del iris es de un color distinto a la presente en la periferia; todo dentro de un mismo ojo. Es de las más comunes, pues representa una falta de melanina en el diafragma ocular. El color real del ojo es el del anillo exterior.

Congénita

El tipo más extraño, pues no es esporádico y ocurre de nacimiento. Las causas de esta heterocromía suelen ser los síndromes heredados que hemos comentado con anterioridad. También puede ser causante de ella la neurofibromatosis, un trastorno genético en el que se forman tumores (en general, no cancerígenos) en diversas partes del tejido nervioso.

 

Adquirida

En este caso no estamos ante una patología con la que el paciente nazca, sino que se produce a lo largo de su vida. Esta forma es bastante común, pues algo tan sencillo como un traumatismo ocular o una inflamación pueden generar un desbalance en la coloración del iris.

Según la Academia Americana de Oftalomogía, ya citada con anterioridad, otras de las causas más comunes de la heterocromía adquirida son las siguientes:

  • Diabetes.
  • Glaucoma.
  • Uveítis: inflamación de la capa media del ojo.
  • Sangrado ocular.
  • Cirugía en uno de los dos ojos.
Ojo con heterocromía
La heterocromía tiene diversos tipos de presentación clínica.

Quizás te pueda interesar: Qué es la uveitis y cuáles son sus síntomas

¿Qué recordar sobre la heterocromía?

Como hemos podido observar en estas líneas, por exótica y atrayente que pueda parecer la heterocromía, esta es una patología que nadie quiere sufrir. Sobre todo en su variante congénita (es decir, presente desde el nacimiento), pues es indicativa de una enfermedad de origen genético con efectos sobre otros sistemas fisiológicos.

A pesar de que suele ocurrir de forma espontánea, esta puede estar asociada con otras enfermedades graves, tales como melanomas o neuroblastomas, por lo que ante la aparición de una heterocromía, un diagnóstico exhaustivo del paciente se hace necesario.

 
  • Lee, W. S., Lee, W., & Ahn, S. K. (1996). Diffuse heterochromia of scalp hair. Journal of the American Academy of Dermatology35(5), 823-825.
  • Stelzer, O. (1979). Iris heterochromia: variations in form, age changes, sex dimorphism. Anthropologischer Anzeiger; Bericht uber die biologisch-anthropologische Literatur37(2), 107-116.
  • Heterochromia iridis (GARD). Recogido a 6 de agosto en https://rarediseases.info.nih.gov/diseases/8590/heterochromia-iridis.
  • Enfermedades raras, Orphanet. Recogido a 6 de agosto en https://www.orpha.net/consor4.01/www/cgi-bin/?lng=ES#:~:text=La%20Ontolog%C3%ADa%20Orphanet%20de%20Enfermedades,genes%20y%20otras%20caracter%C3%ADsticas%20relevantes.
  • Heterochromia, American Academy of Ophthalmology. Recogido a 6 de agosto en https://www.aao.org/eye-health/diseases/what-is-heterochromia
  • Galarza, Carlos, et al. "Síndrome de Parry Romberg." (2013).
  • Llalliré, Juan Carlos, Kein Young Park, and M. Pasarelli. "Síndrome de Waardenburg." Buenos Aires: Arch Oftalmol 81.2 (2010): 59-61.
  • Zeghidi, H., P. LeHoang, and B. Bodaghi. "Uveítis." EMC-Tratado de Medicina 24.1 (2020): 1-8.
  • Buckcanan Vargas, Aldair, Karen Fonseca Artavia, and Fernando Mora López. "Síndrome de Horner: revision de la literatura." Medicina Legal de Costa Rica 37.1 (2020): 138-145.
  • Manrique-Gonzalez, Luis Miguel. "Heterochromia Iridium Congénita: De clínica al diagnóstico." Revista del Cuerpo Médico del HNAAA 12.2 (2019): 177-177.